Independencia de Cataluña: Junqueras intentará quedar libre con un alegato de no violencia y diálogo bilateral. Noticias de España
mínimas opciones para el 'exvicepresident' de salir de prisión

Junqueras intentará quedar libre con un alegato de no violencia y "diálogo bilateral"

Todo en contra para el número dos de Puigdemont, que quiere optar a dirigir el Govern frente a un 'president' ausente

Foto: Orioll Junqueras. (Reuters)
Orioll Junqueras. (Reuters)

El vicepresidente del Govern catalán cesado, Oriol Junqueras, intentará este jueves en el Tribunal Supremo demostrar su voluntad de negociar con el Estado central cualquier camino para alcanzar la independencia. Según informan a El Confidencial fuentes cercanas al segundo de Carles Puigdemont, acude a la vista para revisar su encarcelamiento en el alto tribunal con la intención de transmitir que, si queda libre, se convertirá en garantía de un futuro político que pasa indefectiblemente por el diálogo bilateral.

[Actualización: el día 5 de enero, el Supremo confirma que seguirá en prisión]

Junqueras será trasladado a primera hora de la mañana a los calabozos de la Audiencia Nacional desde la cárcel de Estremera, donde permanece desde el pasado 2 de noviembre. Desde allí aguardará el inicio de la vista ante los tres magistrados que deben revisar la decisión del juez instructor Pablo Llarena de mantenerle en la cárcel. La decisión se tomó antes de las elecciones del 21-D, en las que ERC quedó entre los independentistas como segunda fuerza política por detrás de Junts per Catalunya. Frente al huido Puigdemont, que busca fórmulas imaginativas para ser investido, el vicepresidente depuesto ha demandado en varios escritos su derecho a participar en política, reforzado ahora por el resultado de las urnas.

Acude a petición propia y, según fuentes jurídicas, disfrutará del derecho a exponer al tribunal sus argumentos en un turno de última palabra. Todo transcurrirá a puerta cerrada, sin público ni prensa presentes y con medidas reforzadas de seguridad. Los jueces escucharán en primer lugar a su defensa, ejercida por el abogado Andreu Van der Eynde. También se pronunciarán el resto de partes, entre ellas la acusación popular del partido VOX. La Fiscalía se opondrá a su puesta en libertad, ya que le considera una pieza fundamental en el engranaje para la secesión unilateral puesto en marcha hace dos años.

Las posibilidades de lograr el objetivo de ser excarcelado son, sin embargo, escasas. Las fuentes jurídicas consultadas ven previsible que el tribunal se incline por confirmar la decisión del instructor, que prorrogó su estancia en la cárcel hace solo unas semanas tras escuchar su declaración en la que incidió, entre otros argumentos, en su repulsa hacia la violencia como ya lleva haciendo desde su primera cita judicial en la Audiencia Nacional con la jueza Carmen Lamela.

En el recurso presentado el pasado 21 de diciembre su abogado alegaba que ya no se dan los supuestos que motivaron la cárcel. No existe riesgo de fuga y tampoco de que insista en el delito que se le imputa ya que el programa electoral de su partido evidencia una voluntad pacífica inquebrantable.

La decisión final queda en manos de los magistrados Miguel Colmenero, Francisco Monterde y Alberto Jorge Barreiro

La decisión final queda en manos de los magistrados Miguel Colmenero, Francisco Monterde y Alberto Jorge Barreiro, que pueden tomarse unos días para deliberar y no están obligados a adelantar el fallo. Es posible, por tanto, que la cita de Junqueras se convierta en un nuevo paseo de la cárcel al tribunal y de vuelta a la cárcel a la espera de que la resolución sea adoptada. En todo caso, los tres jueces no han querido esperar al término de las fiestas y han fijado una fecha que evidencia su voluntad de pronunciarse en el mínimo plazo posible.

Reforzarse como opción a presidente

Van der Eyden expondrá ante los tres jueces otros argumentos. Insistirá en que durante los dos meses transcurridos desde su ingreso en Estremera, las cosas han cambiado y el escenario político en Cataluña ha quedado claro tras las elecciones fijadas en aplicación del 155. Con Puigdemont aún en Bruselas, debatiéndose entre regresar para ser investido e ingresar automáticamente en prisión o idear soluciones para evitar el regreso —como la investidura telemática o la presidencia a través de 'persona interpuesta'—, Junqueras tiene la opción de reforzarse como presidenciable, algo, eso sí, muy difícil desde una celda y con un juicio con elevadas penas e inhabilitación a un año vista.

Uno de sus principales argumentos será así incidir en su derecho a defender su proyecto político y optar a dirigir un Govern de consenso con JxCAT. Si la sala le mantiene en prisión, pedirá un permiso para poder asistir el 17 de enero a la sesión de constitución del Parlamento catalán. También baraja reclamar el traslado a una cárcel catalana para acudir a los plenos de la cámara regional. El calendario establece el 31 de enero como fecha límite para la celebración del debate de investidura del próximo presidente catalán y un día después se celebraría la votación en la cámara regional.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios