Los contratos del Instituto de Monedero con la Complutense que Carrillo no encuentra
  1. España
'EL CONFIDENCIAL' muestra uno de 95.000 euros

Los contratos del Instituto de Monedero con la Complutense que Carrillo no encuentra

La investigación que la Complutense abrió a Monedero por trabajos en Venezuela sigue parada porque la inspección debe recopilar los contratos del profesor

Foto: Juan Carlos Monedero en la rueda de prensa en la que no enseñó sus contratos (Reuters)
Juan Carlos Monedero en la rueda de prensa en la que no enseñó sus contratos (Reuters)

La Universidad Complutense investiga a Juan Carlos Monedero desde finales de enero por los trabajos externos que el profesor de Políticas habría desarrollado para el Gobierno de Venezuela y otros países latinoamericanos y por los que habría cobrado 425.000 euros. Actualmente hay abierto un “proceso de información reservada” en manos del Servicio de Inspección del centro universitario del que no se conoce ningún detalle y el propio rector, José Carrillo, confesaba hace semanas en una comparecencia pública “que este tipo de procesos pueden durar meses e incluso años”, porque es necesario recopilar toda la información, analizarla y obtener las conclusiones de las pesquisas.

En el caso de Monedero, según explican fuentes universitarias, la indagación consistiría básicamente en obtener los contratos de esos trabajos que el profesor del campus de Somosaguas nunca llegó a enseñar públicamente, por lo que existen dudas de si el inspector jefe de la Complutense ha logrado recopilar esos documentos. El Confidencial, sin embargo, ha tenido acceso a un contrato que, aunque no se corresponde con ese trabajo concreto de Monedero, es idéntico al que habría firmado el número tres de Podemos, ya que hace referencia a otro de los proyectos que investigadores del Instituto Complutense de Estudios Internacionales (ICEI) de la Facultad de Ciencias Políticas, del que Monedero es director en uno de los departamentos y al que pertenecen algunos de los principales integrantes del partido como Pablo Iglesias, Iñigo Errejón y Ariel Jerez.

De hecho, el trabajo de este contrato versa sobre uno de los temas en los que más han investigado los de Podemos y concretamente Juan Carlos Monedero. Lo que se firma entre “la República Bolivariana de Venezuela, por órgano del Ministerio del Poder Popular para la Planificación y Desarrollo” –siendo este la parte contratante– y el “Instituto Complutense de Estudios Internacionales” –la contratada– es “presentar un organigrama completo y validable para la puesta en marcha de una Escuela Venezolana de Gobierno y Formación Pública, cuyo pago en régimen de Honorarios Profesionales asciende a 95.000 euros. De hecho, una de las actividades que el departamento coordinado por el número tres de Podemos es la ‘Escuela latinoamericana de Gobierno’.

En todos los contratos firmados entre Venezuela y un investigador del Instituto Complutense, en la parte contratada aparece como este instituto del centro universitario, por ser en realidad la institución pública en representación de los profesores la que suscribe el acuerdo. Las cláusulas de todos esos convenios son igualmente similares y según se recoge en el documento al que ha tenido acceso El Confidencial, la cláusula décima tercera especifica que “toda la información que a través del servicio se llegue a recopilar, analizar y desarrollar tiene carácter confidencial”.

Es decir, que la confidencialidad se refiere exclusivamente al contenido del proyecto, pero no al contrato en sí ni a los participantes en él, que fue en lo que se escudó Monedero para no hacer públicos los suyos. Por otro lado, este diario también ha tenido acceso a una notificación de 2009 firmada por el entonces director del Instituto Complutense de Estudios Internacionales, José Antonio Alonso Rodríguez, en el que daba cuenta de la aceptación por parte del ICEI del encargo que el Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo, organismo paraestatal con sede en Venezuela, había hecho al Centro sobre un proyecto coordinado por Juan Carlos Monedero, precisamente a través del programa de su departamento sobre la Escuela Latinoamericana de Gobierno, Políticas Públicas y Ciudadanía. En dicha notificación, el ICEI hacía constar su acuerdo con las cláusulas del conveniente contrato de corte similar al publicado en este artículo.

La ‘patata caliente’ del caso en la Universidad

Uno de los enigmas por resolver es si Monedero solicitó la autorización pertinente en la UCM para compatibilizar sus labores con los trabajos externos. Lo que sí queda claro es que el número tres de Podemos ha participado en proyectos con Gobiernos latinoamericanos, tal y como queda de manifiesto en esa autorización y en trabajos publicados, y la Complutense era consciente al firmar la aceptación. Por otro lado, el número tres de Podemos llegó a manifestar que estaba “exento” de solicitarla según lo dispuesto en el artículo 19 de la Ley de Compatibilidades.

En todo caso, el rectorado dirigido por José Carrillo insiste en que desconoce la fecha en la que la indagación finalizará, precisamente porque todavía está en curso, algo que sigue generando nerviosismo y ahora todavía más, cuando las elecciones a rector del complejo universitario están a la vuelta de la esquina y ayer mismo daba comienzo la campaña. La idea inicial en el seno de la UCM era la conveniencia de resolver el caso “cuanto antes” para evitar que se utilizara como arma electoral. Ahora, a un mes de los comicios y necesitando el rector actual el apoyo de los profesores de Políticas, el fin de la investigación podría retrasarse.

Juan Carlos Monedero Noticias de Podemos Pablo Iglesias Universidad Complutense de Madrid
El redactor recomienda