LOS AFILIADOS VOTAN EN FAVOR DEL CONTINUISMO

Rosa Díez vuelve a ganar en UPyD de la mano de Herzog, que hereda un partido roto

Los afiliados lo decidieron. Andrés Herzog liderará UPyD para seguir con la hoja de ruta de Rosa Díez: mantener la autonomía del proyecto y descartar cualquier tipo de pacto con Ciudadanos

Foto: El nuevo líder de UPyD, Andrés Herzog, acompañado de Rosa Díez. (EFE)
El nuevo líder de UPyD, Andrés Herzog, acompañado de Rosa Díez. (EFE)

El abogado Andrés Herzog es el nuevo líder de UPyD. Lo decidieron el 43% de los militantes del partido, que el sábado apoyaron al número 2 de Rosa Díez para dar continuidad al proyecto del partido que nació en 2007. UPyD se enfrentó a un Congreso Extraordinario de máxima relevancia, tras el cual, la 'eterna líder' soltó el timón del barco magenta por primera vez desde hace ocho años. Pero no es un adiós. “No vengo a despedirme”, fueron sus palabras. Aunque deja la portavocía, no se retirará. “Estar en la primera línea de la política es una cuestión de compromiso, no de estar en la dirección de un grupo”, afirmó. Además, el gran triunfador, Andrés Herzog, era precisamente su número dos y su ascenso a la dirección del partido no deja de ser otro triunfo de la ya exlíder.

Rosa Díez vuelve a ganar en UPyD de la mano de Herzog, que hereda un partido roto

El pasado marzo, Rosa Díez superó la primera prueba de fuego. Tras el fracaso electoral en Andalucía, la política vasca se sometió a una moción de confianza tras la presión ejercida por el 'sector crítico' del partido, entre los que estaba Irene Lozano. En aquel Consejo Político, los afiliados hablaron y decidieron dejar el partido en manos de Díez para concederle otra oportunidad a pesar del batacazo electoral. La condición, eso sí, fue la convocatoria de un Congreso -el celebrado ayer- con la idea de cambiar la dirección para garantizar la supervivencia y regeneración del partido.

A pesar de que la 'renovación' debía llegar de la mano de Lozano y su equipo -compuesto por Toni Cantó, Luis de Velasco y Rodrigo Tena, entre otros- los militantes magentas han vuelto a poner la mano en el fuego por Herzog -y por tanto por Rosa Díez- aunque por muy poca diferencia, ya que los renovadores de la periodista y diputada consiguieron un 40% de los votos. Herzog aseguró tras conocer su victoria que “son necesarios algunos cambios” pero fue muy claro con su hoja de ruta: “Hay que distinguir la política del marketing”, e insistió en que el proyecto de UPyD es más necesario que nunca. “Aquí hay mucho futuro y hay que trabajar desde ya”. No hubo más alusiones al que estaba condenado a ser su eterno socio de pactos, Ciudadanos, con el que por cierto, Irene Lozano sí estaba dispuesta a confluir o converger de alguna manera si alcanzaba la dirección y las bases lo respaldaban.

Andrés Herzog celebra el triunfo en las primarias del Congreso Exraordinario. (EFE)
Andrés Herzog celebra el triunfo en las primarias del Congreso Exraordinario. (EFE)

Herzog y Díez dedicaron gran parte de sus intervenciones a recordar las cosas buenas que ha hecho la formación que ambos lideran -a partir de hoy, él a la luz y ella a la sombra-. “Nosotros empezamos todo lo que hoy está en la agenda política”. El nuevo portavoz y su antecesora se referían así a las propuestas que UPyD lleva años lanzando y que han llevado a las instituciones públicas. La lucha contra la corrupción, los abusos de los bancos, la necesaria independencia de la justicia, la reforma de la administración con la fusión de ayuntamientos y supresión de duplicidades, la reforma de la ley electoral… “Todas esas cosas que hoy todos los partidos dicen querer, incluso si no creen en ello”, llegó a afirmar Rosa Díez.

Por eso, el nuevo líder magenta hizo un llamamiento a la confianza interna y a seguir trabajando por el proyecto para conseguir que los españoles se den cuenta de su utilidad y en la próxima gran cita electoral, las generales, vuelvan a dar un voto de confianza a UPyD. Un panorama muy complicado por otra parte, después de los fracasos cosechados en las andaluzas de marzo y las autonómicas y municipales de mayo, tras las que el partido ha desaparecido prácticamente del mapa electoral español.

Andrés Herzog, nuevo líder de UPyD

 

Aún así, Herzog quiso destacar además de méritos propios, los errores ajenos, asegurando que las formaciones emergentes actúan en realidad como los viejos partidos y con sus acciones diarias y los pactos de gobierno alcanzados “ellos solos se retratan”. El nuevo portavoz pidió a todos los afiliados y a las candidaturas perdedoras unirse para trabajar todos juntos y avanzar de cara a las generales. Sin embargo, la situación del partido es crítica en varios sentidos. Primero, de cara a la campaña electoral, ya que las finanzas están prácticamente agotadas. De hecho, la formación está en medio de un ERE en el que despedirá a una gran mayoría de sus empleados. Además, tras el fracaso electoral de mayo, en el que UPyD obtuvo tan sólo 129 concejales, la subvención del dinero público queda muy mermada. Y segundo, a nivel interno, el partido ha quedado completamente dividido en la campaña de estas primarias a la dirección.

Rosa Díez celebra la victoria de Herzog. (EFE)
Rosa Díez celebra la victoria de Herzog. (EFE)

Un partido roto y dividido

Irene Lozano no dejará su escaño en el Congreso y seguirá trabajando por UPyD, al menos, de momento. Así lo expresó tras conocer su derrota, asegurando que habrá tiempo para meditar y la semana que viene pensará las cosas tranquilamente. Aún así aseguro que “UPyD sigue siendo” su proyecto. Andrés Herzog pidió al resto de candidaturas que unieran sus fuerzas a las de la nueva dirección para seguir sumando y trabajando todos juntos. Y aunque hubo saludo y abrazo en el escenario del Círculo de Bellas Artes, la derrota estaba presente.

En estos últimos meses, la formación magenta ha vivido una verdadera guerra interna. Reproches públicos vía Twitter, acusaciones constantes y un enredado episodio de los e-mails entre varios de los miembros críticos, que la Ejecutiva de Rosa Díez denunció por considerar que estaban enfocados a converger con Ciudadanos y desarticular las listas electorales magentas. Ahora, con la nueva dirección elegida, será difícil que todos los miembros se pongan de acuerdo y vuelvan a trabajar juntos. Lozano no especificó cuál cree que será su futuro a medio-largo plazo y el que tampoco dijo nada fue Toni Cantó, que al conocer el resultado se esfumó. El valenciano se unió a los 'renovadores' de la diputada en el Congreso hace unas semanas, aunque sus apariciones no han sido muy cuantiosas. Según fuentes internas, Cantó sí podría abandonar el partido en los próximos días.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios