caso 'cuéntame'

La trama para defraudar de Imanol Arias se construyó con fondos procedentes de Suiza

Una de sus sociedades recibió 290.000 euros que llegaron de ese país. El actor consta como autorizado de una cuenta en Banque Franck entre 1998 y 2000, según los papeles de Panamá

Foto: El actor Imanol Arias, caracterizado como Antonio Alcántara. (TVE)
El actor Imanol Arias, caracterizado como Antonio Alcántara. (TVE)

El entramado para defraudar a Hacienda que supuestamente montó el actor Imanol Arias con ayuda del despacho de abogados Nummaria contó con una aportación de fondos procedentes de Suiza. Así lo recoge la documentación aportada por Hacienda y que ha servido de base para la querella presentada por Anticorrupción contra el protagonista de 'Cuéntame cómo pasó' y su compañera de reparto, Ana Duato, por varios delitos fiscales. En total, la cantidad procedente del país helvético, que se incorporó como capital de una de las sociedades de su estructura societaria con ramificaciones en Reino Unido y Costa Rica, fue de 290.000 euros. La querella que instruye el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno no incluye "las contingencias fiscales" derivadas de esa cantidad, pero sí hace referencia a esos fondos el informe sobre el caso elaborado por la Agencia Tributaria.

[Imanol Arias: "Soy consciente de mi error. Quiero abonar hasta el último céntimo mi deuda"]

La sociedad española a través de la cual Arias montó el entramado societario para evadir impuestos se llama 11 T'Ai Creaciones SL. La firma fue constituida con un capital social de 3.010 euros el 10 de marzo de 2010, y su socio principal, propietario del 99% de las acciones, su administrador único y la persona autorizada para actuar con sus cuentas bancarias era el propio protagonista de 'Cuéntame'. Todavía hoy, Manuel María Arias Domínguez, el nombre real de Imanol Arias, sigue figurando como el único gestor de esa empresa. Compañía que formaba parte de una Asociación Europea de Interés Económico (AEIE) denominada Leitmotif junto con otra sociedad británica llamada Rosedale Limited. Las propietarias de esta última eran otras dos sociedades radicadas en Costa Rica.

 

 

Dos años y ocho meses después de la creación de 11 T'Ai Creaciones, la sociedad amplió su capital, que pasó de esos 3.010 euros a 793.010, es decir, que esa ampliación fue de 790.000 euros. De esta última cantidad, 500.000 euros fueron suscritos íntegramente por Imanol Arias, que, según Hacienda, asegura haber aportado la totalidad de ese montante en efectivo. El resto, 290.000 euros, lo puso una sociedad británica denominada Winfield Limited. Esa aportación se justificó mediante la compensación de un crédito concedido unos meses atrás a 11 T'Ai Creaciones. "De acuerdo con la base de datos de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT), durante 2011 y 2012, 11 T'Ai Creaciones SL tuvo entradas de divisas procedentes de Suiza por un importe de 290.000 euros que parecen tener relación con esta ampliación de capital", asegura la inspección.

Hasta el 7 de abril de 2014, el objeto social de esa sociedad que constaba a Hacienda era "otros servicios independientes", pero desde esa fecha se dio de alta en el Impuesto de Actividades Económicas con la dedicación de "producción de películas cinematográficas" como actividad. Según el informe de Hacienda, 11 T'Ai Creaciones ha contado a lo largo de su trayectoria con uno o dos empleados. De ellos, el que tenía el sueldo más elevado (50.174 euros en 2013) era Ana Isabel Arias Domínguez, hermana del actor. Los gastos de esa sociedad, según la documentación, se encuentran ligados a la compra de varios inmuebles. Como un solar en la urbanización Atlanterra (Tarifa, Cádiz) valorado en 490.000 euros y un chalé en la zona madrileña de Arturo Soria escriturado en 1.250.000 euros. La sociedad también es dueña de dos vehículos: un Mercedes y un Ford.

"Todo apunta a que, al menos hasta abril de 2014, 11 T'Ai Creaciones SL ha sido utilizada por Manuel María [Imanol] Arias Domínguez principalmente para la adquisición de bienes de uso particular", relata el informe de Hacienda. "Con objeto de financiar esas adquisiciones, 11 T'Ai Creaciones emitió facturas que pudieran no corresponder a servicios efectivamente realizados", aseguran los inspectores.

Según los papeles del despacho panameño Mossak Fonseca obtenidos por el diario alemán 'Süddeutsche Zeintung' y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), publicados en exclusiva por El Confidencial y La Sexta, Imanol Arias constó como apoderado de la sociedad Trekel Trading Limited, radicada en Niue, una isla del Pacífico Sur, entre 1998 y julio de 2000, cuando quedó inactiva. El actor también figuraba como autorizado para operar con la cuenta abierta a nombre de esa sociedad en el banco suizo Banque Franck SA. Según esa documentación, Arias disfrutó de la capacidad para "administrar la sociedad sin limitación alguna", lo que incluía "llevar a cabo contratos o actos de toda clase, recibir o dar dinero en préstamo, comprar productos, mercancías, valores, acciones" y "abrir cuentas bancarias en nombre de la sociedad en cualquier banco".

 

 

Su defensora en el caso Nummaria, María Dolores Márquez de Prado, asegura que Arias desconoce por completo la procedencia de esos 290.000 euros que, según Hacienda, llegaron de Suiza hasta su sociedad patrimonial 11 T'Ai Creaciones. "Imanol es ajeno a todas esas cuestiones porque de sus finanzas no sabe nada", explica su abogada, que asegura que el protagonista de 'Cuéntame' había entregado la gestión de su patrimonio al despacho de abogados Nummaria, en el que tenía total confianza.

La cuota presuntamente defraudada por el actor en los cinco ejercicios que se investigan en la Audiencia Nacional ascendería, según la querella, a 1.871.355,21 euros. Pero esa cifra no recoge todo el dinero que Imanol Arias debe a Hacienda. La Agencia Tributaria le abrió en 2013 una inspección sobre el IRPF de los ejercicios de 2009 y 2010 que se concluyó el 29 de octubre de 2014. Años antes, inició otra relativa al mismo impuesto correspondiente a los años 2005, 2006 y 2007. Aparte de la cantidad que se le reclama en el caso Nummaria, Imanol Arias "adeuda a la Hacienda Pública un total de 2.721.237,03 euros". El cobro de esa suma se encuentra "suspendido con garantías", es decir, que el artista, tras mostrarse disconforme con las actas, las recurrió a los juzgados de lo Contencioso-Administrativo, que todavía no han decidido quién tiene razón. Pero, hoy por hoy, la supuesta deuda total del intérprete de Antonio Alcántara con el fisco supera los 4,5 millones de euros. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios