Caso Diana Quer: La última farsa del Chicle: la UCO cuestiona su confesión y reconstruye su ruta con Diana. Noticias de España
el paso del alfa romeo por a pobra-taragoña-asados

La última farsa del Chicle: la UCO cuestiona su confesión y reconstruye su ruta con Diana

Los investigadores rechazan las versiones ofrecidas por el presunto asesino de Diana Quer, que niega la agresión sexual a pesar de que el cuerpo apareció completamente desnudo

Foto: La UCO cuestiona la confesión del 'Chicle' y reconstruye su ruta con Diana. (EFE)
La UCO cuestiona la confesión del 'Chicle' y reconstruye su ruta con Diana. (EFE)

El caso Diana Quer quedó resuelto el domingo con la confesión de José Enrique Abuín Gey, alias el Chicle, y el hallazgo de la joven en un pozo de un antiguo almacén de muebles, pero la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil continúa trabajando para reconstruir la secuencia exacta del crimen e impedir que el acusado pueda esquivar algún delito en el futuro juicio al que deberá someterse. Ni siquiera después de 16 meses de esfuerzo titánico de los investigadores ha llegado el descanso. Las explicaciones que ofreció el único sospechoso sobre cómo había terminado con la vida de Diana no encajan en las circunstancias en las que apareció el cuerpo. Tampoco con su propio historial delictivo.

A falta de los datos de la autopsia del cadáver, la principal hipótesis que manejan los responsables del caso es que el Chicle es el “gitano” al que se refirió Diana en el mensaje de whatsapp que envió a un amigo a las 2:42 horas del 22 de agosto de 2016, cuando ya había dejado atrás las fiestas de A Pobra do Caramiñal (A Coruña) y caminaba por una zona solitaria y poco iluminada hacia la vivienda en la que veraneaba con su madre. Abuín conducía el coche de su mujer, un Alfa Romeo matrícula 9566DNV de color plateado y maletero amplio. Paró a la altura de Diana, le quitó presuntamente el móvil para evitar que pudiera lanzar un mensaje de socorro y la encerró en la parte posterior del vehículo.


Todo debió ocurrir en pocos segundos, tan escasos que nadie vio la escena. Los posicionamientos de los móviles de Diana y del Chicle revelan, además, que ambos ya estaban sólo unos minutos después a 15 kilómetros de distancia del punto en el que se produjo el secuestro. El coche salió de A Pobra y se subió a la autovía AG-11 en dirección a Rianxo. Los agentes creen que el presunto asesino aprovechó que un tramo de la AG-11 pasa sobre la Ría de Arousa, a la altura de Taragoña, para lanzar el móvil de Diana al agua con el vehículo en marcha. El terminal se comunicó por última vez con una antena GSM en torno a las 3.30 horas.

La última farsa del Chicle: la UCO cuestiona su confesión y reconstruye su ruta con Diana

Al salir del puente ya esperaba Taragoña, la zona de confort del Chicle, el área que conocía como la palma de su mano. Había nacido en la cercana parroquia de Asados y vivía desde hacía años con su mujer y su hija en el número 94 de la carretera principal de Outeiro, otro diminuto núcleo de casas de la comarca de Barbanza situado a sólo 3 kilómetros de distancia. Lo que hizo Abuín después de lanzar el móvil es todavía una incógnita, pero las pistas indican que pudo dirigirse directamente al antiguo almacén de muebles de Asados en el que apareció el cadaver de la joven de 18 años. El cuerpo estaba en un pozo, sumergido en agua a unos 10 metros de profundidad. Desnudo. Sin ataduras.

Esos dos últimos detalles desmontan el supuesto relato de los hechos ofrecido por el Chicle después de que se derrumbara el domingo a las dos de la madrugada. Primero trascendió que había admitido que atropelló a Diana por accidente y que se deshizo del cuerpo por un ataque de pánico. Luego, cambió supuestamente su declaración para confesar que había intentado violarla pero, ante la resistencia que opuso, decidió maniatarla y estrangularla.

Los investigadores no creen en ninguna de las versiones. El propio abogado de Abuín niega incluso que se produjeran esos testimonios. Este lunes, después de que su cliente se negara a declarar ante la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Ribeira, aseguró que, ante la Guardia Civil, Abuín no hizo “ninguna referencia a ningún estrangulamiento” y que nunca ha reconocido “ser autor de nigún delito de homicidio doloso o asesinato”. También dijo que nunca ha confesado ser autor de ningún “delito contra la libertad sexual”.

Operarios de la funeraria trasladan al policlínico de Conxo en Santiago de Compostela, el que podría ser el cuerpo de Diana Quer. (EFE)
Operarios de la funeraria trasladan al policlínico de Conxo en Santiago de Compostela, el que podría ser el cuerpo de Diana Quer. (EFE)


Sin embargo, la investigación no contempla otra hipótesis que la motivación sexual. El Chicle salió de su casa aquella noche de agosto en busca de una víctima, como un violador común, y Diana tuvo la mala fortuna de cruzarse en su camino. No era presuntamente la primera vez que Abuín salía a la calle con ese objetivo. Su cuñada ya le denunció por introducirla a la fuerza en el maletero de un coche y llevarla a un descampado donde abusó de ella, aunque nunca fue juzgado por ello. También actuó presuntamente de ese modo el pasado 25 de diciembre con una joven del cercano municipio de Boiro. Le quitó el móvil y trató de obligarla a entrar en la parte de atrás del coche, pero la chica pudo huir y encontró ayuda. Ese mismo sistema es el que habría empleado para secuestrar a Diana. Ni siquiera requirió la participación de cómplices, aunque los investigadores pensaron durante muchos meses que estaban buscando a al menos dos individuos.


La autopsia tratará de determinar si agredió o no a la joven. El hecho de que no llevara ninguna prenda no favorece la defensa del acusado. Con todo, al no admitirlo, el Chicle evita por ahora la imputación de otro delito. Uno que además de elevar exponencialmente los años de condena también puede complicar la existencia de un hombre en una cárcel, por dónde ya pasó el acusado.

La teoría del estrangulamiento y las ataduras tampoco se compadece con la escena del crimen, apuntan fuentes próximas al caso. El cadaver fue descubierto sin ningún tipo de cuerda o elemento que limitara su movilidad y no se apreciaron marcas de rozaduras en los reconocimientos preliminares. Las fuentes consultadas están convencidas de que Diana ya había muerto cuando el Chicle la lanzó al interior del pozo. Pero, nuevamente, el hecho de que estuviera desnuda no encaja en la versión de que el imputado simplemente la estrangulara y se deshiciera inmediatamente del cuerpo. En algún momento decidió quitarle la ropa. Falta saber cuándo y por qué.

La autopsia tendrá un valor decisivo. El cuerpo de Diana se encuentra desde el domingo en el Hospital Provincial de Conxo, en Santiago de Compostela, en dependencias del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga), aunque parte de los restos se están analizando en la subsede del Centro de Antropología de Verín por Fernando Serrulla, jefe de la Sección de Patología Forense de la Subdirección de Ourense, y una de las principales autoridades en España en la materia.


Los análisis que se realizan paralelamente en Santiago y Verín pueden permitir aclarar no solo si, como se da por hecho, los restos hallados en Riaño pertenecen a Diana Quer, que de acuerdo con el informe de la autopsia preliminar corresponden a “una mujer probablemente de entre 18 y 20 años, de cabello largo y oscuro”. También en qué condiciones se produjo su muerte. Tras un primer análisis, el informe forense se limitó a indicar que en el cuerpo rescatado del pozo no se han hallado signos de violencia, pero sí indicios claros de criminalidad, y que la causa de la muerte se encuentra “a estudio”.

Por ello, la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Ribeira, en funciones de guardia, sólo ha imputado al Chicle por los presuntos delitos de detención ilegal y homicidio doloso, aunque “con la provisionalidad propia del momento procesal” y sin perjuicio de que el avance de la investigación pueda permitir otras calificaciones más graves, como la de asesinato o la violación.

José Enrique Abuín es trasladado por efectivos de la UCO desde la nave de Rianxo (A Coruña). (EFE)
José Enrique Abuín es trasladado por efectivos de la UCO desde la nave de Rianxo (A Coruña). (EFE)


Las labores que está realizando el doctor Fernando Serrulla en el Hospital de Verán podrían estar listas en una semana. El jefe de Patología Forense ha señalado los pasos a seguir en el análisis de cuerpos de homicidios en estado de putrefacción, que conllevan la esqueletización y el estudio de las partes blandas y un análisis detallado del hueso para determinar ataques de arma blanca y tipos de lesiones. El hecho de que el cadáver permaneciese sumergido en el agua de un pozo conlleva que los restos se “saponifican”, lo que permite una cierta conservación de los mismos.

El de Verín es uno de los tres únicos laboratorios de Medicina Legal vinculados a la investigación criminal que existen en España. En él se realizó el informe pericial que determinó que los restos hallados en una hoguera en la finca de Las Quemadillas propiedad de José Bretón eran de niños, y no de animales, como se consideró inicialmente, en lo que constituyó una de las pruebas fundamentales del famoso caso. Serrulla forma parte del equipo que trabaja en la exhumación de los restos de 123 soldados desconocidos enterrados en las islas Malvinas, y también participó en el grupo que identificó a las víctimas del 11-M.

El auto judicial dictado este lunes también implica a Enrique Abuín en el intento de rapto de la joven de Boiro, un caso que precipitó su detención como principal sospechoso de la muerte de Diana Quer. La juez le atribuye por este suceso los delitos de detención ilegal en el grado de tentativa, “sin perjuicio de los delitos relativos a la integridad física y psicológica que se hubiesen podido cometer”. Además, la juez aclara que se trata de una calificación “provisional” y sin perjuicio de posteriores modificaciones como consecuencia de las investigaciones, y en particular, “la posible corrobación de los indicios que advierten, ya en este momento inicial, de que la finalidad del investigado pudo haber sido la de atentar contra la integridad sexual o contra la vida de la víctima”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios