CRISIS DE LOS SOCIALISTAS

Los partidarios de Patxi López presionan a Sánchez para que se retire y le dé su apoyo

La presidenta balear confiesa públicamente que duda de que exlíder sea el mejor candidato y pide que respalde al exlendakari. Sánchez puede dar una respuesta en breve pero no descarta competir

Foto: Patxi López y la presidenta de Baleares, Francina Armengol, el pasado 12 de noviembre en Barcelona. (EFE)
Patxi López y la presidenta de Baleares, Francina Armengol, el pasado 12 de noviembre en Barcelona. (EFE)

Pedro Sánchez sigue sin despejar su futuro. Pero ya ha hecho saber, a través de su núcleo de confianza, que ni está "detrás" de la postulación de Patxi López, ni él es su candidato, ni le cederá su "fuerza". Es más, no se descarta para la competición y se ve "con ganas". Una reacción que ha contrariado a los defensores del exlendakari, que a su vez han respondido con un mensaje: es Sánchez el que debe darse cuenta de que no es el aspirante idóneo y el que debe volcar su apoyo hacia el expresidente del Congreso para armar una alternativa viable y competitiva frente a Susana Díaz, la rival más poderosa, a la que todos dan como corredora segura pero que aún se resiste a destapar sus cartas y puede que tarde un tiempo en hacerlo. El ex secretario general, "dolido" tras el mazazo sufrido en las últimas semanas, y coronado por lo que los suyos definen como "traición" de López y del aparato que él tenía en Ferraz, sigue calibrando sus opciones. Su entorno más cercano insiste en que no está dicha la última palabra, confía en que al final acabe haciéndoles caso y proponiéndose como aspirante y anuncia que "en breve" dará a conocer su decisión.

Ya se conocía que la presidenta balear, Francina Armengol, era una de las principales valedoras de López. Pero hasta ayer lunes no lo declaró de forma pública y sin medias tintas. En una entrevista en Onda Cero, reconoció que "tiene dudas" de que Sánchez sea "la persona adecuada" para pilotar el partido, porque es consciente de la "ruptura a la que llegó el PSOE" y que ahora debe dar comienzo una nueva etapa en la que "alguien tiene que intentar juntar" al partido "desde una defensa clara del proyecto". Y esa figura es el exlendakari, que comparte "un modelo de partido que está más a la izquierda, con un corte más federal y que tiene claras sus alianzas". "Patxi es una persona con una gran capacidad de diálogo, y con la empatía y la fuerza necesarias para recuperar las raíces socialistas", abundó. ¿Y qué debe hacer Sánchez en ese caso? Armengol sostuvo que sería un "escenario lógico" que el exlíder apoyara la candidatura de López porque "defienden el mismo proyecto de partido" y "han estado trabajando juntos" en la misma ejecutiva. "Las lógicas internas apuntan hacia ahí".

También el líder del PSE en Vizcaya apremia a Sánchez a sumarse a López. Tudanca defiende al diputado vasco y anima al exlíder a concurrir

No solo fue Armengol. También Mikel Torres, secretario general del PSE en Vizcaya —alineado con Idoia Mendia, la líder autonómica, y uno de los que primero abanderó la candidatura del exjefe del Ejecutivo de Vitoria—, defendió que el escenario más previsible es un duelo López-Díaz, y esgrimió que "quienes estaban con el anterior secretario general pueden verse ahora representados con el modelo" que encarna el diputado vasco. La propia Mendia ya había calificado la víspera el anuncio de López de "excelente noticia". El líder socialista en Castilla y León, Luis Tudanca, respaldó ayer igualmente el "valiente" paso dado por el exlendakari, aunque animó a Sánchez a presentar su candidatura, porque su papel en el futuro es "imprescindible". Tudanca intentaba dar una de cal y otra de arena, aunque él es uno de los barones que apuesta por el vasco.

Los partidarios de Patxi López presionan a Sánchez para que se retire y le dé su apoyo

No se trata de defender al exlíder

Las palabras de la presidenta balear dolieron a los sanchistas por su rotundidad. Ella no es una baronesa cualquiera. Era una de las dirigentes más cercanas a Sánchez, la única presidenta autonómica del flanco crítico, la que primero abrió la puerta al entendimiento con Podemos y los nacionalistas tras las elecciones del 26-J, y la que pilota una federación pequeña pero bastante cohesionada. Pero Armengol, señalaban horas después de su entrevista radiofónica fuentes muy próximas, necesitaba expresar su posición públicamente, defender el viraje.

Desde el círculo de Armengol recuerdan que Sánchez sabía la posición de los barones, y que lo que hacen es defender el mismo proyecto

"Él sabía que los barones que estaban con él le dijeron que creían que ya no era el candidato idóneo. Algo tenía que ser consciente. Y él mismo les había dicho que no sabía si era el mejor aspirante y que tenía que meditarlo. Ella por eso está sorprendida por la reacción de Pedro —indican a El Confidencial desde el entorno más directo de la baronesa balear—. Pero es que la discusión no es si Pedro va o no . El discurso que defendimos era que no queríamos un Gobierno del PP, y tuvimos que tragarnos una cosa en la que no creíamos, que era una equivocación mayúscula, el congreso exprés, que solo lo planteó para salvarse personalmente. No nos puede decir que no nos hemos partido la cara por él. Ahora bien, si él pone por delante su cara, el ser él candidato, entonces es que no es digno de defender al PSOE". Armengol enfatiza, por tanto, que no se trata de defender a Sánchez, sino "un proyecto". "En todo caso, los que nos podemos sentir traicionados somos nosotros, por su silencio", apuntan las mismas fuentes.

Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa en la que comunicó su renuncia al escaño, el pasado 29 de octubre. (Reuters)
Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa en la que comunicó su renuncia al escaño, el pasado 29 de octubre. (Reuters)


Los barones que sostienen a López subrayan que no es de recibo que ahora los sanchistas les "insulten" cuando lo que está en juego es "ganar un espacio dentro del PSOE para ganar un congreso" frente a Díaz. Añaden que el objetivo es aglutinar en torno al exlendakari al sector crítico, y también a aquellos que no acaban de ver a la presidenta andaluza como la solución, y la figura para conseguirlo es un dirigente con cultura de partido hasta la médula, que no suscita "odios", que tiene un talante dialogante y que creen que podrá recomponer la unidad interna tras las primarias de mayo. Porque a todos ellos les preocupa que un Sánchez de nuevo como secretario general reabriese la guerra intestina, ya que su relación con los presidentes y los referentes socialistas está completamente rota y ya es irreconducible.

López no siente la "traición" a Sánchez

Los sanchistas desconfían de López porque le ven como un dirigente más maleable para Díaz, y no dudan de que al final acabará pactando con ella. Pero él ya dijo en su presentación, el domingo, y en entrevistas posteriores, que llevará su candidatura "hasta el final", que no participará en "ningún apaño" porque los militantes quieren votar. Esa posición es la que él mismo consensuó con los barones el pasado lunes, la de no tejer ningún tipo de entente con la presidenta andaluza y resistir el pulso, y él aceptó gustoso, porque le hacía "ilusión dar la pelea".

Los sanchistas atribuyen la presión a los "nervios" de los patxistas por haber obtenido una "respuesta fría" de las bases tras la "traición"

López es consciente de las acusaciones que le lanza la guardia de corps de Sánchez. Ayer, en la Ser, negó que le hubiera "traicionado", porque siempre ha sido "leal" a su secretario general, "a todos", y ahora es "leal a un proyecto" en el que cree, que es el de la "izquierda exigente".

Los sanchistas no ceden a la presión de los patxistas. Es más, atribuyen la salida de los barones en defensa del exlendakari (y habrá más en los próximos días, según avanzan en el entorno de este), al estado de "nervios" que cunde en ese sector, porque han percibido una "respuesta tibia y fria" en las bases y no ha habido "corrimiento" de apoyos hacia su candidato. En palabras de un parlamentario que charla con Sánchez casi a diario, "bastante elegante ha sido", puesto que podría haber respondido a la "traición" y al "engaño" de forma más agresiva. Los fieles al exlíder no paran de recordar que los que sostienen a López "son los mismos" que participaron en las negociaciones fallidas de investidura, los que coordinaron sus campañas electorales, los que le sugirieron la idea de un congreso exprés, los que le "aconsejaron", los que hicieron mal los números en el comité federal fatídico en el que el PSOE explotó, los que le pidieron que "dejara el escaño". "Son ellos los responsables, y son los que estaban de fontaneros también con [Alfredo Pérez] Rubalcaba y con [Pepe] Blanco. Simplemente han cambiado de caballo. ¿Quién va a creer que esa candidatura va a llegar hasta el final? Lo hacen por supervivencia", asegura este diputado, que advierte de que, mientras el exlíder no reconozca a López como su "heredero", este no será "creíble" y aparecerá como una "mala copia" del original.

Los partidarios de Patxi López presionan a Sánchez para que se retire y le dé su apoyo

Respeto de los barones

Sánchez está recibiendo presión desde su entorno más directo para que, vista la "sucesión de deslealtades", decida ya y para que diga que sí. Están convencidos de que su fuerza entre las bases sigue intacta, por mucho que haya perdido los apoyos entre los barones y los cuadros. Sus interlocutores admiten que está "dolido" después de las últimas deserciones, pero que a la vez da síntoma de haberse "repuesto". Si algo ha demostrado el ex secretario general es su fortaleza, su resistencia a todos los embates internos. "Estoy fuerte y con ganas. No descarto presentarme a las primarias", confiesa él mismo a 'Abc' y a Colpisa. "Si lo hace, entonces habrá pactado con Susana dos veces: una, en 2014, cuando ganó gracias a ella, y otra ahora, al dividir el espacio crítico en dos y permitirle vencer", amonestan desde el equipo de López.

Sánchez se dice que se siente "fuerte y con ganas" y no descarta presentarse a las primarias. Los suyos esperan que decida en breve

El exjefe de Ferraz recibió este lunes el aliento de algunos dirigentes críticos, como el diputado por Guipúzcoa Odón Elorza, que cree que acabará presentándose, o el que fuera portavoz de Izquierda Socialista, José Antonio Pérez Tapias, rival suyo y de Eduardo Madina en las primarias de 2014, que aseguró que solo él puede confrontar "claramente" contra Díaz, porque López está "alineado en el mismo sector" que ella. El presidente de la gestora, Javier Fernández, está también entre los que no descartan "en absoluto" que Sánchez quiera competir. El líder asturiano desecha, por su parte, la idea de una entente del exlendakari con la baronesa andaluza: "Un apaño me parece una tontería. No lo va a haber", garantizó en Antena 3, informa Efe.

Los presidentes susanistas, por su parte, se limitaron a manifestar su respeto por la irrupción de López. Fue la reacción del manchego Emiliano García-Page, del valenciano Ximo Puig o del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero. El más elogioso fue el extremeño Guillermo Fernández Vara, quien lo considera uno de sus grandes amigos en el partido, y se halla entre los que creen que "tiene un perfil que en estos momentos es muy necesario para el PSOE". Puig, por su parte, advirtió a López y a todos los candidatos que den el paso que las primarias no son una "cita de corretear por los pasillos del poder", sino que se trata de algo "más serio, que es presentar proyectos". Y no olvidó que tanto él como Sánchez tienen "pasado".

La exdiputada Teresa Cunillera, nueva miembro de la gestora del PSOE elegida por el PSC

Ya anticipó el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, en la reunión del comité federal del pasado sábado, que se incorporaría una persona elegida por su partido a la gestora del PSOE. Una plaza que ya estaba reservada desde la creación de la cúpula provisional, el pasado 1 de octubre, pero que no había sido ocupada porque el PSC estaba sumergido entonces en su proceso congresual, y también porque luego aumentó la tensión entre los dos partidos hermanos a cuenta de la investidura de Mariano Rajoy. 

El PSC ya tiene un nombre para llevar a la gestora: la histórica exdiputada en el Congreso Teresa Cunillera. Así lo anunció este lunes en rueda de prensa el secretario de Organización, Salvador Illa, informa Efe. Ella será la propuesta que la cúpula catalana haga ante los representantes del PSC en el comité federal. En cuanto estos aprueben su nombramiento, en los próximos días, Cunillera podrá incorporarse a las reuniones de la dirección interina, y ayudar así a la normalización de las relaciones. 

La elección, acordada por "unanimidad" de la cúpula del PSC, no sorprende. La exdiputada por Lleida, que fue vicepresidenta primera del Congreso en la legislatura en la que la Cámara estuvo dirigida por José Bono (2008-2011), es una de las dirigentes más cercanas a Iceta. Ella fue una de las mujeres fundamentales de la campaña de Pedro Sánchez en las primarias de 2014, pero tras ella no entró en la dirección, aunque sí en el comité federal. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios