CONSECUENCIAS DE LA CONSULTA SEPARATISTA

La Junta Electoral certifica a las instituciones internacionales que el 1-O fue un fraude

Acuerda por unanimidad para comunicar a distintas instancias del Estado y del exterior que no hubo referéndum el domingo en Cataluña y que sus resultados carecen de "todo valor"

Foto: Recuento de papeletas en un colegio electoral en Barcelona, el pasado 1 de octubre. (Reuters)
Recuento de papeletas en un colegio electoral en Barcelona, el pasado 1 de octubre. (Reuters)

La Junta Electoral Central (JEC), órgano encargado de publicar y dar validez a todos los referendos y elecciones que se celebran en España, acordó este miércoles por unanimidad que “el proceso” del 1-O en Cataluña no se puede considerar como un referéndum en ninguna de las modalidades establecidas en nuestro ordenamiento jurídico.

La Junta emite su 'certificado' con destino a todos los poderes del Estado y también a todas las instancias internacionales y en especial las europeas: presidente de la Asamblea del Consejo de Europa (y secretario general de la entidad), y presidentes de la Comisión de Venecia, del Parlamento Europeo, de la Comisión Europea, del Consejo Europeo, de la Asamblea de la OSCE (y a su secretario general), al líder de Naciones Unidas y al Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos. No es casual que se remita la certificación a todas estas instancias, dada la presión internacional que hay sobre España, sobre todo a raíz de las cargas policiales del domingo.

[Consulte aquí en PDF el acuerdo de la Junta Electoral Central]

Entre los destinatarios también figuran el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; el jefe del Govern, Carles Puigdemont —el promotor del plebiscito ilegal—; los presidentes de Congreso y Senado, Ana Pastor y Pío García-Escudero, y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes; del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, y la directora general de Política Interior del Ministerio del Interior, Cristina Díaz.

El acuerdo se ha enviado al Consejo de Europa, la Eurocámara, la Comisión de Venecia, la Comisión Europea, el Consejo, la OSCE y la ONU

La Junta asegura que el 1-O no tuvo lugar en Cataluña "ningún proceso que pueda ser considerado como referéndum en ninguna de las modalidades previstas por el ordenamiento jurídico" por varias razones.

Los argumentos

Uno, porque el sujeto que convocó la consulta, la Generalitat, es "incompetente" —los referendos son convocados por el Rey, a propuesta del presidente del Gobierno central y previa autorización del Congreso—, por la forma en que lo hizo, "en vulneración de resoluciones firmes del Tribunal Constitucional y del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña", porque su objeto era inconstitucional y porque carecía de garantías de “objetividad, transparencia en su desarrollo, escrutinio y control”, ya que la Sindicatura Electoral —el órgano creado 'ex profeso' para este proceso y suspendido por el TC— fue disuelta por el propio Govern. El Ejecutivo catalán aún no ha facilitado los datos definitivos de la consulta ni quién los valida.

La JEC arguye que el 1-O no tiene valor porque el Govern no podía convocarlo, se violaron fallos del TC, era inconstitucional y no tenía garantías

La JEC concluye que, por lo tanto, “carecen de todo valor los que vienen presentando como resultados del llamado referéndum de autodeterminación”. Esta precisión es importante, porque el PDeCAT y la CUP se agarran a ese sí masivo a la secesión para poder proclamar la república catalana, previsiblemente en el pleno del próximo lunes. El artículo 4.4 de la ley de referéndum, suspendida por el TC, señala que "si en el recuento de los votos válidamente emitidos hay más votos afirmativos que negativos, el resultado implica la independencia de Cataluña. Con este fin, el Parlamento de Cataluña, dentro de los dos días siguientes a la proclamación de los resultados oficiales por la Sindicatura Electoral, celebrará una sesión ordinaria para efectuar la declaración formal de la independencia de Cataluña, concretar sus efectos e iniciar el proceso constituyente".

El 'president' de la Generalitat, Carles Puigdemont, junto a su número dos, Oriol Junqueras, y el 'conseller' de Presidencia, Jordi Turull, el pasado 2 de octubre en el Palau. (EFE)
El 'president' de la Generalitat, Carles Puigdemont, junto a su número dos, Oriol Junqueras, y el 'conseller' de Presidencia, Jordi Turull, el pasado 2 de octubre en el Palau. (EFE)


La Generalitat proporcionó el mismo domingo los datos provisionales del escrutinio: 2.262.424 papeletas. De ellas, 2.020.144 fueron votos a favor de la separación de España (el 90%) y el 7,8%, en contra.

La JEC arranca su escrito recordando que es el órgano central que encabeza la Administración electoral el competente "para declarar y publicar los resultados de todos los referendos celebrados en España y competente, también, en las elecciones al Parlamento de Cataluña, en razón de lo dispuesto en la disposición transitoria segunda de su Estatuto de Autonomía".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios