Es noticia
Menú
Rajoy aspira a retener 6 de los 11 millones de votos de 2011 para salvar las europeas
  1. España
Los datos de empleo, claves en la campaña

Rajoy aspira a retener 6 de los 11 millones de votos de 2011 para salvar las europeas

Lograr 6 de los 11 millones de votos que el PP logró en las generales de noviembre de 2011 es el objetivo de Rajoy para los comicios europeos de mayo

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (EFE)

Lograr el voto de al menos 6 de los 11 millones de ciudadanos que apoyaron al PP en las elecciones generales de noviembre de 2011 es el objetivo que se ha fijado Mariano Rajoy para los comicios europeos del 25 de mayo. Son las cifras que el presidente del Gobierno manejó ante la dirección de su partido al poner el ejemplo de lo ocurrido con sus victorias en las urnas. Hace cinco años, con una participación de sólo un 44,9 por ciento del electorado, a los populares les bastó con 6,6 millones de votos para imponerse en los comicios. Son a los que el jefe del Ejecutivo y el cabeza de lista, Miguel Arias Cañete, llaman “los nuestros”, el electorado más fiel al que tienen que movilizar.

El pánico a la abstención y la consigna de “municipalizar” la campaña obsesionan a la dirección del PP, y tienen datos añadidos. Rajoy lleva tres reuniones del comité ejecutivo con la misma cantinela de que los cargos del partido más próximos a los ciudadanos son fundamentales para ganar los próximos comicios porque sólo con la relación directa entre las bases y los electores más fieles se puede llevar a los ciudadanos a votar y conseguir la victoria.

El jefe del Ejecutivo explica que la enorme diferencia de participación entre los comicios generales y europeos demuestra que en las europeas sólo van a votar los ciudadanos más concienciados. Para ganar las últimas legislativas, el PP necesitó 10,8 millones de votos (un 44,6 por ciento), pero la participación llegó al 71,6 por ciento del electorado. Sin embargo, en las europeas de 2009 a la candidatura ganadora de los populares le bastó con recoger 6,6 millones de papeletas (42,1 por ciento) para imponerse al PSOE (6,1 millones de votos y un 38,7 por ciento). La participación se quedó hace cinco años en su cifra más baja hasta ahora conocida: un 44,9 por ciento.

María Dolores de Cospedal, en el acto de presentación oficial de la candidatura del PP. (EFE)
Por los primeros sondeos y la percepción de todos los partidos, la abstención puede ser mayor en los comicios del próximo mes de mayo. El enojo de buena parte del electorado del PP con el Gobierno, parecido al del PSOE con su labor de oposición (más el recuerdo vivo de su gestión en el Ejecutivo en la pasada legislatura), anuncia aún menos participación. También el voto de castigo por la vía del apoyo a las formaciones más pequeñas: IU, UPyD o Ciudadanos. VOX sigue sin preocupar en Génova.

En fuentes populares reconocen que su gran reto para la movilización de “los nuestros” está en la labor de miles de alcaldes y concejales, que también deben tener mucho cuidado con los avances que puedan registrar los partidos de la competencia (la del voto de castigo). En las ciudades y municipios donde “los pequeños” obtengan ahora más papeletas será donde en mayo de 2015 organicen candidaturas alternativas a las del PP.

Como ahora se trata de buscar la reconciliación con su electorado después de dos años de ajustes, recortes y subidas de impuestos, en la dirección del PP confían en contar entre precampaña y campaña con buenas noticias que les ayuden a vender los frutos de las reformas económicas. Sobre todo con datos positivos en la EPA (Encuesta de Población Activa) y en la pura estadística de parados del INEM de abril y mayo. “Necesitamos en especial más cotizantes a la Seguridad Social para defender la recuperación económica”, apuntan en la sede de Génova.

Mariano Rajoy se dispone a volcarse en la campaña y no se limitará a estar en los actos de fin de semana. Ha suspendido la llamada “agenda internacional” para las próximas semanas y sólo hará los viajes imprescindibles a Bruselas con el fin de tener todos los huecos posibles en su tarea de Gobierno desde la próxima semana hasta el 23 de mayo. Se reserva la labor de encabezar las explicaciones del Gobierno sobre las medidas impopulares tomadas desde el principio de la legislatura y también el anuncio de las buenas nuevas económicas sobre crecimiento y empleo.

Lograr el voto de al menos 6 de los 11 millones de ciudadanos que apoyaron al PP en las elecciones generales de noviembre de 2011 es el objetivo que se ha fijado Mariano Rajoy para los comicios europeos del 25 de mayo. Son las cifras que el presidente del Gobierno manejó ante la dirección de su partido al poner el ejemplo de lo ocurrido con sus victorias en las urnas. Hace cinco años, con una participación de sólo un 44,9 por ciento del electorado, a los populares les bastó con 6,6 millones de votos para imponerse en los comicios. Son a los que el jefe del Ejecutivo y el cabeza de lista, Miguel Arias Cañete, llaman “los nuestros”, el electorado más fiel al que tienen que movilizar.

Miguel Arias Cañete INEM Mariano Rajoy Seguridad Social
El redactor recomienda