PISTOLETAZO OFICIAL DE SALIDA A LA BATALLA POR EL LIDERAZGO DEL PSOE

Díaz ya avisa de que se implicará "al máximo" en recoger el mayor número de avales

La presidenta andaluza subraya que da un "valor enorme" a las firmas de los compañeros mostrándole públicamente su apoyo. Da la señal así de que pretende apabullar a sus rivales

Foto: Susana Díaz atiende a los medios durante el comité federal de este 1 de abril en Ferraz. (EFE)
Susana Díaz atiende a los medios durante el comité federal de este 1 de abril en Ferraz. (EFE)

Los avales serán el primer escalón en la batalla por el liderazgo del PSOE. Las normas del partido hacen de su recogida una especie de primera vuelta de las primarias. Pero Susana Díaz quiere que las firmas de los militantes apoyándola se conviertan en una exhibición de fuerza frente a Pedro Sánchez y Patxi López.

En su equipo ya lo habían advertido en los últimos días, y ella misma lo confirmó este sábado al abandonar el comité federal encargado de aprobar la convocatoria del 39º Congreso. "Para mí es muy importante que uno diga 'yo avalo a Susana', le doy un valor enorme. Yo respeto mucho un aval porque cuando avalas a una persona das tu palabra, te comprometes y eres capaz en ese momento de representar a esa persona". El "nivel de compromiso" que supone la rúbrica de un compañero "es un instante en el proceso de primarias de muchísimo valor". Y por si no quedara claro, anticipó sus intenciones: "Voy a comprometerme al máximo con los compañeros para tener esa confianza, para que me den su aval primero y después el voto en urna que nos permita que después de ese día el PSOE salga otra vez a ganar". Todo un aviso para López y Sánchez, que han dado sin embargo muestras de que se limitarán a recopilar las en torno a 9.000 firmas necesarias para superar el examen y convertirse en candidatos proclamados.

Voy a comprometerme al máximo con los compañeros para que me den su aval primero y después el voto en urna

La previsión es que Díaz apabulle con los avales cuando los entregue en Ferraz el 4 de mayo (como máximo). No lo tiene difícil. Ella es la que tiene los aparatos más importantes del PSOE a su favor, empezando por la federación andaluza, la que lidera y que tiene bastante cohesionada. De hecho, sus colaboradores relatan que la red de apoyos que la sostiene en todo el territorio está lista para el momento de la recogida de las firmas, que comenzará el 20 de abril.

Los precedentes refuerzan esa pretensión de abrumar a sus rivales. En 2013, cuando compitió por la candidatura a la Presidencia de la Junta reunió 21.179 avales certificados, de un total de 45.733 militantes del PSOE andaluz. El 46,31% del total, cuando solo hacía falta el 15% para pasar el corte. Nadie más superó el umbral. Había presentado 22.136 rúbricas. En 2014, en el congreso extraordinario, Pedro Sánchez recopiló 41.338 firmas, frente a las 25.238 de Eduardo Madina y las 9.912 de José Antonio Pérez Tapias, de un censo total de 198.123 afiliados.

Díaz ya avisa de que se implicará "al máximo" en recoger el mayor número de avales

La presidenta andaluza entró a Ferraz por el garaje y atendió a los medios justo antes de abandonar la sede, cuando ya quedaba muy poco para que el comité concluyese, pero tenía que desplazarse hasta el aeropuerto de Barajas para volar a Canarias y hacer campaña en las islas. Pero ante los periodistas defendió el mismo mensaje que en la puesta de largo de su candidatura y en los días siguientes. Que las primarias han de "volver a permitir que el PSOE gane músculo" y que el debate entre los distintos contrincantes se haga "desde el respeto al resto de compañeros, hablando bien de todos y, sobre todo, queriendo al PSOE".

"Sitio para todo el mundo"

"Si eso se hace así, todo saldrá bien", abundó, descartando una campaña agresiva, como sí prevé Patxi López. "Será positiva e ilusionante", subrayó, insistiendo en la idea de que el congreso ha de servir para recuperar la confianza de los ciudadanos en la calle, volver a cosechar victorias electorales y consolidarse como alternativa de gobierno. Entonces hiló con una crítica a los "Presupuestos de la frustración" presentados ayer por el Gobierno, y que ahondan en "el camino de la austeridad que lleva a la desigualdad y a la crueldad hacia las familias".

"No voy a jugar a esa guerra de avales, voy a seguir en una campaña de conversación directa con la militancia para defender la unidad", dice López

Díaz recalcó que lo importante es que en estas primarias "todo el mundo sume, aporte y colabore". "Y cada uno lo hará desde su ámbito", respondió cuando fue preguntada por la posibilidad de integración de Sánchez. Ella señaló que el PSOE "tiene sitio para todo el mundo".

A la llegada a la sede federal habló otro de los candidatos, el propio Patxi López. El exlendakari rechazó entrar en la disputa por las firmas como paso previo a la batalla final. "Esto no es una guerra de avales, sino que es una cuestión de votos de militantes. No voy a jugar a esa guerra de avales, voy a seguir en una campaña de conversación directa con la militancia para defender ese espacio de unidad y de integración y de una izquierda exigente para recuperar el mejor PSOE", aseveró. López, como en otras ocasiones, pidió a sus rivales que estén "a la altura" en un proceso de primarias cuyo objetivo primordial debe ser conseguir un PSOE "fuerte y unido". "Dejemos atrás cierta agresividad que hemos visto estos días y volvamos a debatir de ideas y de modelos para conseguir integrar y sumar y no seguir divididos", esgrimió.

Díaz ya avisa de que se implicará "al máximo" en recoger el mayor número de avales

El expresidente del Congreso admitió que tras la defenestración de Sánchez el partido sigue sin "coserse" porque queda "cierto nivel de agresividad" en las bases. E insistió en su mensaje: que lo importante es "ver quién gana las primarias y cómo las gana y sobre todo qué hace al día siguiente". Su compañera Idoia Mendia, líder del PSE, abundó en la misma idea: confianza en que no haya una "guerra de avales" entre los tres aspirantes y descarte de una escisión. Ni Mendia ni el barón murciano, Rafa González Tovar, quisieron expresar públicamente su voto, aunque no hay duda de su respaldo a López.

Sánchez no acudió al comité federal de este 1 de abril. Podría haberlo hecho, como todos los ex secretarios generales. Pero inmediatamente se habría convertido en el foco de atracción.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios