Nuevas incógnitas y contradicciones tras la versión ofrecida por Juan Carlos Monedero
  1. España
PIDE DISCULPAS A LAS BASES EN UNA CARTA

Nuevas incógnitas y contradicciones tras la versión ofrecida por Juan Carlos Monedero

La documentación y las explicaciones aportadas por el dirigente de Podemos para acallar las acusaciones del último mes han generado más dudas que aclaraciones

placeholder Foto: Juan Carlos Monedero, arropado por Íñigo Errejón y Pablo Iglesias antes de iniciar la rueda de prensa. (Efe)
Juan Carlos Monedero, arropado por Íñigo Errejón y Pablo Iglesias antes de iniciar la rueda de prensa. (Efe)

La documentación aportada por el dirigente de Podemos, Juan Carlos Monedero, para acallar las acusaciones sobre un posible fraude al Fisco, quebranto de la Ley de Universidades y hasta trasvase de fondos de gobiernos extranjeros para financiar a Podemos ha resuelto algunas dudas, pero también planteado nuevas incógnitas y alguna que otra contradicción. La primera es la referente al contrato firmado con el Banco del ALBA, que no ha proporcionado, por su asesoría sobre la creación de una moneda única en Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua.

El docente no ha querido informar sobre la fecha en la que se firmó, pero ha asegurado ante las preguntas de la prensa que la parte contratada es su empresa Caja de Resistencia Motivados2 S.L. Una sociedad constituida, según figura en el Registro Mercantil, el 23 de octubre de 2013. La factura de 425.000 euros aportada por la empresa de la que es administrador único está fechada el 31 de octubre de 2013, por lo que el lapso de tiempo entre ambos hitos es tan solo de una semana. Un extremo improbable, aunque factible. Sin embargo, contradice la versión oficial de que el alto montante recibido respondía a que dichos trabajos se desarrollaron durante los tres últimos años.

Los informes que el cofundador de Podemos realizó a petición de estos gobiernos tampoco han sido proporcionados a la prensa, por lo que impide valorar su duración, competencia y subcontratas de servicios. Por otra parte, el concepto que figura en la factura, “honorarios confección de estudio comparativo de los ámbitos financieros de los países del ALBA y análisis de las bases de armonización jurídico-financiera, implementación y asesoría puntal sobre el proyecto hasta 31 de diciembre de 2014”, remite a que el ingreso se produjo antes de la finalización del trabajo.

El servicio se cobró el 31 de octubre cuando remataba a finales del año siguiente. Concretamente, con catorce meses de antelación. Un pago por adelantado impropio en este tipo de relaciones contractuales, ya que cuando se producen anticipos por estos trabajos (dietas, sueldos de miembros del equipo, subcontratas, viajes internacionales…) no suelen ser del 100% de la cantidad abonada.

La copia de la factura que el número tres de Podemos ha proporcionado a los medios de comunicación muestra una cuantía redondeada. El importe total es de 425.000 euros, lo que no se correspondería a la cantidad que se le habría ingresado: 425.150 euros. La tercera y última incógnita con respecto al mentado contrato que se añadieron ayer al caso.

Giro inesperado sobre la ley de incompatibilidad

El servicio de inspección de la Universidad Complutense de Madrid tiene abierta una investigación para determinar si el profesor Juan Carlos Monedero había quebrantado la ley de funcionarios públicos, al no contar con un informe de compatibilidades firmado por el rector. En este caso, debería haber abonado un 20% de sus ingresos a la UCM.

En un principio se alegó un retraso burocrático en la firma y aceptación de un informe de compatibilidad por parte del rector, José Carrillo, pero según la información remitida ayer, en su caso estaría exento del régimen de incompatibilidades. “Este precepto (disposición vigésimo cuarta de dicha ley) es el utilizado por la Universidad Complutense para valorar la situación respecto a Juan Carlos Monedero, entendiendo que debió solicitar la compatibilidad, en función de lo expresado en la norma. Sin embargo, no nos encontramos en este supuesto, y ello por cuanto no se trata de una empresa o una actividad ligada con la universidad, ni es contrato vinculado a la misma, no se encuentran los recogidos recogidos en este artículo”, indica el informe firmado por una abogada.

Este mismo escrito alega que, acogiéndose al art. 19 de la Ley de Incompatibilidades, Juan Carlos Monedero no necesitaría un consentimiento expreso del rector al tratarse de una de las excepciones: “la producción y creación literaria, artística y técnica, así como las publicaciones derivadas de aquellas, siempre que no se originen como consecuencia de una relación de empleo o prestación de servicios”.

La resolución será lo que determine si la Universidad le abre unexpediente sancionadoren caso de entenderse que existe delito o falta, “que entonces se trasladará a las autoridades pertinentes”, según indican en la Complutense; o si, por el contrario no se considera que existaun comportamiento erróneo, supuesto en el que el proceso finalizaría sin castigo para Monedero.

Carta a las bases del partido

El secretario de Programa y Proceso Constituyente de Podemos dirigió una carta a las bases del partido ayer por la tarde. En la misiva reconoce que ha cometido errores, “pero no de los que nos acusan”. El principal error, añade, “es no haberos dado explicaciones antes. He tenido que esperar a tener todos los papeles que prometí enseñar. Y también que recuperar papeles de hace 20 años, porque me han acusado de cosas que supuestamente hice o no hice hace 20 años. He tenido que terminar el curso, corregir exámenes y demás tareas de mi trabajo. Y entender qué estaba ocurriendo porque no me reconocía en ninguna de las portadas y de las informaciones sobre una persona que me parecía ajena a quien yo soy”.

En este sentido, el número tres del partido ahonda en la teoría de la persecución y asegura que “han querido ganar en los medios de comunicación lo que no son capaces de ganar en las urnas”. Asimismo, apunta que “no soy ni quiero ser un profesional de la política. Aún menos de la vieja política donde el éxito se mide por tu capacidad de acuchillar a cualquier adversario. He aprendido algo con mucha fuerza este mes: ni portadas ni gobiernos mafiosos ni el miedo del régimen van a amordazarme. Sé que viene un año muy duro para todos los que queremos cambiar las cosas. Con tantas amenazas no podemos permitirnos el lujo de cometer ningún error. Por eso os pido una vez más disculpas por no haber sido capaz de poder responder antes ante vosotras y vosotros”.

La misiva dirigida a los afiliados remata explicando que “la marcha del cambio del 31 de enero me ha enseñado muchas cosas importantes: nos habéis demostrado que sabéis que los ataques no son a nosotros, sino a todos; golpean en nuestro rostro, pero van dirigidos a toda la gente que quiere cambiar.Pueden intentar asustarnos a nosotros, pero no pueden asustar a todo un pueblo”.

Noticias de Podemos Juan Carlos Monedero Universidades
El redactor recomienda