asegura que solo guardaron la herencia

BPA advierte a la UDEF de que no encontrará más fondos de los Pujol en sus servidores

Los antiguos gestores de BPA están rebajando las expectativas que había generado en los expertos en delitos económicos de la Policía el acceso a toda la información que la entidad alojaba en el Principado

Foto: Oleguer Pujol Ferrusola, hijo del expresidente catalán Jordi Pujol, habla en marzo ante la comisión del Parlament que investiga la fortuna oculta por su familia. (Efe)
Oleguer Pujol Ferrusola, hijo del expresidente catalán Jordi Pujol, habla en marzo ante la comisión del Parlament que investiga la fortuna oculta por su familia. (Efe)

La investigación que ha abierto la Audiencia Nacional para aclarar la presunta implicación de Banco Madrid en varias tramas internacionales de blanqueo de capitales tiene una derivada que ha generado una enorme expectación en las Fuerzas de Seguridad del Estado. Las pesquisas han permitido a los expertos en delitos económicos de la Policía acceder a toda la información que la matriz de la entidad, Banca Privada de Andorra (BPA), tenía alojada en el Principado. Los datos recopilados por la Unidad de Investigación Tecnológica aún no han podido ser analizados pero los agentes esperan que la investigación sirva para localizar parte del dinero que la burguesía catalana vinculada a CiU habría escondido en ese diminuto territorio durante las últimas tres décadas.

El foco se concentra en el clan Pujol. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) tiene en su poder desde 2012 un pantallazo de ordenador en el que aparecen transferencias realizadas por cinco miembros de la familia del expresidente de la Generalitat a cuentas de BPA por un importe total de 3,4 millones de euros. La aparición de esa prueba fue suficiente para que el expresidente de la Generalitat y fundador de Convergència Democràtica de Catalunya Jordi Pujol tuviera que emitir un comunicado el pasado verano para admitir la existencia de esos fondos y atribuirlos a una herencia de su padre.

Pero los agentes sospechan que el dinero que la familia guardaba en esa entidad es mucho mayor. Después de todo, las transferencias detectadas corresponden únicamente a tres semanas, del 9 de diciembre de 2010 al 4 de enero de 2011. La Policía identifica a Andorra como el territorio más utilizado por los Pujol para ocultar el dinero que habrían acumulado mediante el presunto cobro de comisiones ilegales y su participación accionarial a través de testaferros en los negocios más lucrativos de Cataluña. Sus previsiones pasan por localizar un auténtico tesoro en la base de datos de la entidad.

Una oficina de BPA en Andorra. (Reuters)
Una oficina de BPA en Andorra. (Reuters)

No habrá sorpresas

Sin embargo, la dirección de BPA no ha esperado a que la UDEF destripe sus cuentas para rebajar las expectativas de los investigadores. Según ha podido saber El Confidencial, la cúpula del banco andorrano ya ha transmitido a su entorno que los únicos depósitos que la familia Pujol tenía en la entidad cuando las autoridades del Principado acordaron su intervención son exactamente las mismas que aparecen en el pantallazo.

Se trata de cinco cuentas pertenecientes a Marta Ferrusola, Pere Pujol, Mireia Pujol, Oleguer Pujol y Marta Pujol. El dinero del pantallazo se corresponde con transferencias ingresadas en esas cuentas de BPA desde otra entidad andorrana, Andbank. Los antiguos gestores de BPA mantienen que, por mucho interés que pongan los agentes, no aparecerán más fondos de los Pujol en la investigación que realiza Andorra ni tampoco en la que dirige la Audiencia Nacional.

El único rastro del clan

La cúpula de BPA también está defendiendo en sus círculos de confianza que esas transferencias y depósitos son, además, el único rastro que dejó el clan del expresidente de la Generalitat en sus archivos. Aunque la Policía cuenta con pruebas y testimonios que demostrarían que los Pujol llevaron durante años a Andorra grandes sumas de dinero procedentes de actividades presuntamente ilícitas, esos fondos nunca fueron alojados en BPA, sino en otras entidades del Principado, según la versión de los responsables del banco.

Existen más dudas, en cambio, sobre la aparición de otros patrimonios ocultos en las cuentas de la matriz de Banco Madrid. Por lo pronto, las autoridades andorranas han obligado a la entidad a someterse a una exhaustiva inspección que incluye el análisis individualizado de cada una de las cuentas. Y, aunque los trabajos no han concluido, los auditores ya han dado 10 días a más de 300 clientes de BPA españoles y andorranos para que acudan personalmente al Principado a aportar más información sobre el origen de sus depósitos. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios