Es noticia
Menú
El BdE amplía su capacidad para pedir capital a la banca y frenar burbujas
  1. Empresas
COLCHONES DE CAPITAL SOBRE SECTORES

El BdE amplía su capacidad para pedir capital a la banca y frenar burbujas

El BOE publica una circular que dará al Banco de España la capacidad de establecer colchones de capital sobre segmentos como el inmobiliario o empresas

Foto: Sede del Banco de España en Madrid. (EFE)
Sede del Banco de España en Madrid. (EFE)

El Banco de España ha ampliado sus capacidades para realizar una política macroprudencial que evite burbujas en determinados sectores. El supervisor podrá imponer colchones de capital anticíclicos (CCA) específicos para segmentos de crédito concretos con el fin de desincentivar los préstamos cuando haya riesgo de burbuja.

Una circular publicada este jueves en el Boletín Oficial del Estado (BOE) otorga a la institución que gobierna Pablo Hernández de Cos mayor flexibilidad para imponer capital extra a las entidades. El objetivo es poder subir el requerimiento de solvencia sobre segmentos de crédito como hipotecas, otros préstamos a hogares, promotoras u otras empresas.

Foto: Sede del Banco de España en Madrid. (EFE/Kiko Huesca)

La supervisión financiera se centraba en una aproximación micro, entidad por entidad, hasta que su fracaso con la Gran Crisis Financiera de 2008 provocó el auge de la política macroprudencial. El propio Banco de España reconoce ahora al examinar gráficos que antes de dicha crisis, y de anteriores crisis financieras, hubo indicadores de crédito que se dispararon y que hubieran dado la alarma siguiendo los parámetros actuales.

El BdE podrá así imponer al conjunto de la banca colchones de capital anticíclico para sectores de crédito con los que mitigar el crecimiento en fase expansiva, absorber pérdidas cuando aumenta la morosidad y limitar la contracción del crédito al quitarlos en fases recesivas. “Hemos visto como los países que tenían activados colchones antes del coronavirus los quitaron y soportaron mejor la crisis”, ha explicado Ángel Estrada, director general de Estabilidad Financiera, Regulación y Resolución del Banco de España.

Estos colchones, considera el supervisor, serán muy útiles en fases iniciales de una expansión del crédito de un sector de forma que sea peligrosa para la estabilidad financiera. Los colchones tardan en activarse un año, y no implican de forma inmediata un impacto en los bancos ya que suelen operar con margen (colchones de capital voluntarios respecto a los requerimientos). Sin embargo, el BdE considera que seguirán queriendo tener esos colchones voluntarios respecto a la exigencia regulatoria, incrementando así su capital.

De esta forma, los colchones de capital tendrán un decalaje para ser efectivos y tener impacto entre ocho y diez trimestres, según la estimación del Banco de España, que hasta ahora sólo podía usar estas herramientas de forma general. Es decir, para todo el crédito y para toda la banca, pero ahora podrá elegir sectores de crédito. Si ve un riesgo de burbuja en hipotecas, podría establecer un requerimiento adicional para los préstamos hipotecarios. Lo mismo para el crédito al consumo o para sectores empresariales.

Foto: Sede del Banco de España en Madrid. (iStock)

Hay un segundo instrumento mucho más invasivo, y que se usará sólo si hay riesgo de burbuja y los colchones de capital no funcionen. Se trata de establecer límites a la concentración sectorial. Esto es, fijar ratios de crédito sobre capital de máxima calidad (CET1). Si una entidad está por encima, tendrá seis meses para bajar del umbral, ya sea con menos crédito o con más capital. Si no puede llegar en plazo, podrá presentar un plan para cumplir en tres meses anteriores.

Las medidas las tendrá que aprobar la Comisión Ejecutiva del Banco de España, tras el asesoramiento y documentación del departamento de estabilidad financiera y política macroprudencial. El supervisor usará diversos indicadores para vigilar el estrés del crédito, como desviaciones en la evolución sectorial respecto a la media. El supervisor usa 17 años por considerar que las crisis financieras en España han sido más recurrentes, frente a los 25 años que se utilizan globalmente. También vigila si hay sectores sobrevalorados, la intensidad del crédito por los flujos de préstamos nuevos, la carga de intereses y devolución del principal para ver capacidad de repago, etc.

El Banco de España ha ampliado sus capacidades para realizar una política macroprudencial que evite burbujas en determinados sectores. El supervisor podrá imponer colchones de capital anticíclicos (CCA) específicos para segmentos de crédito concretos con el fin de desincentivar los préstamos cuando haya riesgo de burbuja.

Banco de España Pablo Hernández de Cos Banca
El redactor recomienda