Es noticia
Menú
Un libro sobre Galdós prende el Casino de Madrid: "¿Somos una institución bananera?"
  1. Empresas
FUEGO CRUZADO EN LOS SALONES DE ALCALÁ

Un libro sobre Galdós prende el Casino de Madrid: "¿Somos una institución bananera?"

El Casino se encuentra inmerso en un mar de demandas por su guerra interna. Todos apuntan a la gestión autoritaria del presidente, que canceló la presentación de un libro sobre Galdós hace unos días por razones poco claras

Foto:  Ilustración: Irene de Pablo.
Ilustración: Irene de Pablo.

“Cancelé la presentación del libro sobre Galdós”, se justifica por teléfono el presidente del Real Casino de Madrid, Rafael Orbe Corsini, “porque algunos casinistas estaban organizando un escrache”.

En las últimas dos semanas, muchos socios se han preguntado por qué Orbe Corsini, presidente de uno de los clubes más elitistas y selectos de España, suspendió con apenas unas horas de diferencia un evento sobre uno de los grandes escritores españoles del siglo XIX. Pero conforme han ido pasando los días, una tesis ha ido cogiendo fuerza entre la corriente crítica de los casinistas, tal y como se conoce a los socios de este club privado: por "venganza personal" del propio Orbe contra uno de sus rivales políticos.

El 2 de diciembre, un día después de la presentación del libro de Mariano Rajoy en el emblemático edificio del Casino de Madrid en Alcalá 15, el club se preparaba para acoger el lanzamiento de la obra ‘Madrid y Galdós’ (Ediciones Librería). Sin embargo, Fátima de la Fuente del Moral y Enrique Fernández, autores del libro y también socios del club, recibieron una llamada esa misma mañana diciendo que el evento no se iba a celebrar. Apenas les dieron explicaciones. Días después, Orbe Corsini se justificaría en una misiva interna afirmando que lo hizo para proteger a los socios de posibles altercados.

placeholder

Fue una "decisión arbitraria, dictatorial y vengativa”, contestó el socio Miguel Ángel Hernando en una carta que se mandó a los integrantes del club a modo de réplica el pasado 13 de diciembre y a la que ha tenido acceso El Confidencial. “Comportamiento insólito de un presidente, nunca antes visto en la larguísima vida de nuestra Institución”.

Un club de élite en llamas

El libro sobre Galdós hace un recorrido por los bares, cafés y barrios del Madrid que visitó el escritor canario durante el siglo XIX. Nada polémico ni extravagante que se salga de la línea de los eventos que suele organizar esta institución para sus socios. La obra en un principio iba a ser presentada por el propio Hernando a petición de los autores, pero, días antes del evento, el presidente lo vetó y lo sustituyó por otra persona que eligió él mismo. Poco después, antes de que llegara el día señalado, el 30 de noviembre, el club vivió una de las juntas generales más tensas que se recuerdan en la institución. El presidente perdió varias votaciones por primera vez y tuvo que posponer la junta después de varios encontronazos, en uno de los cuales un socio calificó a otro de “homófobo”.

Foto: María Dolores de Cospedal, junto a Rafael Orbe, actual presidente del Casino. (EFE)

“Es insólito, es la primera vez en la historia del Casino que se suspende un acto porque no le apetece al presidente”, afirma Miguel Ángel Hernando en conversación con El Confidencial. “Es una venganza directa contra mí porque yo le he llevado a los juzgados, han proclamado cautelares contra los suyos y le hemos llevado la contraria en las juntas”.

Desde que fue fundado en 1836, el Real Casino de Madrid, que nada tiene que ver con el juego, celebra todo tipo de celebraciones artísticas, políticas y literarias para sus socios. Para formar parte de este selecto club hay que pagar una cuota de ingreso de 7.513 euros, una mensual de 100 euros y tener el aval de otros dos integrantes. Pero mientras a sus salones acuden personajes de la élite madrileña, el Real Casino de Madrid se encuentra inmerso en un mar de demandas y litigaciones: “¿Acaso somos una institución dictatorial y bananera, en vez del hasta ahora prestigioso Casino de Madrid?”, se preguntaba Hernando en su texto en referencia al supuesto incumplimiento de los estatutos y a las demandas judiciales en marcha.

Hace unos meses, el Juzgado de Primera Instancia número 37 de Madrid decidió suspender cautelarmente la elección de la nueva junta directiva del pasado diciembre —en la que ganó la candidatura de Orbe Corsini— por varias irregularidades en el registro, según un documento al que ha tenido acceso este periódico. Por otro lado, el Juzgado de Instrucción 39 de Madrid investiga la supuesta manipulación de los comicios que llevaron a César Campuzano -también del equipo del presidente- a lograr el puesto de secretario general, que ganó por pocos votos frente a Hernando.

"Nos vestíamos de verde todas las mañanas"

Más allá de las demandas, irregularidades y cancelaciones arbitrarias de eventos, muchos de los socios consideran que el origen del problema está en el conflicto de intereses de Orbe Corsini, que ascendió al cargo cuando falleció su antecesor, Javier Torrico, en 2019. El actual presidente es director general de Sener, una empresa de ingeniería y tecnología que vende entre otras cosas armamento al Ejército, lo que genera suspicacias entre muchos socios del club por los estrechos lazos entre el Casino y las fuerzas armadas.

A principios de este año, El Confidencial publicó un artículo titulado "El Casino de Madrid, el Rey y la Legión: la ‘militarización’ del club levanta ampollas", en el que se detallaban las relaciones entre Orbe y la industria armamentística. “Hubo una temporada en la que nos vestíamos de verde todas las mañanas”, ironiza un casinista en relación con la gran cantidad de eventos militares en el club.

"Las actividades con el mundo militar empiezan con Cospedal como ministra y son anteriores a mí", se justifica Rafael Orbe

“Hubo una vez un evento al que vino la ministra de Defensa, Margarita Robles, y de invitados en primera fila estaba la plana mayor de Sener”, cuenta una fuente que prefiere no ser identificada. “Yo cuando veo un concierto de la Legión se me ponen los pelos de punta, ¿pero no crees que deberían tocar en el Retiro y no en un club privado?”, afirma, en referencia a los últimos tres conciertos que se han celebrado en el Casino en los últimos años. Otros critican la politización del club de la mano de Orbe. “En la revista del Casino sale con un crucifijo y la bandera de España… Eso no nos representa, nosotros siempre hemos sido apolíticos”, protesta otro.

Sin embargo, Orbe Corsini no ve ningún tipo de conflicto de intereses y achaca todas estas declaraciones a una campaña de “desinformación” contra él y contra el Casino. “Las actividades con el mundo militar empiezan con Cospedal como ministra y son anteriores a mí”, se justifica Rafael Orbe Corsini en conversación con El Confidencial. “Esto forma parte de la campaña de medias verdades que lanzan algunos dentro del club para atacar a la presidencia, porque yo soy director general de empresas tecnológicas desde hace tiempo”.

Foto: De las Heras, en la azotea del Financiero Génova. (Foto: Héctor G. Barnés)

La oposición pide al presidente que renuncie y convoque elecciones, mientras que Orbe les ofrece retirar las demandas a cambio de convocar comicios. Pero desde la oposición se ríen ante su oferta: “¿Cómo vamos a retirar las demandas si una jueza ha impuesto medidas cautelares? ¿Para que vuelvan a hacer lo mismo?”. Ellos proponen incorporar su candidatura a la junta directiva para retirar la demanda civil interpuesta, pero aseguran que se niega. "Considera el Casino como algo propio y no quiere a nadie en la junta directiva que no esa de su agrado", recalcan. “En cada acto público del Casino, esta candidatura liderada por el señor Hernando ha tratado de bloquear la gobernanza de la institución”, afirma en su defensa Orbe Corsini.

En este fuego cruzado, los autores del libro de Galdós siguen sin recibir contestación del presidente del Casino. No saben cuándo podrán presentarlo y, aunque han mandado un mensaje a Orbe Corsini con varias fechas, él aún no les ha contestado y sospechan que va para largo.

La web del Casino de Madrid dice que el club se creó “cuando un grupo de jóvenes románticos y progresistas, cansados de tanta exaltación política, decidieron encontrar un lugar tranquilo donde poder reunirse en paz y armonía”. 185 años más tarde, en el Casino de Madrid no hay salón en el que no vuelen los cuchillos. Ni siquiera un lector de Galdós puede andar tranquilo.

“Cancelé la presentación del libro sobre Galdós”, se justifica por teléfono el presidente del Real Casino de Madrid, Rafael Orbe Corsini, “porque algunos casinistas estaban organizando un escrache”.

Madrid
El redactor recomienda