Es noticia
Menú
Los tambores de fusión de Carrefour señalan a 1.700 súper y 70.000 empleados en España
  1. Empresas
DE OPERACIONES A COMPETENCIA

Los tambores de fusión de Carrefour señalan a 1.700 súper y 70.000 empleados en España

Carrefour y Auchan (Alcampo) alcanzarían una cuota de mercado de casi el 13%, a medio camino entre Mercadona (25%) y Lidl (7%)

Foto: El logo de Carrefour. (Reuters/Paulo Whitaker)
El logo de Carrefour. (Reuters/Paulo Whitaker)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Vuelve el ruido de fusiones en Carrefour. Con el arranque de año, el mercado se ha estado fijando en los nuevos movimientos de Auchan (matriz de Alcampo) por volver al ataque con Carrefour, operación que ya había intentado sin éxito en 2021. Las ansias de M&A ponen en el foco el negocio de estas marcas francesas en España, que juntas alcanzan una cuota del 12,6%, con 1.700 supermercados y 70.000 trabajadores en juego. La operación, que entraría en el radar de las autoridades de competencia, añadiría más leña a un sector que lleva años cogiendo fuerza en operaciones.

Desde que volvieron a salir informaciones la semana pasada, Carrefour acumula un alza de más de un 11% en bolsa. Según 'Les Échos', los dueños de Alcampo están valorando una opa de 23,5 euros por acción, es decir, una prima del 32% sobre el precio medio de Carrefour en los últimos seis meses. Tras caerse el intento en octubre por problemas con la valoración y estructura de la futura compañía (según 'Le Monde'), esta vez el gigante francés ha entablado conversaciones con fondos de capital riesgo como CVC para que se unan a la compra, según ha publicado también Bloomberg.

Foto: Imagen: EC Diseño.

Con todo, según la prensa francesa, Auchan planea esperar a las elecciones generales de primavera para prevenir la oposición pública en precampaña. El año pasado, el canadiense Couche-Tard se encontró con una fuerte oposición del Gobierno galo por los recelos acerca de la seguridad de la cadena alimentaria francesa. En cambio, tras Auchan está la matriz de la familia francesa Mulliez, propietaria de empresas como Decathlon, Boulanger y Adeo (Leroy Merlin).

Ni Carrefour ni Auchan han hecho comentarios al respecto. Este matrimonio impulsaría la cuota de mercado de la compañía resultante, especialmente en un momento difícil para las marcas tradicionales de supermercados o vinculadas a los grandes hipermercados a las afueras de la ciudad por el auge de nuevas experiencias de compra (como los alemanes de bajo precio y productos originales) o la irrupción de la digitalización (el propio Carrefour presentó un plan de 3.000 millones en noviembre para afrontar este reto).

“La operación generaría sinergias significativas en costes y compras”, explicaban los analistas de JP Morgan en un informe de la semana pasada. La nueva empresa sería líder en Francia por cuota (con un 28%, por encima del 23% de Leclerc) con unas ventas que alcanzarían los 50.000 millones de euros (si es que no son obligadas a vender activos para cumplir con las normas de competencia). Sin embargo, los analistas subrayan que esta fusión aumentaría la exposición al decadente segmento de los hipermercados y a mercados difíciles (como Rusia o Polonia). "En realidad, Carrefour debería estar rebajando su tamaño y enfocándose en mejorar solamente los retornos de mercados ‘core’, como Francia, Brasil o España".

En España, Carrefour registró un salto importante en la cuota de mercado en 2021 gracias a la compra de las tiendas de Supersol y el impulso del ‘e-commerce’. La cadena francesa aumentó en 40 puntos base su proporción del mercado hasta un 9,3% durante los primeros 10 meses de 2021, según datos de la consultora Kantar Worldpanel. Junto con el Grupo Auchan (que en el mismo periodo se redujo en 10 puntos base), Carrefour y Auchan alcanzarían a cierre de octubre una cuota del 12,6% en España. Esta se quedaría a la mitad de Mercadona, que goza de un 25%, aunque duplicaría a Lidl, que tiene un 6,9%.

Los dos supermercados superarían los 1.700 establecimientos y 70.000 empleados (20.000 de Auchan y 50.000 de Carrefour) en nuestro país. Mientras que Alcampo cuenta con 360 tiendas (63 hipermercados, 239 supermercados, cinco puntos de recogida con tienda de conveniencia y 53 gasolineras), Carrefour tiene 1.430 tiendas (206 hipermercados, 127 supermercados Carrefour Market, 1.055 supermercados Carrefour Express y 42 Supeco).

Foto: EC.

Aparte de la operación con Supersol, que impulsó la presencia de Carrefour en el formato de proximidad, la francesa también cerró en 2021 la compra del brasileño BIG. Este tipo de operaciones ha estado impulsando el tamaño de la francesa a nivel global, dificultando la aparición de candidatos dispuestos a pagar el creciente precio de su tamaño, sobre todo en un mercado que se ha revalorizado con fuerza con el coronavirus. En los últimos dos años, Carrefour ha subido un 22% en bolsa, hasta alcanzar una capitalización de más de 14.000 millones de euros.

El recuerdo de Pryca

Ante una mayor concentración, una de las cuestiones que salta a la vista es la de la regulación por conflictos de competencia. “Los medios locales están poniendo el foco en que la creación de un líder francés con una cuota de mercado de casi el 30% podría llevar a las autoridades de competencia a poner la lupa”, subrayaban los analistas de Jefferies en un informe a clientes de la semana pasada. “Esto parece inevitable, pero el encaje regional de las grandes tiendas es bueno y el auge de un líder controlado a nivel doméstico debería calmar las preocupaciones políticas”.

¿Cómo funcionan las normas de competencia en las fusiones de la distribución minorista de consumo diario? Dependiendo del tamaño y alcance de la operación, las empresas notifican la operación a la Comisión Europea, explica Antonio Martínez, socio responsable de Competencia en Allen & Overy, si bien luego es habitual que esta lo delegue a las autoridades nacionales por su mayor cercanía geográfica al caso. Esto ocurrió, por ejemplo, en el caso de Carrefour con la operación de Supersol. En el caso de la Comisión Europea, el umbral a partir del cual se notifica es el de una facturación de más de 5.000 millones de euros mundiales (y que dos de ellas ganen más de 250 millones de euros en Europa). Si el caso no pasa en Europa y se cae a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el umbral es de 240 millones de euros entre las dos empresas (con 60 millones de euros en España) o bien si se supera el umbral de cuota del 30%.

Foto: EC.

"Esta transferencia de la revisión a nivel local suele ocurrir mucho en el sector de los supermercados porque los mercados en los que la CNMC analiza las posibles consecuencias de competencia son mercados inminentemente locales", detalla Martínez. "Los consumidores toman la decisión de acudir a un supermercado en función de la cercanía", argumenta el abogado. Lo que tiene en cuenta el regulador son las distancias de 15 minutos en coche entre supermercados en las zonas de ciudad, mientras que en el caso del campo el traslado se amplía a los 30 minutos. "Este es un factor clave cuando la CNMC establece las áreas de influencia de la operación, analizando si existen problemas de competencia o no".

En España, está el precedente de la fusión entre Carrefour y Promodès en el año 2000: la Comisión mantuvo su jurisdicción para todos los países europeos en los que estaban presentes las partes, con la excepción de determinadas zonas geográficas de Francia y España, en donde podía haber un mayor solapamiento entre las partes. Respecto de estas zonas geográficas remitió el caso a, respectivamente, las autoridades francesas y españolas de defensa de la competencia. Debido al análisis que se hizo en España, Pryca y Continente (propiedad de Carrefour y Promodès, respectivamente) tuvieron que deshacerse de 12 hipermercados, tres supermercados y dos cadenas de alimentación.

Mucha comida en el sector

Los supermercados han sido un sector muy activo en operaciones de fusiones y adquisiciones en los últimos años. Desde la salida del fondo Permira de Dinosol en 2012, está la compra de El Árbol por parte de DIA, o la venta de GM Food (antigua Miquel Alimentació) a la suiza Coop o la opa de los rusos de LetterOne sobre DIA. Más allá de operaciones entre competidores como la de Carrefour con Supersol o El Corte Inglés con Sánchez Romero, en los últimos meses también ha habido mucha actividad por parte de los fondos de inversión. En 2021, PAI Partners entró en la vasca Uvesco (BM y Super Amara), Portobello se hizo con una participación minoritaria de Condis y el checo Daniel Kretínsk compró la mitad de Eroski en Cataluña y Baleares.

La cercanía entre supermercados es clave en la revisión de competencia

Esta lluvia de operaciones viene marcada por un momento de mucha liquidez en el mercado, tanto por parte de los fondos como de algunas marcas de supermercados. "Uno de los factores que han jugado a favor del sector en los últimos años ha sido el coronavirus", explica Manuel Valverde, socio de Transacciones de PwC, matizando que esto tiene que ver con que "todo lo relativo a la alimentación se ha revalorizado con la pandemia por las dinámicas macroeconómicas que han venido marcadas por un cambio en los hábitos de consumo". Por otro lado, el experto de la firma apunta a la competencia entre las empresas por proteger su cuota de mercado. "Estas compañías necesitan crecer para conseguir sinergias en la compra y para también fortalecerse ante las nuevas dinámicas digitales de consumo", detalla Valverde.

El formato que se está imponiendo en este momento es el de proximidad: el cliente quiere productos frescos y amplitud de horarios acorde con sus nuevas condiciones de vida, lo cual se traduce en la reducción del tique medio por compra y el incremento del número de veces que acude a la tienda, según apunta, por su parte, Enrique Domínguez, socio responsable de Bienes de Consumo y Distribución de Deloitte. "En el mercado español conviven actualmente diferentes tipologías de operadores, desde aquellos con implantación nacional, con muchas ganas de seguir creciendo y ganar cuota de mercado, a otros regionales, que en su mayoría son compañías familiares con fuerte implantación en sus zonas de actuación", expone Domínguez. "Actualmente, estos operadores regionales están muy cómodos en sus zonas y las sienten bien protegidas, si bien es cierto que miran muy de cerca a los operadores que cada vez abren más puntos de ventas en sus territorios. Esto no es así en otros mercados europeos, donde el proceso de concentración ya se ha producido y el 'top 5' de operadores concentra casi la totalidad del mercado".

Vuelve el ruido de fusiones en Carrefour. Con el arranque de año, el mercado se ha estado fijando en los nuevos movimientos de Auchan (matriz de Alcampo) por volver al ataque con Carrefour, operación que ya había intentado sin éxito en 2021. Las ansias de M&A ponen en el foco el negocio de estas marcas francesas en España, que juntas alcanzan una cuota del 12,6%, con 1.700 supermercados y 70.000 trabajadores en juego. La operación, que entraría en el radar de las autoridades de competencia, añadiría más leña a un sector que lleva años cogiendo fuerza en operaciones.

Supermercados
El redactor recomienda