CRISIS DE LOS SOCIALISTAS

Vara defiende públicamente la candidatura de Díaz para liderar el PSOE: "Sabe ganar"

El líder extremeño subraya que debe dirigir el PSOE quien sea "reconocible" por vencer en las urnas. Pero advierte a la presidenta andaluza de que no puede "construir el partido con una parte"

Foto: Guillermo Fernández Vara y Susana Díaz se saludan en Monesterio, Badajoz, el pasado 7 de marzo. (EFE)
Guillermo Fernández Vara y Susana Díaz se saludan en Monesterio, Badajoz, el pasado 7 de marzo. (EFE)

Es verdad que Guillermo Fernández Vara no es un barón socialista como todos los demás, que no es amigo de las clasificaciones y de los encasillamientos. Pero desde que se desengañó de Pedro Sánchez, desde que su relación se rompió definitivamente, hace casi un año, su sintonía con Susana Díaz ha ido creciendo. Y eso que mantiene discrepancias con ella y puntos de vista distintos. No será de los secretarios territoriales que se pongan a la cola para adularla y cubrirla de elogios en público —tampoco lo hará su gran amigo Alfredo Pérez Rubalcaba—, pero sí cree que es la mejor solución para el PSOE en estos momentos. Ya lo ha ido haciendo ver a su manera en las últimas semanas, pero este miércoles fue si cabe más explícito.

Lo hizo en una entrevista en 'Al rojo vivo' (La Sexta) y poco después a las puertas de Ferraz, adonde se desplazó para presidir, con la gestora, la reunión de coordinación con los consejeros socialistas que este miércoles se vieron con el Gobierno central para ultimar la Conferencia de Presidentes, tal y como adelantó este periódico hace unos días. Vara subrayó que Díaz tiene una cualidad "enormemente positiva", que "sabe ganar elecciones", algo que es "esencial y fundamental" en estos momentos para el PSOE. Pero también le recuerda que no puede construir el nuevo PSOE "con una parte del partido". Una clara llamada a la integración.

Vara juzga que Sánchez entregó el PSOE a Díaz al jugar a "fracturar federaciones", lo que hizo más fuerte a Andalucía, "unida" en torno a ella

El presidente extremeño verbalizó en público lo que ha expuesto en numerosas ocasiones en privado: que cuando Sánchez perdió el apoyo de quienes le auparon a la secretaría general —entre ellos, la baronesa andaluza—, prefirió "fracturar federaciones" en lugar de "buscar una nueva mayoría, que no era imposible", porque ya lo había hecho Rubalcaba, pues venció en el congreso de Sevilla de 2012 sin el respaldo de Andalucía y con el PSC apostando en bloque a Carme Chacón. Esa "sucesión de hechos" han ido "otorgando un gran peso" al PSOE-A, "probablemente el mayor que haya tenido nunca", dado que la "división" existente en otras federaciones hizo a todo el partido dependiente del territorio que sí está "unido en torno a un liderazgo", el de Díaz, y eso "no es una opinión, sino la constatación de un hecho cierto, aunque mucha gente no quiera reconocerlo, pero es la cruda realidad". "Nunca como ahora se produce esa fortaleza" de la federación andaluza, recalcó. Así que "el futuro tendrá que pasar por lo que esa federación esté dispuesta a asumir". Dicho de otra manera: el mañana del PSOE ha de pasar forzosamente por Andalucía.

Vara defiende públicamente la candidatura de Díaz para liderar el PSOE: "Sabe ganar"

Mensaje para Patxi López

Vara sostuvo que los socialistas no pueden "perder de vista" que los ciudadanos "identifican" a la jefa de la Junta como una máquina para vencer en las urnas. "Es muy importante que cuando se habla de alguien [como candidato a la secretaría general] se identifique con alguien que sabe ganar las elecciones. Las elecciones no se ganan por casualidad, sino por una suma de cosas", añadió, de forma que el partido ha de ser consciente de que a quien sitúa al frente sea "reconocible por su capacidad para ganar elecciones". El presidente extremeño y secretario regional de los socialistas, con su apuesta, estaba dejando en la cuneta a un territorio pobre en resultados (11,94% en las últimas autonómicas, el 14,23% en las generales del 26-J), como Euskadi, la federación de la que procede su amigo Patxi López. Díaz encadenó cuatro victorias consecutivas del PSOE-A desde su llegada al poder, en 2013: las europeas de 2014, las regionales y las municipales de 2015 y las legislativas del 20-D, aunque quedó por detrás del PP en las de junio.

El presidente extremeño reitera su apuesta por una candidatura de unidad, porque es "lo mejor para el partido" tras años de guerras y traspiés

El respaldo de Vara a la presidenta de la Junta no es incondicional. El dirigente extremeño reconoció que "probablemente no es extrapolable" a toda España el discurso que Díaz hace en Andalucía, o el que hacen otros barones en sus territorios, como el suyo mismo o el de Emiliano García-Page en Castilla-La Mancha. "Es lo que tenemos que intentar sumar en este tiempo [hasta el 39º Congreso Federal del PSOE], ser capaces de conformar un proyecto en el que participemos mucha gente pero que tiene que tener una cara", dijo en 'Al rojo vivo'. Después, a los periodistas reunidos en Ferraz les precisó algo más su idea: aunque conoce a la federación andaluza y "siempre" es un "referente" para él, también le lanza un aviso clarísimo a su jefa: "No se construye partido con una parte del partido, sino con todo el partido". Vara le estaba diciendo a Díaz que debe procurar buscar la integración de los críticos para que todos los sectores puedan sentirse a gusto en un mismo proyecto. Con seguridad, no es un mensaje nuevo para ella, porque ambos conversan frecuentemente, la última vez, "hace tres o cuatro días, la semana pasada" (con Sánchez no charla desde hace "muchísimo tiempo", según confesó en La Sexta).

Vara no se atrevió a postular directamente a la presidenta de la Junta, porque primero es ella quien "tendrá que decidir" si se presenta, y también porque él sigue creyendo que tiene "enorme importancia" el proyecto que quieren los socialistas, así como la "respuesta del PSOE al modelo de país", para que este sea "incluyente, plural y diverso".

Que la conferencia salga "bien"

Como en otras ocasiones, el dirigente extremeño defendió la conveniencia de una candidatura única, porque está convencido de que es "lo mejor para el partido" en estos momentos. "Tras dos procesos congresuales [el de 2012, el que ganó Rubalcaba, y el de 2014, en el que Sánchez se impuso a Edu Madina y José Antonio Pérez Tapias], y el año en el que vivimos peligrosamente, 2016, sería bueno ponernos de acuerdo en torno a una candidatura. ¿Que no puede ser? Pues no puede ser, pero que se me tiren todos encima diciendo que no quiero debate. Yo quiero todo, pero creo que lo mejor para el PSOE es una candidatura única. Si no, vamos a votar y el que gane ganó, y vamos a apoyarlo todos, que es lo que tenemos que hacer". Tras él llegó el portavoz del Gobierno andaluz, el sevillano Miguel Ángel Vázquez, que no quiso responder a las valoraciones del líder extremeño, porque venía representando a todos los ciudadanos de su comunidad.

El jefe de la Junta subraya que los socialistas han preparado bien la cumbre de presidentes y destaca que se incorpore la agenda europea

El comité federal de este sábado aprobará la fecha del 39º Congreso. Según las previsiones de la gestora y del sector oficialista, que con toda seguridad saldrán adelante, las primarias se celebrarán a finales de mayo y el cónclave, a mediados del mes siguiente. Vara encontró ese calendario que propondrá oficialmente la cúpula provisional "razonable", porque permitiría además que en julio estuvieran hechos también los congresos regionales. También desaprobó la pretensión de los críticos de que la asamblea tenga lugar en abril, porque pilla la Semana Santa en medio: "Por 15 días arriba o abajo no vamos a estar nosotros de congreso y la Pasión viviente. Mayo es un buen mes".

Respecto a la Conferencia de Presidentes del próximo 17 de enero en el Senado, Vara señaló que el PSOE desea que salga "bien", porque gobierna en nueve de las 17 comunidades, así que es el "primer interesado" en que sea una herramienta "útil", una "institución llamada a ocupar un importante papel", que puede que ni siquiera se llegue a atisbar, habida cuenta de los fundamentales retos que España tiene por delante, como la reforma constitucional. De ahí que Javier Fernández, el presidente de la gestora, le encargara prepararla "bien" con el Gobierno de Mariano Rajoy y en coordinación con las federaciones socialistas, para que la cumbre sirva no solo para hacerse "la foto", sino para adoptar "acuerdos importantes y trascendentes" sobre materias nucleares como el sostenimiento del Estado del bienestar, la reforma de la financiación autonómica, el pacto educativo, la unidad de mercado, la movilidad de empleados públicos, el despoblamiento o sobrepoblación (según la zona de España)...

La número dos del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que este miércoles se reúne con los consejeros para preparar la Conferencia de Presidentes del próximo 17 de enero. (EFE)
La número dos del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que este miércoles se reúne con los consejeros para preparar la Conferencia de Presidentes del próximo 17 de enero. (EFE)


Vara destacó el hecho de haber logrado incorporar al debate de la conferencia la agenda europea, porque "no se puede entender España sin las comunidades", igual que no se puede concebir estas "sin Europa", así que es "relevante" que España "juegue" en la UE siendo consciente de las "importantísimas competencias" en manos de las autonomías. El dirigente extremeño, por último, se mostró convencido de que la cita del próximo martes será exitosa porque es "necesario" que sea así.

Una iniciativa para que se fiscalice la asignación del 0,7% a la Iglesia

El Grupo Socialista presentó este miércoles en el Congreso una propuesta [aquí en PDF] para que se encargue al Tribunal de Cuentas la fiscalización del sistema de asignación tributaria a la Iglesia a través de la casilla del 0,7% de la cuota del IRPF. La medida es una respuesta a la noticia, avanzada por la SER e 'infoLibre', de que el programa de fiscalizaciones de la institución para 2017, aprobado en diciembre con el voto de los consejeros propuestos por el PP, deja fuera a la Iglesia católica. 

"Vamos a registrar hoy una iniciativa para que el Congreso solicite al Tribunal la fiscalización del 0,7% de la casilla de la Iglesia, que suma más de 1.240 millones entre 2010 y 2015. Y vamos a pedir que se haga un informe con periodicidad anual, para que todo esté perfectamente controlado y auditado", afirmó en un comunicado el diputado cordobés Antonio Hurtado, portavoz del PSOE en la Comisión mixta para las relaciones con el Tribunal de Cuentas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios