Grimaldi cierra la compra de Trasmediterránea a Armas por 375 millones
  1. Empresas
LAS RUTAS A BALEARES

Grimaldi cierra la compra de Trasmediterránea a Armas por 375 millones

La multinacional italiana firma la adquisición de las rutas desde la Península a Baleares de la compañía canaria, en graves problemas financieros desde finales de 2019

placeholder Foto: Un buque de Trasmediterránea. (EFE)
Un buque de Trasmediterránea. (EFE)

La multinacional Grimaldi y la española Armas cerraron este miércoles el acuerdo por el que el grupo italiano adquiere gran parte de los activos de la compañía canaria, en grave situación financiera, por unos 375 millones de euros. Un acuerdo que deja en el aire el rescate de cerca de 130 millones que la empresa con sede en las islas había solicitado a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) por sus problemas de liquidez.

La firma de la transacción, por la que Grimaldi se queda con el negocio de Armas en Baleares, que antes se agrupaba en Trasmediteránea, estaba anoche pendiente de los últimos flecos legales por la separación de los activos y los pasivos vinculados a los cinco buques, las dos terminales de los puertos de Valencia y Barcelona, así como oficinas y almacenes ubicados en las islas de Mallorca, Menorca e Ibiza, que pasarán a manos de Grimaldi.

El 'term sheet', como se conoce en la terminología financiera, supone la aplicación de una quita parcial de la totalidad de la deuda

El acuerdo, que es “el primer paso de una colaboración entre ambos grupos navieros”, no ha sido fácil porque Armas lleva desde noviembre del pasado año con serias dificultades para hacer frente al pago —entró en default— de una deuda de unos 800 millones de euros. De hecho, antes de la aparición de Grimaldi, los Armas habían llegado a un pacto con los principales acreedores de la naviera española para un canje de deuda por capital. Una conversión que daba, de facto, la mayoría del capital a varios fondos oportunistas que le habían prestado dinero para sobrevivir después de que la española se atragantase con la adquisición de Trasmediterránea a Acciona por 420 millones en 2018.

Foto: Buque de Trasmediterránea, en el puerto de Mahón. (EFE)

El 'term sheet', como se conoce en la terminología financiera, supone la aplicación de una quita parcial de la totalidad de la deuda, de la que 582 millones se corresponden con dos emisiones de bonos y otros 200 millones, con préstamos bancarios tradicionales. Los fondos de inversión tenedores de los bonos, entre los que se encuentran Barings, Bain, JP Morgan y Cheyne Capital, han aceptado convertir cerca de 250 millones de la deuda en títulos de Naviera Armas, lo que supone una quita del 40%, por lo que a partir de ahora pasarán a ser accionistas relevantes. Banco Santander, que es el principal acreedor bancario, seguirá financiando la sociedad.

Como parte de este acuerdo, los nuevos dueños han inyectado ya 160 millones. De ellos, 28 millones se adelantaron en diciembre de 2020 y otros 60 millones sirven para devolver un préstamo de urgencia que pidió a los fondos HPS y Apollo el verano anterior. El resto llega en forma de liquidez para la compañía, que pagará un interés del euríbor más 250 puntos básicos, que abonará en efectivo, y otros 750 puntos básicos que supondrán más deuda (el denominado pago en especie o PIK).

Grimaldi se queda con los buques Ciudad de Palma, Ciudad de Granada, Ciudad de Mahón, Volcán del Teide y Volcán de Tijarafe

Grimaldi se queda con los buques Ciudad de Palma, Ciudad de Granada, Ciudad de Mahón, Volcán del Teide y Volcán de Tijarafe. Todos ellos son utilizados actualmente por Naviera Armas Trasmediterránea en diversas conexiones dentro de España. El acuerdo entre las partes prevé también la adquisición por parte del grupo italiano de los derechos de explotación entre la Península y Baleares para el transporte de mercancías y pasajeros. En concreto, las rutas que están dentro del acuerdo son: Barcelona-Mahón, Barcelona-Palma de Mallorca, Barcelona-Ibiza, Valencia-Mahón, Valencia-Palma de Mallorca y Valencia-Ibiza.

Por tanto, ahora se tienen que ajustar los aspectos financieros de la reestructuración de capital, así como la petición del rescate a la SEPI, que en cualquier caso empezará de cero. Armas se queda con el negocio en Canarias, especialmente el comercio mayorista, y el del paso del Estrecho, que ha perdido los dos últimos años por el covid y el bloqueo de Marruecos a España.

Naviera Armas Baleares Accionistas SEPI Ibiza Canarias
El redactor recomienda