CRISIS CATALANA

Alerta en Podemos: las autonómicas medirán el 'roto' por su postura en el 'procés'

Los sondeos solo reflejarían para Podemos cierta "desmovilización", sin transferencias de votos. Los 'comuns' ven necesario "un frente común de las fuerzas catalanistas en defensa de la soberanía"

Foto: Pablo Iglesias (d), Ada Colau, Xavier Domènech (2i) y la coordinadora de comunicación de Catalunya en Comú, Elisenda Alamany (i) durante el acto de Catalunya en la Diada. (EFE)
Pablo Iglesias (d), Ada Colau, Xavier Domènech (2i) y la coordinadora de comunicación de Catalunya en Comú, Elisenda Alamany (i) durante el acto de Catalunya en la Diada. (EFE)

El descenso gradual de Unidos Podemos en las sucesivas encuestas electorales como resultado de su posicionamiento ante el conflicto en Cataluña, primero criticado de ambiguo y más recientemente por alinearse en algunos aspectos con el Govern, deberá someterse al escrutinio de urnas en las próximas elecciones autonómicas catalanas. Previstas en un plazo máximo de seis meses, Cataluña es la única plaza donde Podemos ha sido primera fuerza por dos ocasiones consecutivas en las generales, pero en las que obtuvo resultados muy lejos de sus expectativas en las últimas autonómicas. En la dirección del partido subrayan la necesidad “aguantar”, mantenerse en la tercera vía a pesar de la polarización actual, y seguir apelando al diálogo y a la negociación de un referéndum pactado.

Los resultados de las diversas encuestas que ya sitúan a la formación liderada por Pablo Iglesias en cuarto lugar, por detrás de Ciudadanos, como es el caso del sondeo de DYM para el Confidencial, han generado incertidumbre en un sector del grupo confederal y el pesimismo es evidente entre dirigentes de las confluencias. “Son momentos muy difíciles”, reconocen en privado aun recordando que los sondeos siempre han sido una montaña rusa para sus intereses electorales.

La vía del referéndum pactado y con garantías es la principal carta con la que la formación se presentará a las elecciones autonómicas

El entorno del secretario general llama a la calma y destaca que los sondeos solo reflejarían cierta “desmovilización”, debido al difícil contexto actual, y que la pérdida de votos no se traduce en una transferencia hacia otros partidos. Un hecho por el que confían recuperar sus apoyos, ahora en la abstención, al entender que su propuesta “responsable” del referéndum pactado es la única capaz de resolver el conflicto catalán en lugar de azuzarlo, como sería el caso tanto de la aplicación del 155 como de una declaración unilateral de independencia (DUI).

La vía del referéndum pactado y con garantías, que Podemos defiende aplicar a través del artículo 92 de la Constitución sin necesidad de reformar la Carta Magna, es la principal baza con la que se presentarán a las elecciones autonómicas. Una propuesta que cada vez cosecha más apoyos entre el electorado, no solo de Podemos, sino también del resto de formaciones políticas, como vienen reiterando sistemáticamente en sus intervenciones los dirigentes del partido morado.

Alerta en Podemos: las autonómicas medirán el 'roto' por su postura en el 'procés'

A la espera de decidir cual será el candidato de la marca electoral en la que Podemos se referencia en esta comunidad, Catalunya en Comú, las expectativas de la dirección pasan por superar al PSC y al PDeCAT si los exconvergentes no logran reeditar su alianza con ERC ante la resistencia de los republicanos. Los 'comuns' aseguran que el debate sobre su candidato todavía no se ha abierto, en las quinielas destacan la alcaldesa de Barcelona Ada Colau, el portavoz en el Congreso de En Comú Xavier Domènech y el eurodiputado de ICV Ernest Urtasun, pero por lo pronto, y a modo de precampaña, han organizado ya una docena de encuentros territoriales con sus bases. Asimismo, todavía falta por resolver la integración de Podem en el nuevo sujeto político de los 'comuns', pues nadie baraja la posibilidad de que haya dos papeletas "del cambio" en unas previsibles elecciones.

El escenario político actual y la excepcionalidad que rodea a estas elecciones, principalmente si las convoca el Gobierno central y no la Generalitat tras la aplicación del 155, aumentan las dificultades de Podemos para huir el eje identitario. Otras elecciones con carácter plebiscitario, al modo del 27-S, harían de esta cita con las urnas unos comicios “muy difíciles para nosotros”, según reconocen desde Podemos, aunque con la confianza de que les irá mucho mejor de lo que anticipan las encuestas.

Para Catalunya en Comú, como explicaba recientemente su portavoz Xavier Domènech en una entrevista en 'La Vanguardia', "no hemos tenido un debate sobre esto [en referencia a las elecciones y su candidatura] porque no estamos trabajando con esa perspectiva. Algunos sí están en esa clave, lo cual es irresponsable porque lleva a soluciones contraproducentes. Sería el momento de que los responsables políticos dejaran de mirar encuestas". Este sábado, el anuncio de las medidas asociadas a la aplicación del 155, los 'comuns' ha subrayado que "es necesario un frente común de las fuerzas catalanistas en defensa de la soberanía".

Pablo Iglesias comenzó a marcar distancias con las formaciones independentistas tras la respuesta de Puigdemont al Gobierno amenazando con votar la DUI en el Parlament, tras lograr sumarlas a la Declaración de Zaragoza junto a PNV y otras formaciones autonómicas para reclamar diálogo y un referéndum pactado. "Queremos derrotar el proyecto de los independentistas, pero no por la fuerza, sino por la fuerza de los votos; queremos convencer, no vencer", explicaba el jueves en los pasillos del Congreso parafraseando a Unamuno. Este viernes era el Secretario de Organización, Pablo Echenique, quien endurecía las críticas contra Puigdemont por el “profundo error” que suponía su amenaza de declarar la independencia.

El exdirigente Juan Carlos Monedero también ha alzado la voz en este contexto de crisis institucional que además está situando a Podemos contra las cuerdas. En un llamamiento a través de su blog en el diario 'Público', ha reclamado a Podemos que, ante el riesgo de que se produzca una "segunda Transición con menos derechos que la primera" de manos de PP, PSOE y Ciudadanos, "despierte", mire a sus "orígenes" y se vuelva a "enfadar" para "salvar la democracia". "Lo viejo ha movido ficha. El tablero, ahora, debe estar en manos de lo nuevo. Y eso pasa porque volvamos a escuchar a Podemos contarnos su proyecto de país", concluía Monedero.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
96 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios