La Fiscalía denuncia a la conservera Rianxeira por presuntos vertidos contaminantes al mar
  1. Empresas
Ve su comportamiento doloso

La Fiscalía denuncia a la conservera Rianxeira por presuntos vertidos contaminantes al mar

El Ministerio Público remite la denuncia al Juzgado de Instrucción de Ribeira (A Coruña) tras observar "suficientes elementos indiciarios de la comisión de un ilícito penal". Investiga el vertido de aguas contaminadas a la ría de Arousa

placeholder Foto: Fábrica de Jealsa Rianxeira en Boiro (A Coruña) que da a la Ría de Arousa.
Fábrica de Jealsa Rianxeira en Boiro (A Coruña) que da a la Ría de Arousa.

Jealsa Rianxeira, una de las conserveras de mariscos y pescados más grandes del mundo, se enfrenta a la Justicia por presuntos vertidos contaminantes al mar, lo que podría constituir un delito contra el medio ambiente.

La Fiscalía de Medio Ambiente ha concluido una investigación con la remisión de una denuncia al Juzgado de Instrucción de Riberia (A Coruña). Según el escrito de diligencias penales, al que ha tenido acceso El Confidencial, el Ministerio Público considera que el "caso reúne suficientes elementos indiciarios de la comisión de un ilícito penal".

La Fiscalía General del Estado recibió a finales de 2020 la denuncia de que en Boiro, concretamente en el lugar donde se ubica la fábrica de la empresa, venían produciéndose vertidos contaminantes de forma habitual, apreciables a simple vista, desde el año 2000 a la ría de Arousa. En la descripción de los mismos, se destacan las quejas de vecinos de sustancias de aspecto blanquecino, olor, restos oleosos, habiéndose producido incluso la muerte de peces.

Los vertidos, destaca el escrito de la fiscal, presentan, según la Guardia Civil, "indudable naturaleza industrial, presentándose en forma de espumas blanquecinas, manchas amarillentas compuestas de grasas de procedencia industrial, cúmulos sólidos blanquecinos o residuos grasientos".

placeholder Foto cedida del gobierno del estado de Ceará del gobernador del Ceará, Camilo Santana (i), y el presidente del Grupo Jaelsa, Jesús Manuel Alonso (d) durante una visita a la planta de la compañía. (EFE)
Foto cedida del gobierno del estado de Ceará del gobernador del Ceará, Camilo Santana (i), y el presidente del Grupo Jaelsa, Jesús Manuel Alonso (d) durante una visita a la planta de la compañía. (EFE)

La Consellería do Mar (Xunta de Galicia), por su parte, advierte de posibles vertidos de sosa cáustica o detergentes, grandes manchas en el mar de origen desconocido e incluso la apreciación de una mancha gris aparentemente grasa de pez, con resultados de marisco muerto, alcanzando el vertido varios kilómetros. También ha llegado a constatar manchas de 2.000 metros cuadrados, bolas de grasa, etc.

De hecho, esta situación ya fue investigada por la Guardia Civil, el Seprona, su unidad de delitos contra la naturaleza o la propia Consellería Do Mar, quedando dichas averiguaciones siempre en vía administrativa. Tan solo en una ocasión se saldó en una sanción leve, que para la Fiscalía no ha resuelto el problema. La justificación para evitar que las consecuencias fueran a más y quedaran archivadas es que no se podía concluir que el origen de los vertidos procediera de la fábrica y apuntaban a la posible mala depuración de las aguas municipales.

Sin embargo, a tenor de las pruebas recabadas, el Ministerio Fiscal abrió una inspección sobre las instalaciones de la empresa Jealsa Rianxeira para la toma de muestras de sus vertidos y posterior análisis de los mismos. Para ello, se apoyó tanto en el Seprona como en el Guarda Fluvial de Aguas de Galicia y una técnica del Plan de Control de Vertidos.

El Ministerio Fiscal abrió una inspección sobre las instalaciones para la toma de muestras de sus vertidos y posterior análisis de los mismos

Fue precisamente esta técnica, describe la Fiscalía, quien apreció en la inspección practicada el pasado mes de marzo un "vertido no autorizado derivado de la mala praxis de los operarios de la conservera, vertiendo al mar por baldeo tras la limpieza de los contenedores que alojaban restos de materia orgánica". Además, el Seprona comunicó que de una de las salidas a la ría de Arousa donde desembocan los desagües de la factoría "se observa la superación del límite máximo permitido en el vertido de las aguas residuales industriales tratadas en la depuradora de la conservera en dos de los parámetros analizados, siendo estos nitrógeno amoniacal y sólidos en suspensión". "De ello, se desprende el incumplimiento de estos parámetros relativos al límite máximo de vertido", detalla la Fiscalía.

Con todo lo anterior, y pese a que Aguas de Galicia, dependiente de la Xunta, que preside Alberto Núñez Feijóo, ha archivado al menos en cuatro ocasiones expedientes incoados contra la conservera Jealsa Rianxeira, la fiscal del caso sostiene que "a la vista precisamente de esta reiteración delictiva, dada la prolongación de la acción en el tiempo en varios episodios, la existencia de múltiples denuncias, expedientes, y una sanción administrativa, no cabe si no entender el comportamiento de la mercantil doloso, o como mínimo cubierto por el dolo eventual".

"A la vista de esta reiteración delictiva, dada la prolongación de la acción en el tiempo, no cabe si no entender el comportamiento de doloso"

"La actividad desarrollada por la conservera Jealsa Rianxeira, de verificarse las afirmaciones realizadas por la asociación denunciante, constituiría una acción de vertido de aguas contaminadas sin tratamiento adecuado en el medio marino de la ría de Arousa, sin ajustarse a los límites autorizados en la Autorización Ambiental Integrada", destaca la Fiscalía, que también critica la falta de control de las autoridades: "Sin que conste efectuado un seguimiento adecuado del cumplimiento de la AAI ni el ejercicio de manera adecuada de la potestad sancionadora de la Administración".

El escrito del Ministerio Fiscal añade que "la actuación, además, por el efecto acumulativo, podría presentar la entidad suficiente para determinar una alteración sustancial de la calidad de las aguas; teniendo además la conducta que describen los denunciantes un componente subjetivo doloso a la vista de la reiteración de los vertidos y constando la existencia de una sanción previa así como la incoación de múltiples expedientes sancionadores".

Preguntadas por esta situación, fuentes oficiales de Jealsa aseguran no tener constancia de denuncia alguna por presuntos vertidos de la Fiscalía, pese a la investigación e inspección en las instalaciones de la conservera. "Somos firmes defensores de la sostenibilidad del medio y en nuestra empresa se aplican protocolos y procedimientos exhaustivos para prevenir cualquier incidente medioambiental", dicen. Esta empresa, además de la marca Rianxeira, produce las conservas Escurís, uno de los proveedores de Mercadona. La empresa fundada por Jesús Alonso, exalcalde del PP en Boiro, facturó 450 millones de euros en 2019 y obtuvo unos beneficios de más de 16 millones de euros, según consta en los últimos resultados depositados en el Registro Mercantil.

Rianxeira Guardia Civil Grasa Fiscalía General del Estado Alberto Núñez Feijóo Partido Popular (PP)
El redactor recomienda