DÍAS DECISIVOS PARA EL FUTURO DE LA REGIÓN

Los avances entre Ciudadanos y PSOE ponen ya contra las cuerdas al presidente de Murcia

La negociación entre ambos para sacar adelante la moción contra Sánchez avanza a solo tres dias del debate. La única salida para frenarla sería la marcha del propio presidente

Foto: El presidente de la Región de Murcia Pedro Antonio Sánchez. (EFE)
El presidente de la Región de Murcia Pedro Antonio Sánchez. (EFE)

La crisis institucional en Murcia lleva encima de la mesa varias semanas. Negociaciones de PP y Ciudadanos para ganar tiempo hasta que el juez decida si archiva la causa contra el presidente Pedro Antonio Sánchez, conversaciones entre los de centro y el PSOE, entre socialistas y Podemos, ultimátums y un sinfín de reuniones cuyo resultado ya tienen una fecha fijada en el calendario: 5 y 6 de abril. Serán las jornadas en las que la Asamblea de Murcia debata acerca del relevo de Sánchez en el Palacio de San Esteban, sede del Gobierno regional, a través de una moción de censura.

Los niveles de tensión -especialmente en el seno del Partido Popular- se van acercando a máximos teniendo en cuenta el acercamiento mostrado entre los portavoces de Ciudadanos y PSOE, Miguel Sánchez y Rafa González Tovar, este último aspirante a suceder al dirigente popular en la Región. La oferta de los de centro -que deben apoyar el cambio de Gobierno, al igual que Podemos- es definitiva: un Ejecutivo técnico al frente de Murcia, con independientes, sin miembros de la formación morada y que se comprometa a convocar elecciones anticipadas en otoño. Los socialistas preferirían agotar la legislatura ocupando la presidencia, pero podrían aceptar la propuesta de Ciudadanos si ellos se comprometen a su vez a cambiar el Estatuto de Autonomía para evitar nuevos comicios en apenas año y medio, 2019, como manda la legislación actual.

El lider de C's en Murcia Miguel Sánchez y el secretario general del PSOE Rafael González Tovar. (EFE)
El lider de C's en Murcia Miguel Sánchez y el secretario general del PSOE Rafael González Tovar. (EFE)

La respuesta del PSOE se espera inminente y llegará después del encuentro bilateral que mantuvieron en Asturias el presidente del Principado y de la Gestora socialista, Javier Fernández, y Albert Rivera este viernes. Aunque no constituía uno de los puntos clave del encuentro, la situación de Murcia tuvo su espacio. El consenso existe entorno a la "actitud irresponsable" que está manteniendo el PP -según explicó el líder liberal- "manteniendo a un presidente imputado por cuatro delitos y que incumple un pacto de investidura", zanjó.

Los desencuentros en otros asuntos más cerca de la Carrera de San Jerónimo han convertido la situación de Murcia en un pulso sin vuelta atrás

En efecto, la postura del PP de Murcia es inamovible. Apoyarán a Pedro Antonio Sánchez hasta el final, máxime hasta tener novedades del Tribunal Superior de Justicia de Murcia. Los conservadores en la Región siguen insistiendo en que la "imputación formal" no existe hasta la apertura de juicio oral y se muestran convencidos de que el juez archivará la causa más pronto que tarde. De ahí su insistencia en pedir a Ciudadanos más paciencia. Pero los desencuentros acerca de esta situación y de otros muchos más cerca de la Carrera de San Jerónimo de Madrid han convertido la continuidad de Sánchez al frente de Murcia en un pulso sin vuelta atrás.

Y los avances entre Ciudadanos y PSOE para concretar la moción -en la que se descuenta el apoyo de Podemos en tanto a que supondría desalojar al presidente del PP- eran indispensables para que los populares entendiesen que la moción va en serio. "Estoy muy preocupado. Veo la posibilidad real de un acuerdo que coloque a Tovar en la presidencia", aseguró Sánchez hace unos días tras el último encuentro entre socialistas y centristas. Y precisamente esa preocupación, el miedo de perder el Gobierno, es el único factor que podría frenar a estas alturas la pretensión de Ciudadanos y PSOE... aunque conllevaría, eso sí, la marcha voluntaria del presidente murciano.

Lo único que podría frenar a estas alturas la pretensión de Ciudadanos y PSOE sería la marcha voluntaria del presidente murciano

En Génova no esconden el apoyo incondicional del PP regional a su líder, elegido hace escasas semanas en el XVI Congreso, mientras que en Madrid señalan con más vehemencia la necesidad de mantener el control del Gobierno. El partido de centro reconoce que la primera salida a la crisis sigue siendo que los populares aparten del cargo a Sánchez y pongan al frente de la Región a otro dirigente del PP sobre el que no pese ninguna imputación por corrupción. El miércoles pasado caducó el límite para que el partido tomara esa decisión, pero la puerta sigue abierta a la dimisión del presidente.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios