Carrillo confía a Podemos su pasaporte para la reelección y congela el caso Monedero
  1. España
necesita a los estudiantes de somosaguas

Carrillo confía a Podemos su pasaporte para la reelección y congela el caso Monedero

El actual rector, José Carrillo, pierde apoyos entre la comunidad de profesores y necesita a los estudiantes para optar a la reelección. Es clave la movilización que los de Podemos puedan ejercer

placeholder Foto: Carteles de Podemos en el exterior de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la UCM (E.Villarino)
Carteles de Podemos en el exterior de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la UCM (E.Villarino)

Que existe un pacto de caballeros entre el rector de la Complutense y la comunidad universitaria de Podemos alojada en Somosaguas no es ningún secreto. Y este acuerdo implícito adquiere especial relevancia en año electoral, cita para la que José Carrillo necesitará contar con el apoyo estudiantil que el grupo de Pablo Iglesias podría procurarle a través de una demostración de fuerza en este campus y la movilización de los alumnos. (Vea las fotos del campus de Somosaguas).

Sin el aval de los estudiantes –supone el 25% del peso de la elección– el exdecano de Matemáticas tiene muy complicado acceder, como mínimo, a la segunda vuelta prevista para el 13 de mayo y competir por salir reelegido. Además, la situación actual se complica en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología, uno de los bastiones de la izquierda universitaria, en la que Carrillo se ha topado con un rival particular: Carlos Andradas, vicerrector del anterior regidor, Carlos Berzosa, y uno de los más apegados al cuerpo docente, especialmente al profesorado de esta facultad. “Parece complicado que ambos concurran juntos a la segunda vuelta de las elecciones porque sus perfiles son parecidos, aglutinan al sector más progresista, y cerca del 60% del voto potencial es compartido”, indican fuentes universitarias.

El descontento de los profesores con la gestión de Carrillo se ha ido haciendo visible en estas últimas semanas, precisamente en los actos que él ha promovido dando inicio a la precampaña electoral. “A la última convocatoria que hizo en la Facultad de Políticas fueron unas 16 personas y sucedió algo parecido en Ciencias de la Información, donde sólo acudieron una quincena de profesores”, comentan las mismas fuentes.

Ante esta crítica situación, el actual rector tiene poco margen de actuación y su baza pasa por contar necesariamente con el amparo de los de Podemos. De ahí que miembros de la universidad achaquen a ese pacto el continuo retraso en la resolución del caso Monedero, que en el supuesto de estallar antes de la celebración de los comicios pondría en serio riesgo las posibilidades de Carrillo. El rector justificó hace unas semanas que “los procesos de información reservada no tienen plazos fijos” porque dependen de la complejidad de los mismos. Llegó a asegurar que podían tardar “entre uno o dos años”, pero luego afirmó que el sonado y enrevesado caso del departamento de Anatomía I (el hacinamiento de cientos de cadáveres en la Facultad de Medicina), tardó ocho meses en esclarecerse.

La semana que viene se cumplen dos meses desde que la Complutense anunciara la investigación de los trabajos externos del número tres de Podemos y el Servicio de Inspección no confirma ni siquiera si ha logrado reunir los documentos que precisa para determinar la actuación de Juan Carlos Monedero (los contratos y la solicitud de compatibilidad en caso de la hubiera pedido). Aun así, este proceso de información reservada es en todo caso previo y vinculante a la decisión final sobre el profesor de Ciencias Políticas, que tomará el rectorado con el informe sobre la mesa.

La guerra electoral está más viva que nunca cuando falta apenas un mes para la votación. Andradas está elaborando su estrategia intentando ‘romper’ con su pasado en el polémico rectorado de Berzosa y poniendo de manifiesto las necesarias reformas que se deben hacer tras el mandato de Carrillo. Y una de las batallas más duras se librará en la cuna de Podemos, donde Andradas intentará recabar apoyos en los distintos departamentos e incluso en el decanato.

A la derecha de estos candidatos se encuentran los otros tres aspirantes a regir la universidad con más alumnos de España. Federico Morán, hasta ahora secretario de Universidades del Ministerio de Educación de Wert, es probablemente la candidatura más chocante, especialmente después de la aprobación del decreto 3+2, rechazado por toda la comunidad universitaria. Rafael Calduch, catedrático de Relaciones Internacionales de Ciencias de la Información, juega con la ventaja de no haber pertenecido antes al equipo de otro rector y cuyo programa se basa en la necesaria generación de la universidad y la despolitización del campus; y por último, Dámaso López, recién incorporado a la carrera electoral y que a priori respondería a una candidatura cercana al PSOE.

(Vea las fotos del campus de Somosaguas).

Universidad Complutense de Madrid Noticias de Podemos Pablo Iglesias Universidades
El redactor recomienda