El caso Monedero amenaza con paralizar el funcionamiento de la Complutense
  1. España
Guerra entre carrillo y la comunidad

El caso Monedero amenaza con paralizar el funcionamiento de la Complutense

Carrillo debía convocar este lunes las elecciones al Rectorado previstas para primavera. La Comunidad de Madrid frustró la convocatoria y el rector acusa a Ignacio González de tener "motivos políticos"

Foto: El rector de la Universidad Complutense, José Carrillo (EFE)
El rector de la Universidad Complutense, José Carrillo (EFE)

La Universidad Complutense vive sus horas más convulsas. El caso Monedero, referido al cobro de 425.000 euros por parte del número tres de Podemos a varios gobiernos latinoamericanos sin haberlo notificado al centro en el que trabaja como profesor, podría haber vuelto a poner en jaque el futuro de la Universidad.

Este lunes José Carrillo debía anunciar la fecha de las elecciones al Rectorado previstas para primavera. La convocatoria se vio frustrada después de que la Comunidad de Madrid decidirá impedirla ya que los estatutos actuales del centro no se ajustan a la nueva ley universitaria. El rector respondió solicitando al Tribunal Superior de Justicia de Madrid la suspensión cautelar de esta decisión. Pero el TSJM ha acordado esta misma tarde “no acceder a la medida cautelarísima solicitada” porque “no se aprecia la concurrencia de circunstancias de especial urgencia que justifiquen la adopción de tal excepción medida”. Además, según consta en el auto, no cabe recurso contra la decisión judicial.

La decisión adoptada por la Comunidad, fue una sorpresa mayúscula para el actual rector, a pesar de que “ya estaba avisado y conocía la situación”, según comunicó el gobierno regional. Aun así Carrillo arremetió duramente contra Ignacio González, a quien culpó de suspender los comicios “por razones políticas” a raíz del caso Monedero. Hace sólo unos días el presidente de la Comunidad pedía al rector “celeridad” en el esclarecimiento del “proceso de información reservada” abierto al político para investigar esos trabajos paralelos. Carrillo insistió en que la inspección no tiene plazos exactos y llegó a sugerir que podría prolongarse hasta dentro de un año “al igual que ha sucedido en otros procesos similares”.

Pero los plazos aprietan cada vez más. Fuentes del propio rectorado han ido mostrando durante estas semanas su deseo de que el caso se resolviera cuanto antes para evitar que se utilizara como arma electoral. Ahora, los comicios penden de un hilo y la posibilidad de que las elecciones se retrasen sería según varias fuentes universitarias “desastrosa” porque dejarían en el aire el funcionamiento de la Universidad.

Si en junio no se elige al nuevo jefe del centro universitario, Carrillo continuaría como rector en funciones. Eso sí, “supondría un bloqueo total de la vida universitaria porque un rector en funciones sólo puede tratar temas cotidianos. Ni puede aprobar presupuestos ni líneas estratégicas, por lo que la Complutense iría a la deriva durante meses”, insisten.

Lo que es una evidencia es que la tensión ante el proceso electoral aumenta cada día. Los otros cuatro precandidatos (Rafael Calduch, Carlos Andradas, Federico Morán y el recién añadido Dámaso López García) emitieron un comunicado conjunto aunando las fuerzas de la oposición en el que acusaron al actual rector de crear una gran “inestabilidad institucional” y le reprocharon “falta de transparencia” por ocultarles la posibilidad de que la Comunidad, como de hecho hizo, suspendiera las elecciones. Carrillo, contestó alzándose como el defensor de la independencia y autonomía universitaria, culpándoles de “estar del lado de la Comunidad de Madrid” en la carrera por hacerse con el rectorado de la Complutense.

Universidad Complutense de Madrid Noticias de Podemos José Carrillo Menéndez Política