según las últimas pesquisas de la guardia civil

Giro en la investigación: Diana Quer no pasó por casa el día de su desaparición

Las últimas pesquisas revelan que la joven no llegó a la casa familiar y que hubo un error por parte de la madre en la ropa que llevaba: no iba con pantalones cortos rosas sino blancos

Foto: La madre de la joven Diana Quer, de 18 años, desaparecida desde el pasado 22 de agosto. (Efe)
La madre de la joven Diana Quer, de 18 años, desaparecida desde el pasado 22 de agosto. (Efe)

La investigación sobre la desaparición de Diana Quer da un giro. Hasta ahora se creía que la joven pasó por casa el pasado 22 de agosto, sin embargo las últimas pesquisas de la UCO y del Grupo de Apoyo Técnico y Operativo, encargado de analizar el móvil de Diana, desvelan que no llegó a la casa familiar en la localidad coruñesa de A Pobra Do Caramiñal. 

Atendiendo a la señal de su teléfono móvil, Diana abandonó el parque en el que se encontraba con sus amigos pasadas las 2:30 horas rumbo a la vivienda, donde debía de haber llegado 20 minutos después. Según el programa 'En el punto de mira', emitido este martes por la noche en Cuatro, antes de llegar, cambió de rumbo y se subió a un vehículo. 

Por otro lado, 'OkDiario' revela que desde el último mensaje de WhatsApp que envió Diana -en el que advertía que se estaba "acojonando" porque un gitano le estaba llamando- hasta que su móvil deja de emitir señal pasan 13 minutos y 53 segundos, tiempo en el cual la joven no tuvo tiempo para ir a casa, cambiarse de ropa y llegar hasta el punto concreto en el que se pierde la señal. 

Un error sobre la ropa que llevaba aquella noche

Precisamente fue la madre de Diana Quer la primera que descartó desde el principio que su hija hubiera pasado por casa aquella noche. De hecho, aseguró a los medios de comunicación que de haber ocurrido ella se habría dado cuenta ya que dormía con la puerta de su habitación abierta. 

¿Pero por qué se creyó que estuvo en casa? Horas después de la desaparición, la Guardia Civil preguntó a Diana López-Pinel cómo iba vestida su hija explicando que llevaba un "short rosa y una camiseta blanca", que aparecieron en la habitación de la joven madrileña. Esto hizo pensar que regresó a casa, se cambió de ropa y volvió a salir a la calle. Sin embargo, se trató de un error de la madre, ya que aquella noche Diana llevaba unos pantalones cortos de color blanco. 

"Tengo mi propia teoría"

A pesar de que desde la desaparición de su hija sus declaraciones a los medios han sido escasas, en los últimos días Diana López-Pinel ha roto su silencio en dos ocasiones: la primera para hacer un llamamiento a la colaboración y la segunda este domingo en una amplísima entrevista al diario 'La Razón'. 

En ella, la madre de la joven asegura que tiene su "propia teoría" sobre lo que le ha podido ocurrir a su hija. "Estoy muy convencida de ella. Cada día que pasa, más", señala sin dar ningún detalle más alegando que no quiere entorpecer la investigación policial. Además, ha desvelado cómo de truculento era su matrimonio y ha acusado a su marido de ser mal padre y maltratarla física y psicológicamente. “¿Tú quién te crees que eres? No vas a llegar a ningún sitio. Yo te he enseñado a ser alguien, te he criado y te he dado la educación que tus padres no te dieron”, es el extracto de alguna de las discusiones durante su matrimonio. 

Valeria: su madre le maltrataba y venía ebria

¿Por qué le retiraron la custodia de su hija menor a la madre de Diana Quer? El pasado 16 de septiembre, Diana López-Pinel declaró ante el Juzgado de Ribeira (A Coruña) en calidad de imputada y para solicitar a su titular que le devolviera la custodia de su hija Valeria, de 16 años. Sin embargo, sus palabras ante la jueza dieron pie a que mantuviera la medida cautelar, ya que consideraba que existía "un presunta perpetración de un delito continuado de maltrato" por parte de la madre contra su hija Valeria, "sin perjuicio de que pudiera haber incurrido en otros ilícitos" respecto a la menor "o incluso a su otra hija, Diana".

Según publicó este martes 'La Voz de Galicia', que ha tenido acceso al auto, Valeria fue "tajante al suplicar" a la jueza seguir viviendo con su padre, Juan Carlos Quer, aunque sin cortar la comunicación telefónica con su madre. Además, relató varios episodios de maltrato físico que hasta ese momento no había confesado "por miedo a las represalias" de su madre. Entre ellos reveló "dos palizas" y muchas noches en las que su madre llegaba a casa de madrugada "en estado ebrio" y dejando a sus dos hijas "solas". 

El punto álgido llegó en el mes de agosto de este año, cuando Valeria "se autolesionó hasta en tres ocasiones" y tuvo que acudir a urgencias, donde le practicaron tres lavados de estómago por la ingesta de ansiolíticos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios