insiste en que no oficializará su candidatura

La presión se dispara para Susana Díaz sin que tenga lista su sucesión en Andalucía

El anuncio de Patxi López pilló desprevenidos a los socialistas andaluces, niegan que haya un acuerdo con el líder vasco y aseguran que la baronesa andaluza no precipitará sus pasos

Foto: Susana Díaz en el comité federal del PSOE. (EFE)
Susana Díaz en el comité federal del PSOE. (EFE)

Susana Díaz ha trasladado que ningún anuncio ni el paso adelante de ningún candidato va a cambiar sus planes. La presidenta de Andalucía insiste en que no oficializará su candidatura hasta que se convoque formalmente el congreso federal el próximo mes de marzo. Control de los tiempos y respeto a la liturgia del partido, repiten los suyos. Pero digan lo que digan, Patxi López se ha cruzado en su camino y la presión se va a disparar sobre la andaluza durante las próximas semanas. Sus planes se complican. Ya hay otros líderes territoriales que admiten que Susana Díaz, que lleva ya mucho tiempo jugando a no decir nada mientras todos dan por hecho que será candidata, tiene que pronunciarse ya o sus opciones se diluirán. "Cuanto antes", advierten barones afines.

De hecho, la presidenta de la Junta va a comenzar el próximo fin de semana a tomar contacto con la militancia en los territorios hostiles, donde Pedro Sánchez tenía mayoría. La gira para presentar su proyecto para el PSOE empezará en Castilla León. Pese a todas las evidencias, ella misma y su equipo más próximo siguen insistiendo en que todavía no toca. Incluso llevan semanas deslizando que ella aún no ha tomado la decisión de forma definitiva. Un discurso que nada tiene que ver con los hechos. Díaz lleva muchos meses abonando el terreno para tomar el mando en Ferraz pese a que diga que está "centrada" en Andalucía.

Un anuncio inesperado

Los socialistas andaluces no sabían que Patxi López iba a aprovechar el comité federal de este sábado para adelantar que peleará por ser candidato. El anuncio los ha pillado desprevenidos por más que desde el fatídico comité federal del 1 de octubre muchos volvieron en el AVE convencidos de que el 'exlehendakari' vasco iba a jugar sus cartas. En las filas del PSOE andaluz ha sido posible en los últimos meses oír muchos reproches contra el diputado socialista. Era llamativo. No solo por su cercanía y su defensa de Pedro Sánchez, sino porque se muestran convencidos de que la ruptura del PSOE en pedazos y el espectáculo que dieron en el comité que acabó con la dimisión de Sánchez se podía haber evitado si el PSE hubiera puesto orden. A los socialistas andaluces no se les ha olvidado el papel de Rodolfo Ares, mano derecha de López. "Él lleva mucho tiempo jugando sus cartas y los socialistas vascos se han garantizado una sobrerrepresentación en todos los órganos del partido en los últimos tiempos", señalan desde las filas andaluzas, visiblemente molestos.

Patxi López junto a Rodolfo Ares. (EFE)
Patxi López junto a Rodolfo Ares. (EFE)

El paso adelante de Patxi López anula a Pedro Sánchez. Esto podría ser una buena noticia para Susana Díaz, para quien el exsecretario general era el candidato más temido porque un duelo con él supondría volver a abrir el PSOE en canal. Sin embargo no se detectó precisamente entusiasmo en el PSOE andaluz. Como mucho, palabras de indiferencia y respeto a su decisión. "No vamos a entrar en eso. Cada uno que haga lo que quiera", aseguró un dirigente de la ejecutiva socialista. "Sin problema. Quedan muchos meses", añadía otro dirigente provincial que se mostró convencido de que el socialista vasco no llegará a reunir los avales. Por delante quedan cuatro meses.

"En el PSOE -A niegan que haya un pacto con López aunque admiten que Sánchez provocaría más daño. Reeditar el Pacto del Betis es la solución para los más veteranos"

Lo que sí negaron al unísono desde el PSOE andaluz es que haya ahora mismo un acuerdo con el dirigente del PSE. Aunque la posibilidad de abrir una negociación con López está ahí, niegan que este escenario de un duelo entre el expresidente del Congreso y Susana Díaz esté controlado o pactado. "No hay ningún acuerdo ni posibilidad de que eso exista bajo ningún concepto", zanjó un dirigente regional. Otra cosa, añaden, es lo que pueda pasar porque insisten en que queda mucho tiempo.

El recuerdo de lo que se llamó el Pacto del Betis está ahí, más vivo que nunca para muchos veteranos del partido. Creen que ese acuerdo, centrado en el eje Bilbao-Sevilla, que permitió a Felipe González en 1974 alzarse con el control del partido tras un acuerdo con Nicolás Redondo, es la baza que debe jugarse de nuevo en el PSOE para recuperar la paz interna. Esa que ahora mismo sigue siendo un espejismo.

El expresidente del Gobierno, Felipe González. (EFE)
El expresidente del Gobierno, Felipe González. (EFE)

Andalucía, en el aire

Susana Díaz no tiene aún resuelta su sucesión en Andalucía. Cualquier paso que dé la perjudica. Si sigue guardando silencio sobre su aspiración a liderar el PSOE quizás pierda apoyos internos. Si por el contrario decide anunciar ya que peleará en primarias, la oposición andaluza intensificará sus ataques con el argumento de que está dedicada a los líos internos y no a los problemas de Andalucía. Desde su entorno más próximo defienden que es "una decisión muy personal" y que es ella y solo ella quien debe guiar sus pasos sin oír las presiones externas. "Esto no cambia nada. Será ella quien decida cuándo anuncia si es candidata o si decide quedarse en Andalucía", recalcan fuentes próximas a Díaz.

Susana Díaz y Alfredo Pérez Rubalcaba. (EFE)
Susana Díaz y Alfredo Pérez Rubalcaba. (EFE)

Patxi López es un candidato fuerte para la dirigente andaluza. Desde el sur creen que él va a explotar dos cartas: su perfil de hombre de partido, de la vieja escuela, y el apoyo de los críticos que estaban con Pedro Sánchez. Él, auguran, tratará de pescar en ese sector descontento. Fuentes del PSOE andaluz aseguran que López no avanzó con claridad sus intenciones al presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en el encuentro que ambos celebraron recientemente. Se muestran convencidos de que tanto Vara como el exsecretario general Alfredo Pérez Rubalcaba están "al cien por cien con Susana (Díaz)" y que los apoyos de la andaluza siguen intactos entre la plana mayor del PSOE.

"Él no arriesga"

Como ventaja para el líder vasco frente a Díaz, aparte de emerger como una especie de tercera vía entre Pedro Sánchez y la andaluza, admiten que está el hecho de que él "no arriesga nada", "no tiene nada que perder". Ella es secretaria general del PSOE andaluz y presidenta de la Junta de Andalucía. Él, diputado raso. En la dirección del partido en Andalucía creen que López, haga lo que haga, se ha posicionado para asegurarse su futuro político en Madrid en los próximos años.

Susana Díaz quiere compatibilizar la presidencia de la Junta y la secretaría general del PSOE, pero tendrá que tomar también una decisión sobre la dirección socialista andaluza. Hasta hace poco, incluso entre sus escuderos más fieles, se daba por hecho que ella renunciaría a la secretaría general del PSOE andaluz. Como sorpresa en los últimos días se han dedicado a deslizar que ella quizás podría también asumir ese cargo orgánico en un triplete muy complicado de ejercer y de entender desde fuera. Lo que dejan claro es que no habrá bicefalia ni en el PSOE federal ni el PSOE andaluz.

Los socialistas andaluces se disponían a abandonar el comité federal de este sábado satisfechos con el resultado. El discurso del presidente de la gestora, Javier Fernández, había sido "uno de los mejores de los últimos años en el PSOE" por su "solidez" y su "altura política". Entendían que los cinco votos en contra del calendario previsto exhibía la debilidad de los de Pedro Sánchez, "por más plataformas críticas que surjan", y lo "absurdo" de abrir una guerra porque el congreso federal "sea un mes antes o un mes después". Los movimientos entre los críticos al término del comité encendieron las alarmas en la delegación andaluza. Tenían alguna información y creyeron que algo se estaba fraguando. Acertaron. Para bajar la presión sobre Susana Díaz y situarla en el bando contrario el mensaje que trasladaron es que "el problema" lo tienen los críticos que están "divididos". Es más, airearon que López había anunciado su candidatura a varios dirigentes del PSOE defendiendo que lo hacía por "responsabilidad" y para "fulminar" a Pedro Sánchez. Queda claro que todos quieren partir en la mejor posición y con la mayor fuerza posible hacia las primarias y el congreso federal que, por fin, tienen fecha. Eso sí, Susana Díaz sigue mareando la perdiz.

Susana Díaz sigue mareando la perdiz y el PSOE andaluz exhibe su músculo y su peso con una advertencia: nadie va a poder liderar el partido sin los socialistas andaluces a su favor.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios