Es noticia
Menú
La burguesía catalana vende acciones de Naturgy a IFM y aviva la guerra por el control
  1. Empresas
RUPTURA DEL PACTO LOCAL

La burguesía catalana vende acciones de Naturgy a IFM y aviva la guerra por el control

Carmen Godia, socia de Isidre Fainé y Francisco Reynés, traspasa su 1% al fondo australiano, declarado enemigo por el consejo y por el 'holding' financiero de La Caixa

Foto: Sede de Naturgy en Madrid. (Reuters/Sergio Pérez)
Sede de Naturgy en Madrid. (Reuters/Sergio Pérez)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La batalla por el control de Naturgy sigue latente a la espera de que dos de los mayores accionistas, La Caixa e IFM, pongan sus cartas encima de la mesa de cara a la próxima junta general. Según aseguran fuentes financieras, el fondo australiano, cuya oferta pública de adquisición (opa) parcial sobre el 22,65% del capital de la eléctrica fue rechazada por el consejo de administración y por la entidad financiera, ha dado un golpe de efecto al adquirir la participación en manos de Carmen Godia, una de las grandes fortunas catalanas y hasta hace poco socia de Isidre Fainé y de Francisco Reynés.

Según estas fuentes, Godia, a través de G3T, ha vendido cerca de un 1% del capital de Naturgy, paquete que ha sido comprado por IFM después de que a mediados de octubre concluyese el periodo de aceptación de la opa. La inversora catalana ha traspasado estos casi 10 millones de acciones de la compañía energética a entre 23 y 24 euros por título, muy por encima de los 22,07 euros ofrecidos por el fondo de capital riesgo australiano durante el intento de la toma de control.

Foto: EC.

La operación ha ascendido a unos 200 millones de euros y ha sido la mayor adquisición de acciones llevada a cabo por IFM para seguir escalando posiciones en el capital, del que alcanzó el 10,88% cuando finalizó la opa. La intención del 'private equity' dirigido en España por Jaime Siles era llegar hasta el 22,65%, pero la oposición de La Caixa impidió conseguir este objetivo. Sobre todo porque la entidad presidida por Fainé dio orden de barrer el mercado para elevar su participación hasta el 29,99%, desde el 25% anterior.

Al comprar títulos, hasta el 26,70% actual, redujo las posibilidades de su rival, dado el escaso número de acciones en circulación ('free float') de Naturgy. Además, IFM también chocó con la negativa de la empresa de permitirle comunicarse directamente con los pequeños inversores de la sociedad, dueños del 8% del capital, la mayoría de ellos con sus acciones en cuentas bancarias de CaixaBank. El resultado final es que el 'private equity' apenas obtuvo la mitad de la participación que pretendía.

La postura de CVC Capital Partners y GIP será también muy relevante para conocer hacia dónde se decanta la contienda

Sin embargo, IFM no se ha rendido y ha seguido comprando acciones de Naturgy en bolsa, hasta superar ya el 12% y acercarse al 13%. Parte de esas nuevas acciones estaban en manos de Carmen Godia, antigua socia de Fainé, tanto en la eléctrica como en Abertis, con quien tuvo sindicado su paquete, junto con el de su hermana Liliana, hasta finales de 2019 a través de Energía Boreal. G3T tenía valorados sus cerca de 10 millones de títulos en unos 140 millones, por lo que la venta a entre 23 y 24 euros le ha reportado unas plusvalías de al menos 60 millones.

No obstante, la cotización de Naturgy ha seguido subiendo hasta aproximarse a los 29 euros por acción, por lo que Godia podría haber llegado a obtener hasta 290 millones por su 1%. Las mismas fuentes indican que su hermana Liliana mantiene intacto su paquete.

Foto: Sede de Naturgy en Madrid. (Reuters/Sergio Pérez)

Esta participación próxima al 13% permitiría a IFM disponer de un puesto en el órgano de gobierno de Naturgy, que es donde se va a dilucidar la próxima batalla. Cinco de los 12 asientos actuales, incluido el del presidente, Francisco Reynés, tienen que renovarse en la próxima junta general, que presuntamente se celebrará entre marzo y abril. Para esa fecha, el fondo de capital riesgo, que había solicitado la eliminación de dos de los independientes, ya tendrá que haber anunciado oficialmente qué representación quiere en proporción a las acciones que tenga en esos momentos. Su intención también era proponer que el presidente fuese no ejecutivo y el nombramiento de un consejero delegado, para cumplir con las recomendaciones de gobernanza más internacionales.

La postura de CVC Capital Partners y GIP, ambos con un 20% cada uno del capital, será también muy relevante para conocer hacia dónde se decanta la contienda. Los dos fondos acumulan plusvalías individuales de 1.700 millones de euros, ya que compraron sus porcentajes a 19 euros por título. Son los principales beneficiados de esta guerra entre IFM y La Caixa.

La batalla por el control de Naturgy sigue latente a la espera de que dos de los mayores accionistas, La Caixa e IFM, pongan sus cartas encima de la mesa de cara a la próxima junta general. Según aseguran fuentes financieras, el fondo australiano, cuya oferta pública de adquisición (opa) parcial sobre el 22,65% del capital de la eléctrica fue rechazada por el consejo de administración y por la entidad financiera, ha dado un golpe de efecto al adquirir la participación en manos de Carmen Godia, una de las grandes fortunas catalanas y hasta hace poco socia de Isidre Fainé y de Francisco Reynés.

Naturgy Isidre Fainé CVC IFM Investor
El redactor recomienda