Es noticia
Menú
Los grandes circuitos españoles perdieron el 50% de su negocio en 2021: facturaron 44,7 M
  1. Empresas
TODAVÍA LASTRADOS POR EL COVID

Los grandes circuitos españoles perdieron el 50% de su negocio en 2021: facturaron 44,7 M

Montmeló, Cheste, Jerez, Motorland y el Circuito de Navarra se encuentran todavía lejos de ser rentables, pese a la enorme afición por las carreras que existe en nuestro país

Foto: La falta de público durante la pandemia lastró en gran medida a los circuitos españoles. (Circuit de Barcelona-Catalunya)
La falta de público durante la pandemia lastró en gran medida a los circuitos españoles. (Circuit de Barcelona-Catalunya)

Aunque los circuitos españoles se han ido recuperando poco a poco del efecto pandemia, la cifra de negocio de sus gestoras se encuentra a medio camino de volver al estado en que se encontraba en 2019. Así, vieron reducir un 51,3% sus ingresos en 2021 con respecto a la actividad previa a la pandemia, pasando de hasta 44,7 millones antes de la pandemia a 21,7 millones de 2021. Este importe recoge la actividad de Barcelona-Catalunya, el Circuito de Cheste, el Circuito de Jerez y Motorland Aragón, que dan cabida a las grandes pruebas del motor, así como otros que aspiran a hacerlo como el Circuito de Navarra.

En total, los números rojos se situaron en 14 millones de euros. Esta cifra es, paradójicamente, inferior a lo esperado porque Dorna Sports y Liberty Media se mostraron flexibles con el cobro del canon en un contexto de difícil recuperación de la inversión.

En el caso del Circuit de Barcelona-Catalunya el agujero de la pandemia se ha cifrado en 18,2 millones de euros en su negocio el último año. Destaca la merma de ingresos asociados a la carrera de Fórmula 1, que se celebró sin público, y la de MotoGP, que solo pudo operar con un 30% de aforo. De este modo, el trazado barcelonés disminuyó un 68% su facturación entre 2019 y 2021, hasta 7,84 millones de euros, y cerró con 2,18 millones en pérdidas. No obstante, no se puede pasar por alto que desde 2010, la gestora que opera el complejo acumula pérdidas de en torno a 85 millones de euros.

En total, los números rojos de los cinco circuitos españoles analizados se situaron en 14 millones de euros en el año 2021

Por su parte, el Circuito de Cheste, que acaba de bajar el telón a la temporada, cerró 2021 con una facturación de 9,2 millones de euros, un 20% por debajo respecto a los 11,5 millones de euros que obtuvo en 2019. En el caso del Ricardo Tormo, las previsiones son optimistas y esperan que para 2022 el trazado alcance los 10 millones de facturación, impulsados por la puesta en marcha de nuevas zonas vip y la generación de ingresos a través de otras actividades. Entre estos proyectos se encuentra la construcción de un hotel en el interior del complejo automovilístico.

La empresa pública que gestiona el Circuito Ángel Nieto cerró 2021 con alrededor de 250.000 euros en pérdidas, pese a recuperar gran parte de la actividad y contar con la presencia de público durante el segundo semestre del año. Pese a que se desconocen los datos de facturación del circuito en el pasado ejercicio, la cifra de negocio de la gestora del trazado era de 4,1 millones de euros en 2018, mientras que en el año de la pandemia tan solo ingresaron 1,3 millones de euros, según medios locales. De cara a los próximos años, el consistorio jerezano destinará 4,4 millones de euros a diferentes obras de mejora de la seguridad, accesibilidad y la creación de nuevas zonas comerciales.

placeholder Montmeló disminuyó un 68% su facturación entre 2019 y 2021. (Circuit de Barcelona-Catalunya)
Montmeló disminuyó un 68% su facturación entre 2019 y 2021. (Circuit de Barcelona-Catalunya)

Una rentabilidad muy esquiva

En el caso de Motorland Aragón también se ha visto disminuir la cifra de negocio un 24,4% entre 2019 y 2021. La gestora del circuito ubicado en Alcañiz cerró el pasado ejercicio con una facturación de 3,4 millones de euros, frente los 4,5 millones del 2019. A ello se le suman, unas pérdidas de cinco millones de euros, un 55% más que el año anterior. No obstante, la falta de rentabilidad del trazado va más allá de la época de la pandemia. Los 7,3 millones que se justifican por el covid se suman a los 39,3 millones de euros de déficit que registró el circuito entre 2015 y 2019. Y para 2022, la previsión es perder 11 millones de euros, más que nunca.

Entre los trazados de menor entidad que no albergan grandes premios, destaca el cambio de manos del Circuito de Navarra. La instalación, que hasta septiembre estaba gestionada por el gobierno autonómico, ha pasado a manos de la compañía británica MotorSport Vision, a cambio de siete millones de euros, un precio un 53% menor de lo contemplado inicialmente. La empresa pública Navarra Nicdo facturó 1,32 millones de euros por la gestión del circuito en 2021 y asumió unas pérdidas de 2,31 millones. En 2019, cuando la gestión del recinto estaba externalizada, los números rojos eran de 1,23 millones. El último ejercicio antes de la crisis sanitaria cuya gestión fue pública fue 2013. Entonces, el circuito generó 2,23 millones y obtuvo unas pérdidas de 3,55 millones.

Aunque los circuitos españoles se han ido recuperando poco a poco del efecto pandemia, la cifra de negocio de sus gestoras se encuentra a medio camino de volver al estado en que se encontraba en 2019. Así, vieron reducir un 51,3% sus ingresos en 2021 con respecto a la actividad previa a la pandemia, pasando de hasta 44,7 millones antes de la pandemia a 21,7 millones de 2021. Este importe recoge la actividad de Barcelona-Catalunya, el Circuito de Cheste, el Circuito de Jerez y Motorland Aragón, que dan cabida a las grandes pruebas del motor, así como otros que aspiran a hacerlo como el Circuito de Navarra.

Cotizalia Sports Fórmula 1
El redactor recomienda