audiencia nacional

Ausbanc cierra: no puede pagar a sus empleados tras el bloqueo de sus cuentas

Los abogados de la asociación llevarán por libre los 9.500 procesos judiciales abiertos que hasta el momento dirigía la plataforma tras las demandas de usuarios de banca

Foto: Luis Pineda, presidente de Ausbanc, fue detenido el pasado 15 de abril. (EFE)
Luis Pineda, presidente de Ausbanc, fue detenido el pasado 15 de abril. (EFE)

La asociación de usuarios de entidades financieras Ausbanc cerrará definitivamente sus puertas a partir del próximo 31 de mayo. Los encargados de gestionar la plataforma mientras su presidente, Luis Pineda, se encuentra entre rejas han tomado esta drástica decisión después de que el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, decidiera mantener bloqueadas las cuentas del colectivo.

"Aquí no hay ningún problema de solvencia, hay dinero en caja y los bienes inmuebles son propiedad de Ausbanc, lo que ocurre es que el juez ha impedido acceder a los fondos", explican desde la asociación, que ha esperado hasta ahora para tomar esta decisión, ya que hasta hace unos días aún mantenía la esperanza de que el instructor recapacitara y desbloqueara las cuentas. De hecho, ya había dado libertad a los abogados para que se llevaran los casos a cambio de una comisión, ya que los clientes firmaron con Ausbanc.

Según fuentes de la plataforma, actualmente la asociación mantiene 9.500 causas judiciales abiertas en los tribunales españoles relacionadas con problemas que tenían los ciudadanos con las entidades financieras. Todos estos procedimientos seguirán adelante vía los letrados que hasta el momento trabajaban para Ausbanc y ahora lo harán de forma independiente.

Ausbanc cierra: no puede pagar a sus empleados tras el bloqueo de sus cuentas

Los abogados, por lo tanto, continuarán con su trabajo sin apenas notar el cierre de Ausbanc. No así, sin embargo, el resto de empleados que estaban contratados por la plataforma, que desde el 31 de mayo dejarán de pertenecer a la misma. Todos ellos serán despedidos previsiblemente sin cobrar indeminización ni recibir el finiquito, lo que les obligará con alta probabilidad a acudir a magistratura y al Fogasa con el fin de recibir al menos parte del dinero que se les adeuda.

Es una pena, sostienen desde Ausbanc, que tenga que ser el Fogasa el que se haga cargo de los pagos cuando la caja de la asociación tiene dinero de sobra para asumirlos. El juez Pedraz, sin embargo, ha denegado a la plataforma el desbloqueo de las cuentas al entender que pueden ser ingresos provenientes de extorsiones y como medida cautelar para hacer frente en su caso a una responsabilidad civil.

El pasado 18 de abril, el magistrado envió a prisión tanto a Pineda como al secretario general del sindicato Manos Limpias, Miguel Bernard, por extorsionar supuestamente a entidades financieras como Sabadell o Caixabank a cambio de retirar la acusación en diferentes procedimientos; entre ellos el caso Nóos, donde la trama estaba dispuesta a retirar los cargos contra la infanta Cristina de Borbón -imputada por el juez José Castro después de que lo pidiera únicamente la abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete- a cambio de tres millones de euros.

Miguel Bernard, secretario general de Manos Limpias. (EFE)
Miguel Bernard, secretario general de Manos Limpias. (EFE)

Según el auto que mandó a prisión a Bernard y Pineda, fue este último quien tomó la iniciativa de intentar negociar la retirada de la acusación contra la infanta a cambio de dinero. En concreto, el pasado 29 de febrero el presidente de Ausbanc contactó por primera vez con el entorno de la infanta. Llamó al director general de la Fundación La Caixa, donde trabajaba Cristina de Borbón, para ofrecerle un acuerdo.

El mismo auto recoge una conversación que tuvo lugar entre Pineda y el director de comunicación de Manos Limpias, Francisco Javier Castro, en la que ambos comentan la dureza de López Negrete durante el interrogatorio a la Infanta. Los dos coinciden en que la abogada había sido muy severa en su intervención y en un momento dado el jefe de prensa de Manos Limpias asegura que esa actitud tendrá que rebajarla en los próximos días. "Pero bueno, luego tendrá que plegar velas, tío, y punto (...), hacer lo que deba hacerse, no lo que le guste a ella, aparte de que su momento de gloria ya lo ha tenido", afirmó Castro.

Durante su comparecencia, Bernard negó haber intermediado entre Pineda y los directivos de La Caixa. Admitió que él si estuvo hablando incluso con el presidente de la entidad financiera catalana, Isidro Fainé. Según Bernard, tras ese encuentro Manos Limpias incluso llegó a redactar un borrador de escrito que pretendía presentar a los tribunales para retirar la acusación a la infanta, aunque no poder dinero, sino "por España".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios