SE REBAJAN LAS MEDIDAS DE CONTROL INTERNO

Podemos blinda a Monedero al retrasar los revocatorios hasta la mitad del mandato

La formación ha rebajado las medidas de control interno aprobadas en la asamblea constituyente de Vistalegre y que permitían a las bases promover una consulta para apartar a los dirigentes de su cargo

Foto: Juan Carlos Monedero durante una rueda de prensa en la que ofreció explicaciones sobre sus contratos. (Reuters)
Juan Carlos Monedero durante una rueda de prensa en la que ofreció explicaciones sobre sus contratos. (Reuters)

Los mecanismos de control interno en Podemos para que las bases puedan fiscalizar la actividad de los dirigentes o incluso decidir en referéndum apartarlos de su cargo, como es el caso de los revocatorios, han quedado sustancialmente rebajados. Las últimas modificaciones introducidas por la ejecutiva del partido en el documento sobre participación impiden a los registrados organizar un referéndum revocatorio antes de que se cumpla la mitad de los mandatos asignados, blindando así a cargos como Juan Carlos Monedero, el número tres del partido, puesto en cuestión por un sector de la militancia. La justificación aducida es que “se favorece que cada dirigente o cargo público pueda tener tiempo para desenvolverse”, explica Miguel Ardanuy, responsable de Participación Ciudadana de Podemos.

La novedad que supuso la puesta en marcha de los revocatorios, un sistema con el que no cuenta ningún otro partido, no ha cumplido con las expectativas iniciales, como reconocen sus propios impulsores, aunque subrayan el salto cualitativo que aun así supone con respecto a las organizaciones políticas tradicionales. “No olvidemos que este mecanismo no existe en ningún otro partido, y seguro que ciertos dirigentes del Gobierno no seguirían en sus cargos si la ciudadanía tuviese más voz que votar una vez cada cuatro años”, añade Ardanuy.

Los cambios introducidos en el documento aprobado por una mayoría aplastante en la asamblea constituyente de Vistalegre impiden a las bases promover estas consultas internas hasta dentro de trece meses, pues los primeros dirigentes en tomar posesión de su cargo, como es el caso de Monedero, Íñigo Errejón, Carolina Bescansa o el secretario general Pablo Iglesias lo hicieron el pasado mes de noviembre.

Carolina Bescansa y Pablo Iglesias. (Reuters)
Carolina Bescansa y Pablo Iglesias. (Reuters)

En el caso de los secretarios generales habrá que esperar casi un año y medio, lo que evitará al jefe orgánico de Podemos en Madrid, Jesús Montero, pasar por este mal trago. Y es que en una asamblea de consejo de coordinación municipal con la presencia de los círculos se mencionó la posibilidad de promover un referéndum revocatorio contra su persona tras las declaraciones halagadoras hacia la familia Botín. Un desacuerdo con la línea política del dirigente madrileño que ha sumado otro capítulo más este fin de semana, al reprochársele que utilizase los canales de comunicación oficiales del partido para pedir a los registrados el voto por una de las listas participantes en las primarias de Ahora Madrid.

No se contemplan supuestos excepcionales

Para sacar adelante una consulta será necesario recoger un 20% de los apoyos de los registrados. Asimismo, y al igual que las iniciativas ciudadanas, “cualquier persona, grupo de trabajo o círculo puede lanzar con carácter permanente solicitudes de revocación para cualquier cargo electo de Podemos”. De hecho, es una de las medidas introducidas en el programa con el que se presentó la formación a las elecciones andaluzas.

El aplazamiento de los revocatorios no incluye ningún supuesto ni causas excepcionales para que puedan llevarse a cabo antes de alcanzar el ecuador de los mandatos, según han asegurado fuentes del partido. Ni siquiera se contemplan los extremos de que un dirigente se vea envuelto en algún caso de corrupción o, por ejemplo, se ponga en duda su honorabilidad con respecto a los principios éticos y políticos que defiende el partido.

El caso Monedero ha sido el más polémico hasta la fecha. Las explicaciones aportadas por el dirigente de Podemos para acallar las acusaciones sobre un posible fraude al fisco dejaron varias incógnitas abiertas. Por otra parte, el servicio de inspección de la Universidad Complutense de Madrid tiene abierta una investigación para determinar si el profesor Juan Carlos Monedero habría quebrantado la ley de funcionarios públicos, al no contar con un informe de compatibilidades firmado por el rector. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios