CRISIS DE LOS SOCIALISTAS

Los sanchistas rechazan la mano tendida de López y animan a su jefe a plantarle cara

Los fieles del exlíder le apremian a tomar ya una decisión y su núcleo duro le insiste en que debe dar el paso, pues su capital político no es trasvasable. El equipo del candidato confía en limar asperezas

Foto: El exlendakari Patxi López, a su llegada a la presentación de su candidatura, en la Fundación Diario Madrid, este 15 de enero. (EFE)
El exlendakari Patxi López, a su llegada a la presentación de su candidatura, en la Fundación Diario Madrid, este 15 de enero. (EFE)

La carrera por el liderazgo del PSOE no ha hecho más que comenzar y ya lo ha hecho con tensiones visibles y por ahora irreconducibles en el flanco crítico. Patxi López está en pista. Solo él. Anhelando ocupar el espacio que aún sigue llenando Pedro Sánchez para poder batir a su rival casi segura, Susana Díaz. Pero el ex secretario general no cede. Se resiste a tirar la toalla. Aún no ha tomado una decisión, pero su núcleo duro le anima a despejar la incógnita cuanto antes y a dar el paso, convencidos de que su capital político no es "transferible" y de que no cabe "entregarlo" a quienes consideran que el exlendakari y el aparato del que se ha servido para armar su candidatura ha "engañado", cuando no "traicionado", al depuesto jefe de Ferraz. El equipo de López exhibe "tranquilidad" y confía en que el tiempo haga su trabajo y consiga mitigar el fuerte malestar existente en el círculo de Sánchez, hasta el punto de que sea posible unir fuerzas contra la presidenta andaluza. Un escenario, pues, de división que los susanistas contemplan con cierta delectación.

A grandes brochazos, este es el panorama que ha dejado la convulsión del anuncio de Patxi López. O casi se podría hablar de parte de guerra, vistas las reacciones de uno y otro lado. Sánchez recibió la llamada el sábado del hombre al que integró en su ejecutiva y al que eligió para presidir el Congreso. Le comunicaba su salto adelante. Se dio por "enterado". Pero, como luego se encargó de recalcar su entorno, ni le dio su "bendición" ni quiso expresarle su apoyo. Le expresó su "respeto", y punto. Su círculo precisó que él no estaba "detrás de su candidatura" ni le cedería la "fuerza" de los militantes que le vienen respaldando. La reacción se conocía casi a la vez que López aseguraba en su primera rueda de prensa como aspirante a la secretaría general del PSOE que le "gustaría sumar a Pedro" en su proyecto. A él y a "miles y miles de socialistas".

El expresidente del Congreso marcó distancias con Sánchez, pero también puso cuidado en no agraviarle. Pero no le había anticipado la noticia

El exlendakari puso cuidado cada vez que se refirió al exlíder: le agradeció los dos años que compartieron juntos en Ferraz y reconoció que compartía muchos planteamientos con él, pero también quiso mostrar distancias. En las formas y en el fondo. No zahirió a la gestora de Javier Fernández —dijo no tener "dudas" de que actuaría con "imparcialidad" en el proceso congresual, aunque sí le advirtió de que no puede impedir el voto a los militantes del PSC—, no se aproximó a Podemos, no cargó contra Díaz ni contra los barones, prometió limpieza en la competición (no irá "contra nadie"), dijo asumir "todo el legado del PSOE" y promete "unificar" al partido tras meses de violenta guerra civil.

Los sanchistas rechazan la mano tendida de López y animan a su jefe a plantarle cara

La víspera, había telefoneado a unos 40 dirigentes del partido, entre ex secretarios generales, barones y referentes importantes para él. Y compareció con las siglas y el logo del PSOE, junto a una rosa gigante dibujada al fondo. La escenografía y el discurso era puro PSOE. Él mismo se reivindicó no como un dirigente crítico, sino como "oficial". Los susanistas no se escandalizaron por las palabras y el lenguaje no verbal de López. "Él tiene muchas tablas, e hizo un discurso sin riesgos, representa el socialismo clásico", resumía una dirigente bien conectada con todos los sectores.

El aparato importado de Ferraz

Los que rodeaban a López tampoco eran 'amateurs'. Todo lo contrario. Allí estaban el senador Óscar López, exsecretario de Organización federal, exlíder en Castilla y León, estratega de la campaña del 26-J de Sánchez. Y Rodolfo Ares, el fiel lugarteniente del exlendakari en todas sus batallas, integrante del equipo negociador del ex secretario general y responsable de la logística del partido en las dos últimas generales. Y también parte del aparato que trabajaba en Ferraz a cargo de César Luena —el número dos de Sánchez emigrado ya hace tiempo a las filas de López—, como su jefe de Gabinete, el extremeño Juanra Ferreira, y los encargados de actos públicos, Marcos Ramírez y Antonio Casas. El exlendakari arranca asimismo con el sostén de la eficaz dirección del PSE. "Aparato puro y duro, podían montar la agrupación socialista de 'fontaneros", comentaban con ironía desde el sector oficialista. Y es que López, a diferencia de Sánchez, sí puede exhibir músculo orgánico, porque los barones críticos que antes estaban con el exlíder han pasado a engrosar sus filas. No solo Idoia Mendia (PSE) y César Luena (La Rioja). También la presidenta balear, Francina Armengol, o los secretarios de Madrid (Sara Hernández), Castilla y León (Luis Tudanca) o Murcia (Rafa González Tovar). El exjefe de Ferraz se ha quedado sin aparato en apenas tres meses.

Los pretorianos del exlíder acusan a López y su círculo de haberle "engañado", pero avisan: no les servirá la operación para ganarse a las bases

El resquemor era perceptible en los interlocutores sanchistas. Sobre todo en los que son más cercanos a él, los más refractarios a cualquier entendimiento con López. Reprochan al expresidente del Congreso y a su equipo haber urdido una "mentira" durante meses, e incluso tienen la sospecha de que la operación nació "con las negociaciones de investidura", pues César Luena, Óscar López o Rodolfo Ares, aparte de Antonio Hernando —el primero que se descolgó— estaban implicados al máximo, igual que su equipo íntimo en Ferraz, recuerdan, preparó la estrategia del congreso exprés que fue la causa de la 'muerte' de Sánchez. "Se han quitado la máscara, el último Óscar, ¿y ahora vamos a tener que aplaudir que nos han engañado a todos?", se pregunta uno de los dirigentes mejor relacionados con Sánchez y que sin embargo dice detectar que "no ha habido corrimientos" en su espacio, que se mantiene "intacto" y ponen como prueba que López y los suyos han venido recibiendo fuertes ataques en las redes sociales. "Se ha demostrado que estos barones juegan a lo mismo que los otros barones [los presidentes autonómicos, todos susanistas, menos Armengol], se homologan a ellos, al conspirar entre cuatro para poner a otro, y esto no va así ya", añade.

Los sanchistas rechazan la mano tendida de López y animan a su jefe a plantarle cara

Los sanchistas denuncian que el exlendakari se ha "apropiado de forma ventajista del relato de Pedro sin ser Pedro", al remarcar que estuvo en el "no es no" a Rajoy y se opuso a la abstención, o al subrayar que no se puede echar al PSC. "Pero no es creíble, y por eso Patxi no va a tener recorrido", aducen. Los pretorianos del ex secretario general siguen convencidos de que López acabará pactando con Díaz por mucho que él proclame que llevará "hasta el final" su candidatura.

"Si va, Pedro capitalizará el voto útil"

¿Y ahora qué? La respuesta está, de nuevo, en manos de Sánchez. Sus colaboradores y dirigentes más cercanos le han trasladado que debe "tomar ya una decisión", la que sea, para acabar con la incertidumbre. Que diga que sigue en la carrera o se retira y vuelca sus apoyos en López. Nada ha manifestado por su canal habitual y casi el único que le queda tras abandonar el escaparate del Congreso, Twitter. Su núcleo de confianza, además, le apremia a plantar cara a López y Díaz, porque sus apoyos en las bases y en las plataformas críticas, pese a la deserción de barones y numerosos cuadros dirigentes de peso, no se han movido. "Si va Pedro, él capitalizará el voto útil contra Susana. Si va él, a Patxi se le cae el relato", le razonan. El exlíder se ha comprometido, según un parlamentario que es uno de sus interlocutores de confianza, a darles una respuesta "en breve".

Los fieles a Sánchez le apremian a tomar una decisión ya. Él les ha prometido, según un diputado cercano, que responderá "en breve"

En caso de que Sánchez tire la toalla, ¿quién hereda su legado? "No hay voluntad de entregarlo a nadie, no es delegable", advierte uno de los miembros de su sanedrín. Otros dirigentes cercanos templan esas afirmaciones y piden "paciencia" y esperar.

Pedro Sánchez, durante su reaparición en Xirivella, Valencia, el pasado 26 de noviembre. (EFE)
Pedro Sánchez, durante su reaparición en Xirivella, Valencia, el pasado 26 de noviembre. (EFE)


"Paciencia" es también lo que recetan desde el círculo de López. "Paciencia y calma. Esta carrera es muy larga y las primarias son en mayo. Somos optimistas, pero hay que ir poquito a poquito —explica un destacado miembro de su gabinete—. Hemos vivido momentos de mucha tensión y la gente tiene que desahogarse. Es normal. Hemos hecho una propuesta e igual que hay gente que la comparte, esperamos que vaya habiendo más. Hay que aplicar comprensión y cariño, dando argumentos y huyendo de descalificaciones". En resumidas cuentas, lo que pretende el equipo del candidato es convencer a los sanchistas de que la 'vía López' es "la mejor solución" para ganar a Díaz. "Sería de tontos dividir" el espacio de los críticos, insiste uno de los máximos colaboradores del aspirante, porque "eso beneficiaría a Susana".

Los patxistas piden "calma y paciencia" y desean convencer de que la 'vía López' es la mejor. "Sería de tontos" dos candidaturas contra Díaz

Los patxistas confían en que Sánchez acabe entrando en razón. Ayuda, creen, el argumento de que mandos críticos han cruzado en masa la frontera, y el hecho de que López vaya a comenzar su recorrido por España el próximo fin de semana en Portugalete (Vizcaya) —al mismo tiempo que Díaz—, mientras Sánchez sigue desaparecido y en silencio. "Ya se irá bajando el cabreo. Como se presentó sin avisar, a mucha gente le ha descuadrado. Pero los militantes están contentísimos y Patxi se ha estrenado con un discurso muy bueno. Nosotros, tranquilos", confiesa uno de los dirigentes que más conoce al exlendakari y está en la 'fontanería' de su campaña. Tiempo al tiempo.

Los sanchistas rechazan la mano tendida de López y animan a su jefe a plantarle cara

La pelea entre los críticos 'relaja' (por ahora) la presión sobre Díaz

La política cambia hasta por días. El regusto que se siente en el PSOE es distinto al de 24 horas antes. Y aunque el paso al frente de Patxi López objetivamente dispara la presión sobre Susana Díaz, también es cierto que la pelea dentro del propio sector crítico hace que el foco se desplace sobre él, a la espera de que se aclare el escenario por ese flanco

Los susanistas se sorprendieron por el momento elegido por el exlehendakari para anunciar su candidatura, creen que presionado por la amenaza de que Pedro Sánchez se le adelantara y por la sensación de que Susana Díaz podía no demorar demasiado el anuncio. Los oficialistas consideran que López quizá se ha "precipitado", pero cambia el escenario. Aunque algunos barones entienden que la baronesa andaluza debe despejar sus intenciones cuanto antes, otros creen que no debe darse tanta prisa, porque tiene que resolver su sucesión y porque la carrera es demasiado larga. "Patxi va a disfrutar de la novedad durante unos días, pero si no tiene a nadie enfrente, se va a desgastar, va a estar como luchando contra castillos. No puede estar dos meses haciendo campaña contra un rival inexistente", estima un presidente autonómico, en conversación con este diario. 

Otra dirigente cree que Díaz no debe precipitarse, pero tampoco dilatar demasiado su anuncio. Y tendría que observar primero si la candidatura de López prende o no. Los susanistas consideran que López no puede venderse como un candidato de la "renovación" ni contrario a las estructuras de poder del PSOE, pues él, igual que Díaz, son dos dirigentes socialistas de cuna, "del 'establishment' total", por lo que no se descarta que emerja un aspirante contra el aparato. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios