Rajoy recurre al 155 y al cese de Puigdemont para llamar a sus bases a las urnas
  1. España
La campaña del PP ante el 21-D en cataluña

Rajoy recurre al 155 y al cese de Puigdemont para llamar a sus bases a las urnas

El Partido Popular hace un llamamiento genérico a "la mayoría silenciosa o silenciada" para que convierta en votos su hartazgo ante "desmanes y abusos de los separatistas"

placeholder Foto: Mariano Rajoy, junto a Xavier García Albiol, en Barcelona este domingo. (EFE)
Mariano Rajoy, junto a Xavier García Albiol, en Barcelona este domingo. (EFE)

Mientras Mariano Rajoy presume de haber convocado las elecciones del 21-D, Xavier García Albiol prefiere destacar que el Gobierno del PP aplicó el artículo 155 y destituyó a Puigdemont, Junqueras, sus consejeros y embajadores. El Partido Popular arranca su campaña en Cataluña empeñado en sacar algún rédito electoral de la intervención de la Generalitat, una decisión de su jefe que además de frenar el golpe separatista puede servirle para congraciarse con su base electoral. Es lo que pedían a Rajoy los militantes del PP catalán que acudieron al acto de presentación del candidato García Albiol: ánimo y energía para imponer el orden. De palabra, con gestos y ovaciones, agradecían al jefe del Ejecutivo el paso dado para devolver Cataluña al orden legal.

Fuentes de la sede de Génova admiten que todavía no tienen decidido el guion de la campaña, más allá de recordar a los ciudadanos catalanes quién ha sacado las urnas de verdad y quién se ha atrevido a poner en marcha el 155. Falta por definir el protagonismo de los miembros del Gobierno en los actos y medir la presencia de Rajoy. Pero García Albiol sí lo tiene claro. Fue de los primeros en animar a la intervención de la Generalitat y el único en quejarse después de que el Ejecutivo se quedara corto al dejar que los medios de comunicación autonómicos (TV3, Catalunya Ràdio y demás cadenas y emisoras) siguieran al servicio de Puigdemont.

La militancia pedía desde septiembre medidas para responder al golpe secesionista y no ha entendido (porque lo sufre todos los días) que el Gobierno cediera ante el PSOE para librar a TV3 del 155, con el resultado conocido al verse reforzado como instrumento de propaganda y agitación del bloque independentista, según denuncian los populares, pero también Ciudadanos y el propio PSC.

Albiol recogió en las elecciones autonómicas de 2015 los peores resultados del PP en Cataluña en su historia moderna. A Mariano Rajoy le pasó lo mismo en las generales de ese mismo año, aunque fuera el más votado, y con diferencia. Los populares catalanes y el presidente del Gobierno se juegan el 21-D algo más que subir o bajar algún escaño de los 11 que obtuvieron hace poco más de dos años. La estabilidad política del Estado, la recuperación económica y la legislatura en las Cortes están seriamente comprometidas. De ahí que el PP haga un llamamiento genérico a "la mayoría silenciosa o silenciada" para que convierta en votos constitucionalistas su hartazgo de lo que Rajoy llama "desmanes y abusos de los separatistas".

Foto: Xavier García Albiol y Mariano Rajoy. (Reuters)

La apuesta del jefe del Ejecutivo para que las urnas entierren la espiral secesionista en Cataluña cuanto antes (en cinco semanas) obliga al PP a centrarse en el papel de referente de un Gobierno central garante de los derechos de los sectores de la población acosados o despreciados por los independentistas desde el poder. Así lo interpreta Albiol al pedir a sus partidarios que recuerden las destituciones de Puigdemont y Junqueras, más el cierre de embajadas y "los chiringuitos" montados por la Generalitat "a modo de pesebre". Los militantes aplauden enfervorizados a Rajoy al escuchar esas palabras del candidato.

La militancia pedía medidas para responder al golpe secesionista y no ha entendido que el Gobierno cediera al PSOE para librar a TV3 del 155

El presidente del PP en Cataluña también aprovecha para poner en duda la fiabilidad del PSC en la pugna con el independentismo. Recuerda la permanente tentación de los socialistas por entenderse con la izquierda secesionista, como ya hizo antes con el tripartito organizado con ERC. Y sobre su competencia directa, Ciudadanos, que ya le robó parte del electorado en 2015, Albiol se esfuerza en recordar el gusto de Albert Rivera por "el regate corto" y el electoralismo. Pero sobre todo recalca lo que le costó al presidente de Cs entender que era inevitable aplicar el 155 en Cataluña: "En septiembre, todavía decía que era como matar moscas a cañonazos".

Vista la normalidad funcional instalada en la Administración autonómica con ese precepto constitucional (y lo que parece una reconciliación con las bases), en el PP preparan una campaña basada en el 155 de la Constitución para "vivir en paz", "recuperar la convivencia" y volver a la senda de "la recuperación económica". En palabras de Albiol, la propuesta de los populares consiste en conseguir "un Gobierno de personas normales que se dedique a su tarea en vez de vulnerar las leyes y perseguir a las empresas".

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Mariano Rajoy Oriol Junqueras TV3 Cataluña Ciudadanos PSC Partido Popular (PP)
El redactor recomienda