Naviera Armas logra un acuerdo de 'standstill' con bonistas para refinanciar su deuda
  1. Empresas
TRAS EL IMPAGO EN NOVIEMBRE

Naviera Armas logra un acuerdo de 'standstill' con bonistas para refinanciar su deuda

Este pacto se ha producido durante el plazo de gracia de 30 días dado, siendo el objetivo del mismo cerrar un acuerdo de refinanciación antes de final de año

placeholder Foto: Trasmediterránea
Trasmediterránea

Naviera Armas ha conseguido un acuerdo de 'standstill' (periodo de espera en los pagos) con bonistas que representan el 72% de los bonos emitidos, que permite así un "gran avance" en el proceso de refinanciación de su deuda.

Este pacto, señala la naviera en un comunicado, se ha producido durante el plazo "de gracia" de 30 días dado desde que se anunció el inicio de estas conversaciones, siendo el objetivo del mismo cerrar un acuerdo de refinanciación, que se espera sea antes de final de año.

Mediante el 'standstill' los acreedores se obligan a no emprender acciones legales o requerir de pagos al deudor.

Asimismo, indican que ambas partes trabajan de forma conjunta para proporcionar "liquidez" y que la compañía cierre "en breve" un crédito a corto plazo con el fin de superar la crisis generada por el covid-19.

Foto: Un ferri de Naviera Armas, en una imagen de archivo. (EFE)

El acuerdo se produce después de que el pasado mes de noviembre la dueña de transmediterránea y la principal conexión marítima de Canarias y Baleares con la Península impagara su deuda teniendo un pasivo que supera los 800 millones de euros. En ese momento, la compañía anunció que no podía atender los consiguientes intereses y pidió sentarse a negociar una quita con sus acreedores.

Y es que la compañía de la familia Armas Fernández no puede hacer frente al cupón de los bonos por valor de 282 millones de euros con vencimiento en 2023, más cuando ha sufrido con fuerza los efectos del covid-19 al cortarse el tráfico de pasajeros entre la penísula y las islas, siendo la empresa el principal medio de transporte marítimo del país.

De hecho, la naviera ya consiguió una línea de financiación del Instituto de Crédito Oficial (ICO) de unos 55 millones de euros el pasado mes de mayo para hacer frente a los primeros estragos del covid-19. Después, en agosto, logró otro préstamo por parte de los fondos oportunistas HPS y Apollo, que le concedieron 75 millones a un tipo de interés de empresa de alto riesgo. Pero estos 130 millones son insuficientes para cumplir con sus obligaciones, que se dispararon después de que en 2018 comprase Transmediterránea a Acciona por 260 millones.

Naviera Armas Refinanciación Baleares Transporte
El redactor recomienda