caso cuéntame

Hacienda reclama a Imanol Arias 4,9 millones por impuestos impagados desde 2005

El intérprete de Antonio Alcantara en 'Cuéntame cómo pasó' declara este miércoles en la AN. El juez Moreno le imputa cinco delitos fiscales ejecutados con la trama societaria que le facilitó Nummaria

Foto: El actor Imanol Arias, a las puertas de la Audiencia Nacional antes de su declaración, el pasado 10 de mayo. (EFE)
El actor Imanol Arias, a las puertas de la Audiencia Nacional antes de su declaración, el pasado 10 de mayo. (EFE)

Los cinco delitos fiscales que el juez Ismael Moreno imputa a Imanol Arias son solo el final de un largo periplo de investigaciones fiscales contra el actor. La Agencia Tributaria persigue impuestos presuntamente impagados por el protagonista de 'Cuéntame cómo pasó' desde hace 11 años. El intérprete arrastra dos inspecciones ya concluidas por presuntas infracciones tributarias cometidas respecto a lo que recogió en sus declaraciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en los ejercicios de 2005, 2006 y 2007, y también en los de 2009 y 2010. La cantidad que el artista debe a Hacienda en virtud de esos expedientes se eleva a 2.721.237,03 euros, aunque el pago se encuentra suspendido a la espera de que los tribunales contencioso-administrativos resuelvan los recursos que ha presentado contra ellos. Si a esa cifra se suman los 2.188.712,18 euros de los cinco delitos contra la Hacienda Pública que ahora se le achacan, la cantidad total adeudada al fisco alcanza los 4.909.949,21 euros. Este miércoles está citado por el instructor para responder de todo ello.

[Imanol Arias: "Soy consciente de mi error. Quiero abonar hasta el último céntimo mi deuda"]

El informe-denuncia presentado por la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF), dependiente de Hacienda, explica que la última inspección a la que fue sometido antes de iniciarse el proceso penal en el que está imputado se inició el 31 de mayo de 2013 y se concluyó el 29 de octubre de 2014. El objeto de esa investigación administrativa eran sus declaraciones de la renta de 2009 y 2010. Hacienda destaca en su informe que, durante ese expediente tributario, "se obtuvo diversa documentación" que ha servido para la investigación criminal que ahora se sigue en la Audiencia Nacional. Previamente, la inspección de Hacienda comprobó también su IRPF de 2005 a 2007. "Manuel María [Imanol] Arias Domínguez adeuda a la Hacienda Pública un total de 2.721.237,03 euros cuya gestión de cobro se encuentra suspendida con garantías", mantiene el escrito de la ONIF en el que se basa la querella de Anticorrupción. Es decir, que ese pago está parado aunque garantizado mediante avales o hipotecas hasta que se resuelvan los recursos que el actor ha interpuesto.

La ONIF mantiene que Manuel María Arias adeuda a la Hacienda Pública un total de 2.721.237,03 euros

Si se tienen en cuenta los supuestos delitos que ahora investiga el juez Moreno y que corresponden a los ejercicios de 2010 a 2014, Imanol Arias está bajo sospecha de haber sido un defraudador sistemático durante nueve años, es decir, desde 2005 hasta 2014, con la sola interrupción de 2008, único ejercicio de este periodo en el que Hacienda no le ha realizado ningún tipo de comprobación fiscal. Las actas que se le abrieron con anterioridad a la apertura de la investigación penal que se sigue contra él en la Audiencia Nacional no parece que mermaran su supuesto ánimo de defraudar. Pese a las inspecciones que se le abrieron, el actor no dudó en seguir poniendo sus finanzas en las manos de Fernando Peña, el exinspector de Hacienda considerado el cerebro del despacho de asesoría fiscal Nummaria, que proporcionó a Arias desde finales de 2008 las estructuras societarias para cometer sus supuestas infracciones tributarias y penales.

Sin embargo, desde su defensa lo niegan. "Imanol es ajeno a todas esas cuestiones porque de sus finanzas no sabe nada", mantiene su abogada, que asegura que el protagonista de 'Cuéntame' había entregado la gestión de su patrimonio a los asesores fiscales del despacho con el absoluto desconocimiento de que algo de lo que hiceran éstos fuera ilegal. Cuando la inspección se plantó en el domicilio de una de las sociedades del intérprete en septiembre de 2012, se encontró con la hermana de este, que informó de que toda la documentación relativa a los impuestos estaba en poder de Ecualia, una de las sociedades del grupo de Peña.

La relación de Arias con Nummaria comienza en diciembre de 2008, según el informe-denuncia. Es entonces cuando, de la mano de su expareja, la también actriz Pastora Vega, fundó la asociación europea de interés económico (AEIE, una unión de empresas europeas) denominada Remake Investments. Las dos firmas que la conformaban eran la británica Rosedale Limited (propietaria al 80%), para la que el propio actor ejerció de administrador, y Línea Sur Producciones SL (20%), una suerte de sociedad patrimonial de la pareja en cuyo nombre actuó su exesposa. Esa estructura se mantuvo hasta la separación de ambos, en 2010, por lo que los presuntos delitos que hubiera podido cometer Pastora Vega se encontrarían prescritos, al haber transcurrido seis años desde entonces, según fuentes del caso.

Tras la ruptura, el papel que hasta entonces tenía Vega pasó a ser interpretado por la hermana del actor, Ana Isabel Arias, esta sí imputada en el caso Cuéntame. El 17 de mayo de 2010, el actor sustituyó Remake Investments por otra AEIE denominada Leitmotif Projects. Esta última estaba participada como la anterior por Rosedale Limited y por 11 T'Ai Creaciones, la sociedad a cuyo nombre consta ahora gran parte del patrimonio del intérprete. Hacienda sospecha que para la constitución de esta última, Imanol Arias recibió 290.000 euros procedentes de Suiza cuya entrada en España se habría camuflado como una ampliación de capital. Sin embargo, el juez, hasta el momento, no investiga esos fondos que podrían haber sido objeto de blanqueo de capitales.   

El actor puso en marcha un mecanismo defraudatorio con entramados societarios para evadir impuestos

El mecanismo defraudatorio con ambos entramados societarios era idéntico. El actor imputaba sus ingresos a las AEIE, cuyo partícipe mayoritario, al 80%, era Rosedale Limited, con domicilio social en Londres. Las propietarias últimas de esta sociedad británica eran otras dos firmas con residencia en Costa Rica, con lo que Hacienda sospecha que el actor tampoco tributaba en Reino Unido por las cantidades que traspasó a esa suerte de uniones de empresas presuntamente creadas por Nummaria con el único objetivo de que su propietario pudiera defraudar al fisco. Como administrador de Rosedale constaba Bernal Zamora Arce, el mismo testaferro costarricense del exconsejero madrileño Francisco Granados y su lugarteniente, David Marjaliza, los principales implicados en el caso Púnica. 

Cuando Imanol Arias cometió presuntamente su primer delito fiscal, en 2010, obtenía de Ganga Producciones, la productora de 'Cuéntame cómo pasó' -cuyos propietarios, la también actriz de la serie Ana Duato y su esposo, Miguel Ángel Bernardeau, también están imputados- la cantidad de 63.101,21 euros por programa, y en 2011 llegó a ingresar por ese concepto más de 1,2 millones, según el informe-denuncia de Hacienda. Las cantidades presuntamente defraudadas en cada uno de los ejercicios investigados en la Audiencia Nacional fueron 317.356,97 euros en 2010, 541.084,35 en 2011, 515.884,67 en 2012, 317.339,76 en 2013 y 497.046,43 en 2014. En los últimos cuatro años, los ingresos del protagonista de la existosa serie emitida por TVE oscilaron entre los 748.451 euros (2013) y 1.333.130,98 en 2011. Cómo gestionó durante esos cinco años todo ese dinero es lo que el próximo miércoles tendrá que explicar al juez.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios