Es noticia
Menú
Pimco se convierte en el mayor acreedor de Roures y Prisa por cerca de 900 millones
  1. Empresas
PRÉSTAMO DE 500 M A MEDIAPRO

Pimco se convierte en el mayor acreedor de Roures y Prisa por cerca de 900 millones

El fondo estadounidense de renta fija presta 500 millones a Mediapro para refinanciar su deuda después de acudir al rescate del editor de 'El País' y Cadena SER

Foto: Jaume Roures. (Reuters/Charles Platiau)
Jaume Roures. (Reuters/Charles Platiau)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Mediapro cerró este verano su crisis financiera después de que Southwing Media Group, compañía asiática heredera del fondo Orient Hontai, aportase los 620 millones de euros que permitió al grupo audiovisual afrontar la deuda impagada a causa del impacto derivado del covid-19. Pero, además, el 'holding' dirigido por Tatxo Benet y Jaume Roures logró posteriormente refinanciar los cerca de 500 millones de euros que aún le quedan pendientes de abonar. Una operación que ha sido posible gracias a Pacific Investment Management Company (Pimco), que se ha hecho cargo del nuevo préstamo, del que han desaparecido los bancos españoles.

Según fuentes próximas a la operación, Pimco, el mayor inversor mundial de renta fija, con 1,82 billones de dólares bajo gestión, es el que ha concedido los 500 millones a cinco años con los que Mediapro pretende financiar su nuevo plan estratégico. El fondo estadounidense, con sede central en California, es uno de los mayores tenedores de deuda pública española. Pero en los últimos meses ha emergido como un acreedor destacado en algunas de las refinanciaciones más complicadas por el volumen y la relevancia de la empresa.

Foto: El fundador del Grupo Mediapro, el español Jaume Roures. (EFE/Jorge Núñez)

Pimco se ha hecho cargo de los 500 millones que Mediapro, una vez resuelto su problema de capital, aún tenía pendientes con Deutsche Bank, Searchlight, Invesco, Banco Santander, BBVA y CaixaBank, entre otras entidades. Lo llamativo es que todos estos bancos comerciales tradicionales han desaparecido de la nueva estructura financiera de la productora audiovisual, la mayor de España, con cerca de 7.000 empleados y sede social en Barcelona.

Otras fuentes indican que Pimco está ahora sindicando parte de esos 500 millones para dar entrada a otros acreedores que asuman parte del riesgo de Mediapro. Se trata de JP Morgan y Barclays, que han sido invitados a participar en una proporción minoritaria por una serie de cláusulas legales a las que está obligado el fondo estadounidense. Ningún banco español va a tomar tique alguno, pese a que el 'holding' se ha dotado de la solvencia suficiente tras la inyección de los 620 millones por parte de Southwind Media.

Foto: El productor Jaume Roures posa durante el estreno de la película 'El buen patrón'. (EFE Kiko Huesca)

La irrupción de Pimco en Mediapro es más significativa si se tiene en cuenta que a principios de este año se convirtió asimismo en el mayor acreedor de Prisa. El ‘private equity’ americano se hizo con 250 millones de euros que el editor de ‘El País’ y Cadena SER debía a HSBC, un banco que, además de ser el mayor prestamista, había sido dueño de hasta el 14% del capital del grupo mediático. También tomó parte de la deuda que estaba en manos de CaixaBank.

En total, se hizo con cerca del 50% de los 855 millones que aún tiene que amortizar Prisa durante los próximos cinco años, hasta 2027. Se trata del mismo plazo que Pimco le ha concedido al inversor chino, que tras su aportación de capital es el mayor accionista de Mediapro, con cerca del 85% de las acciones. El resto está en manos de Roures, Benet y la multinacional inglesa de la publicidad WPP, que se diluyeron en la reciente recapitalización. No obstante, tanto Roures como Benet, que antes de esta operación tenían cada uno el 12% de las acciones y que ahora se han quedado con apenas el 4% por cabeza, podrían recuperar parcialmente sus anteriores participaciones si la compañía logra ciertos hitos operativos.

Dos fondos próximos a Pedro Sánchez

Tanto Prisa como Mediapro, los dos vinculados a la izquierda desde el punto de vista político, tienen un fondo de capital riesgo como mayor accionista. En el primero destaca Amber Capital, dirigido por Joseph Oughourlian, que además se convirtió en presidente en la Navidad de 2020 tras la operación de derribo contra Javier Monzón, consensuada con Telefónica y la Moncloa contra la voluntad de Banco Santander, accionista y acreedor. Oughourlian se ha erigido en el empresario más cercano a Pedro Sánchez en la segunda parte de la legislatura del líder socialista. El segundo está controlado por Southwind Media, antes Orient Hontai, pero gestionado en primera línea por Roures y Benet, también de reconocida ideología progresista. En ambos casos, como firmas de 'private equity', su objetivo es vender en un plazo medio de cinco años.

Foto: Joan Laporta y Florentino Pérez, en la Supercopa. (EFE/Pedro González)

Amber ya lleva en el capital de Prisa más de siete, mientras que el grupo asiático compró un primer 54% del capital en 2018 por unos 900 millones de euros. Por tanto, tras las sucesivas recapitalizaciones y refinanciaciones, los dos fondos están ya cerca de la fase teórica de desinversión o venta. Los dos pierden ingentes cantidades de dinero en las dos inversiones, con cerca de 300 millones de euros de deterioro por cabeza. Unas minusvalías que querrán revertir con alguna operación corporativa sobre la que Pimco tendrá mucho que decir.

Mediapro cerró este verano su crisis financiera después de que Southwing Media Group, compañía asiática heredera del fondo Orient Hontai, aportase los 620 millones de euros que permitió al grupo audiovisual afrontar la deuda impagada a causa del impacto derivado del covid-19. Pero, además, el 'holding' dirigido por Tatxo Benet y Jaume Roures logró posteriormente refinanciar los cerca de 500 millones de euros que aún le quedan pendientes de abonar. Una operación que ha sido posible gracias a Pacific Investment Management Company (Pimco), que se ha hecho cargo del nuevo préstamo, del que han desaparecido los bancos españoles.

Mediapro Amber Capital Jaume Roures JP Morgan Barclays HSBC
El redactor recomienda