EL PARTIDO, DE MOMENTO SIN CAMBIOS

Rosa Díez arrasa frente los críticos pero convocará un Congreso después de mayo

UPyD sigue adelante sin grandes cambios de momento. Rosa Díez pidió “todo su apoyo” a los 130 miembros del Consejo Político Extraordinario y 82 de ellos votaron a favor

Foto: La líder de UPyD, Rosa Díez (Efe)
La líder de UPyD, Rosa Díez (Efe)

UPyD sigue adelante sin grandes cambios de momento. Rosa Díez pidió “todo su apoyo” a los 130 miembros del Consejo Político Extraordinario reunidos hoy en Madrid de los 150 que son en total y el partido ha respondido dándole otro voto de confianza. 82 votos a favor, 38 en contra, 2 abstenciones y un voto nulo. Será ella quien siga liderando el partido que fundó en 2007. A cambio, pidió perdón por no haber hecho “autocrítica” tras el fracaso electoral en Andalucía, aseguró que tomará “nota” de las propuestas lanzadas en el cónclave de hoy, y se comprometió a convocar un Congreso Extraordinario después de las elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo. Este Congreso sí determinará el nuevo rumbo que tomará la formación porque en él se votará la nueva cúpula directiva, el programa de cara a las generales e incluso se podría elegir un nuevo candidato electoral.

Ni siquiera el sector crítico, hoy representado por Toni Cantó ante la ausencia de Irene Lozano y Álvaro Anchuelo, ha conseguido frenar el enrocamiento de Díez. El diputado valenciano pidió que la votación de la ‘nueva estrategia’ del partido que hoy se votaba al término del Consejo, fuera secreta. Y así fue. A su salida, reconoció "estar triste", reconociendo que "el sector crítico ha perdido".

Vista general de la reunión del Consejo Político extraordinario de UPyD. (Efe)
Vista general de la reunión del Consejo Político extraordinario de UPyD. (Efe)

"No me planteo dimitir"

Rosa Díez dijo no. Al comienzo de su intervención en el Consejo Político de Unión Progreso y Democracia que se celebra hoy en Madrid, la líder de la formación magenta aseguró que en ningún caso "se plantea dimitir" porque lo considera el "mayor daño" que se le puede hacer al partido en estos momentos y resistirá "lo que haga falta". De hecho, Díez insistió en que "lo más fácil" sería "dejar ahora del cargo" y arremetió contra el denominando 'sector crítico', encabezado por Álvaro Anchuelo, Irene Lozano y el valenciano Toni Cantó, al afirmar que no tiene dudas de que algunos de los que la quieren 'matar' le harían "un funeral de lujo". 

Por su parte, el dirigente de UPyD Andrés Herzog, a quien la líder magenta nombró recientemente portavoz adjunto y en estos momentos se ha convertido en su mayor apoyo, se mostró dispuesto a asumir el liderazgo de la formación magenta, aunque a renglón seguido precisó que “ahora no es el momento” porque debería hacerlo "sin condicionantes". Eso sí, se postuló para un futuro a medio plazo: “Si es lo que quieren los afiliados, lo asumiré”. Herzog, que abandonó un momento el tenso cónclave para atender a los medios, confesó que en estos momentos el partido “se juega mucho” porque “podemos salir reforzados o todo lo contrario. Yo espero que esto nos una todavía más”, apostilló.

Toni Cantó, en representación del sector más crítico, pidió la dimisión de Rosa Díez y de toda la dirección del partido, porque ya "no se siente representado por ella". El candidato a la presidencia de la Comunidad Valeniana protagonizó una durísima intervención contra la líder magenta, acusándola de haber simulado una negociación con Ciudadanos "de manera irresponsable" cuando su intención real era no pactar. Él por el contrario sí ha pedido "pactar de forma puntual" con la formación que dirige Albert Rivera,"que no una fusión", quiso matizar. También pidió que la votación de la resolución que hoy votará el Consejo Político para que los miembros se pronuncien sobre si aplazar o no el cambio de estrategia de UPyD después de los comicios de mayo sea secreta. El valenciano terminó su exposición de cinco minutos entre aplausos de muchos miembros presentes en el cónclave.

Toni Cantó adelanta que pedirá la dimisión en bloque de la dirección de UPyD


UPyD encara desde las 11 de la mañana el Consejo Político Extraordinario que es, probablemente, el examen más duro al que se enfrenta desde 2007, año en el que la formación vio la luz. Las conclusiones que se obtengan de la reunión que se está celebrando hoy en la Calle Pez Volador de Madrid son todavía una incógnita, pero sin duda dibujarán un nuevo paisaje en la formación magenta en el que podrían cambiar los principales actores. Como mínimo, el cónclave se prolongará durante tres horas, ya que hay pedidos 62 turnos de palabra. Después se producirá la votación.

La división del partido en el Consejo

En este consejo, igual que desde hace días en el propio partido, hay dos bandos perfectamente definidos. Los fieles a Rosa Díez están convencidos de que la portavoz saldrá airosa del órdago que lanzó en su comparecencia el lunes pasado tras el extraordinario fracaso del grupo político en las elecciones andaluzas y en su insistencia de medir la confianza que el partido tiene en ella este sábado. A su lado están ya hoy Andrés Hergoz, al que Diez nombró recientemente portavoz adjunto dando un paso al frente, y el diputado Carlos Martínez Gorriarán, su número dos en el Congreso de los Diputados y férreo defensor de no entregar el partido a Rivera bajo ningún concepto.

 

Pero para algunos llega demasiado tarde. El sector crítico, encabezado por Anchuelo y cultivado después por Lozano y Cantó ya empezó a calentar motores anoche con tres incendiarios tuits que dejaban claras sus intenciones. UPyD empieza los cambios que necesita hoy mismo, después del consejo. “Mañana será el primer día del nuevo rumbo de UPyD al fin”, escribía el valenciano. “No va de liderazgos sino de cambios que garanticen la continuidad del partido”, afirmaba minutos más tarde. También Lozano intervenía en la red social para recordar que, aunque no estará presente en el Consejo igual que Anchuelo ya que tras su dimisión no pueden acudir, sigue dispuesta a contribuir al cambio: “Estoy en UPyD, no lo dudéis. Peleando por un nuevo comienzo”.

Toda una declaración de intenciones después de que los tres diputados pidieran directamente el relevo de Rosa Díez acusándola de ser incapaz de dirigir el cambio de aires que urge en la formación. Y es que el sector crítico insiste en que con esta líder a la cabeza será muy difícil remontar los resultados electorales en el resto de citas en las urnas de este año. Algo que “no nos podemos permitir”, según fuentes internas del partido, conscientes de que 2015 es el año del cambio y no pueden perder la oportunidad de ocupar escaños en los parlamentos autonómicos. Precisamente en este contexto nace uno de los planes en el que estarían trabajando ya los integrantes del ‘nuevo giro’ de UPyD, que pasaría por una política de pactos puntuales con Ciudadanos tras los comicios del 24 de mayo, respetando los candidatos ya designados de ambas formaciones y aprovechando las estructuras ya consolidadas del grupo magenta en toda España y el espectacular ‘tirón’ que el partido naranja prevé conseguir, igual que en Andalucía.

Las posibilidades en el futuro del partido son muchas y nada está cerrado hasta el final del  decisivo cónclave. Rosa Díez espera poder superar este duro examen y los críticos lucharán por demostrar que UPyD no puede continuar así. Otra de las opciones que algunos contemplan, si la petición de Cantó no se cumple, sería la dimisión como mínimo dos miembros más del Consejo de Dirección, que unidos a los otros 9 de los 20 que hay, provocaría la creación de una gestora según marcan los Estatutos del partido. Lo que sí parece seguro es el antes y el después de UPyD tras este Consejo.

Rosa Díez arrasa frente los críticos pero convocará un Congreso después de mayo

 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios