Es noticia
Menú
La Federación Internacional de Tenis pierde 8M tras recortar a la mitad el canon de Piqué por la Davis
  1. Empresas
El negocio de la ITF

La Federación Internacional de Tenis pierde 8M tras recortar a la mitad el canon de Piqué por la Davis

Kosmos, compañía presidida por el jugador de fútbol, pagó 19,7 millones de canon en 2021, por los 40,3 millones en 2019

Foto: Copa Davis 2022. (EFE/Elisabetta Baracchi)
Copa Davis 2022. (EFE/Elisabetta Baracchi)

El regulador del tenis mundial continúa sufriendo los estragos de la pandemia y ni siquiera su acuerdo multimillonario con Kosmos para organizar la Copa Davis ha paliado el golpe. La Federación Internacional de Tenis (ITF) cerró 2021 con unas pérdidas de 8,2 millones de euros (casi un millón menos que en 2020) y lejos del beneficio de 5,8 millones de euros que firmó antes de la pandemia, en 2019.

Ese año, el primero en el que la Copa Davis revolucionó su formato de competición y eligió Madrid como sede de sus finales, el organismo facturó 40,3 millones de euros vía canon pagado por la empresa que preside el futbolista Gerard Piqué. En 2021, año en que el torneo se jugó con relativa normalidad, pero en tres sedes diferentes para aumentar los ingresos, el fee fue de ‘solo’ la mitad: 19,6 millones de euros.

Foto: France sailgp. Reuters

¿Qué motivos explican que se hayan quedado más de 20 millones por el camino respecto a antes de la pandemia? “El resultado refleja la continuación de las consecuencias financieras experimentadas en 2020 con el aplazamiento de la Copa Davis y la Copa Billie Jean King. Los ingresos de esos eventos, que normalmente representan una proporción significativa del total de ingresos anuales, se han reducido y repartido en dos años”, lamenta la ITF en sus cuentas anuales.

La decisión de organizar la fase final en múltiples sedes, en las que cada ciudad viera jugar a su equipo nacional, y así también descongestionar las sedes en horario nocturno para evitar que los partidos acabaran de madrugada, pretendía conseguir una mayor afluencia a los recintos deportivos. La previsión era rozar los 80.000 espectadores en Madrid, Innsbruck (Austria) y Turín, pero Austria decretó medidas de confinamiento y se devolvieron 15.000 entradas, con el derivado impacto económico que ello tuvo.

La entidad afirma haber reducido los costes, pero admite que esta caída de los ingresos ha provocado “un inevitable desajuste entre los ingresos y gastos, ya que muchos son fijos y anuales”. Pero no sólo la Davis ha sufrido un roto: el canon de la Billie Jean King Cup, la antigua Copa Federación femenina, se redujo en dos millones, hasta 3 millones de euros, debido a que el contrato firmado con Budapest para albergar la cita no se cumplió. La capital de Hungría renunció a celebrar la cita por el coronavirus, y, aunque Praga cogió el testigo, el fee se redujo un 40%.

Foto: Las 'apps' de marcas de ropa deportiva cada vez son más populares entre los deportistas, especialmente los 'runners'. (Fuente: Freepik)

La realidad es que la ITF genera hoy menos negocio de lo que movía en 2019, si bien tuvo una fuerte mejoría respecto a 2020 por motivos obvios: se cancelaron menos torneos y el tenis internacional volvió a una relativa normalidad. Los ingresos por competiciones, televisión y patrocinio han caído un 38% en comparación con antes de la pandemia, hasta 34,5 millones de euros. También lo ha hecho el negocio de la venta de datos y estadísticas, que se redujo un 10%, hasta algo más de 11 millones de euros, y los ingresos totales cayeron casi una cuarta parte, hasta 67,3 millones.

¿Qué pasó con los ingresos de televisión y patrocinio? Al derivar la gestión a Kosmos a cambio del canon, estos activos pasan a estar comercializados y facturados por la gestora de Gerard Piqué. Así, si la ITF facturaba 19,4 millones por patrocinio y 14,4 por televisión antes de la revolución de la Davis, estas líneas de negocio han pasado a reportar 5,6 millones y 2,5 millones, especialmente gracias la venta de derechos comerciales de la Copa Billie Jean King y la Hopman Cup.

La caída del negocio tiene un impacto directo en la inversión, lo que afecta de lleno a los recursos destinados al desarrollo del tenis: si en 2019 se destinaron más de 14 millones de euros a este fin, en 2021 el gasto para entrenadores, formación, jugadores y tenis en silla de ruedas cayó hasta 8,2 millones.

Al derivar la gestión a Kosmos a cambio del canon, estos activos pasan a estar comercializados y facturados por la gestora de Gerard Piqué

El gasto asociado al tenis profesional (Copa Davis, Billie Jean Cup y Hopman Cup) también ha caído, pero con una excepción: el reparto económico entre las jugadoras de la ex Copa Federación ha aumentado a gran ritmo: de los 6,7 millones de euros de 2019 hasta 12,6 millones. Por primera vez en la historia, las jugadoras percibieron más dinero que los tenistas de la Davis, que recibieron en torno a 11,2 millones de euros, por los 20,7 millones de antes de la pandemia. Y es que los jugadores también notaron el impacto de la pandemia en su bolsillo por la caída de los pagos de participación en el torneo.

El regulador del tenis mundial continúa sufriendo los estragos de la pandemia y ni siquiera su acuerdo multimillonario con Kosmos para organizar la Copa Davis ha paliado el golpe. La Federación Internacional de Tenis (ITF) cerró 2021 con unas pérdidas de 8,2 millones de euros (casi un millón menos que en 2020) y lejos del beneficio de 5,8 millones de euros que firmó antes de la pandemia, en 2019.

Pandemia Gerard Piqué Austria Eventos EC Hungría
El redactor recomienda