Es noticia
Menú
Blindaje 'deluxe' y exprés a Vasile en su salida de Mediaset: 6 M pactados en julio
  1. Empresas
TRAS CERCENAR SU PODER

Blindaje 'deluxe' y exprés a Vasile en su salida de Mediaset: 6 M pactados en julio

El que ha sido consejero delegado de la mayor cadena privada de televisión de España deja sus funciones con una indemnización creada 'ex profeso' para que aceptase su salida

Foto: Paolo Vasile, en una imagen de archivo. (EFE/Lenin Nolly)
Paolo Vasile, en una imagen de archivo. (EFE/Lenin Nolly)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Paolo Vasile dejará de ser la próxima semana consejero delegado de Mediaset España, la compañía propietaria de Telecinco y de Cuatro, tras cerca de 23 años al frente de la mayor cadena privada de televisión de España. El empresario romano, que el próximo año cumplirá 70 años, se va después de que Pier Silvio Berlusconi, el hijo heredero de Silvio Berlusconi, dueño de Mediaset Italia, haya considerado que la cadena necesita un revulsivo y le haya quitado el poder omnímodo que le dio su padre durante más de dos generaciones. Una despedida pactada, aunque no por iniciativa suya, y edulcorada con una indemnización millonaria. Creada a última hora para agredecerle una hoja de servicios 'prime time'.

Según indican fuentes conocedoras de las negociaciones, Vasile percibirá unos seis millones de euros por abandonar sus funciones como consejero delegado apenas seis meses después de que fuera renovado en su cargo en la junta general de accionistas del pasado mes de abril. Una cantidad que no aparecía en los estatutos sociales incluidos en el informe de gobierno corporativo de Mediaset España al cierre de 2021.

“El contrato de D. Paolo Vasile es de naturaleza mercantil y está vinculado, en cuanto a su duración y funciones, a su condición de consejero delegado de la compañía, sin que estén previstas condiciones de blindaje o permanencia”, reza el documento depositado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Foto: El consejero delegado de Mediaset España, Paolo Vasile. (EFE/Miguel Toña)

Sin embargo, los dueños italianos, propietarios del 83% del capital de la filial productora de Telecinco, aprobaron en un consejo de administración celebrado el pasado mes de julio concederle un blindaje en caso de salida voluntaria o forzada de una indemnización de dos años de salario más uno de ‘no competencia’. En total, tres anualidades que, teniendo en cuenta que en 2021 recibió algo más de dos millones de euros entre sueldo fijo y variable, le suponen un cheque por jubilación de seis millones.

La aprobación de esta compensación justo antes del verano pone de manifiesto que, pese a su renovación la pasada primavera, su salida se estaba cocinando después de que el nuevo presidente de Mediaset España, Borja Prado, pusiera en revisión la estrategia de Telecinco. Especialmente tras perder en 2021 el liderazgo ininterrumpido de más de una década de las televisiones comerciales en favor de Antena 3. Un cambio de ciclo que se ha extendido durante el ejercicio en curso ante el agotamiento de la audiencia respecto a los continuados ‘reality shows’, como ‘Sálvame’, ‘Gran Hermano’, escándalo sexual incluido, ‘Supervivientes’ y sus distintas versiones.

Una caída del 'share' y del público general que Prado, con el visto bueno de Roma, quiere corregir, con una intervención en decisiones estratégicas que provocó ciertos recelos de Vasile. El italiano ha terminado por convencerse de que había perdido la confianza de los Berlusconi cuando hace unas semanas le quitaron la explotación comercial de Telecinco y Cuatro, es decir, la gestión de los ingresos publicitarios. Una limitiación de sus poderes, hasta la fecha totales, después de que en 2018 le ganara la batalla a Giuseppe Tringali, el consejero delegado de la 'publi' y vicepresidente del grupo, que salió del consejo.

Foto: Fotograma de 'La isla de las tentaciones'. (Mediaset España)

Vasile dejará, por tanto, en unas semanas su despacho situado en el barrio de Fuencarral de Madrid, desde donde dirigía las operaciones rodeado de una veintena de monitores siempre encendidos. Desde ahí se atrevió a atacar a la familia Polanco, los dueños de Prisa, a los que acusó literalmente de vender porno en una de sus cadenas locales cuando desde 'El País' se le criticaba por lo que se conoció como telebasura.

El reconocido seguidor de la Associazione Sportiva Roma, el equipo que entrena ahora José Mourinho, tampoco tuvo problemas en enfrentarse a todo tipo de gobiernos, de izquierdas —Zapatero llegó a pedir su cabeza— y de derechas, cuando se reguló la publicidad en las televisiones privadas. Ni en sonrojar con su habitual ironía a los gestores de la pública, de los que se mofaba al indicar que "TVE tiene muchísimo dinero, solo hace falta que dejen de tirarlo".

Los seis millones aprobados por el consejo in extremis como compensación económica de jubilación es una forma de los Berlusconi de agradecerle los servicios prestados, que permiteron a la franquicia italiana ser un líder ininterrumpido durante quince años frente a Antena 3 y generar un beneficio de casi 3.000 millones para el grupo durante su gestión.

Paolo Vasile dejará de ser la próxima semana consejero delegado de Mediaset España, la compañía propietaria de Telecinco y de Cuatro, tras cerca de 23 años al frente de la mayor cadena privada de televisión de España. El empresario romano, que el próximo año cumplirá 70 años, se va después de que Pier Silvio Berlusconi, el hijo heredero de Silvio Berlusconi, dueño de Mediaset Italia, haya considerado que la cadena necesita un revulsivo y le haya quitado el poder omnímodo que le dio su padre durante más de dos generaciones. Una despedida pactada, aunque no por iniciativa suya, y edulcorada con una indemnización millonaria. Creada a última hora para agredecerle una hoja de servicios 'prime time'.

Paolo Vasile Telecinco Silvio Berlusconi Borja Prado Eulate
El redactor recomienda