Duro Felguera pide una prórroga para eludir el concurso ante el rescate fallido de la SEPI
  1. Empresas
AL INCUMPLIR LAS CONDICIONES

Duro Felguera pide una prórroga para eludir el concurso ante el rescate fallido de la SEPI

La compañía asturiana, que hoy celebra junta general de accionistas, no ha podido cumplir las condiciones para recibir los 80 millones adicionales comprometidos por el Estado

placeholder Foto: Sede de Duro Felguera. (EFE)
Sede de Duro Felguera. (EFE)

Duro Felguera vuelve, por enésima vez, a estar al borde del abismo. La compañía asturiana, que este miércoles ha celebrado la junta general de accionistas, no ha logrado encontrar un inversor que aporte al menos 30 millones de euros para recapitalizarla, ni lograr un acuerdo con Fortress por las reclamaciones judiciales, tal y como se comprometió cuando obtuvo el visto bueno del Consejo de Ministros para rescatarla con 120 millones. Sin esa inyección de dinero privada, quedan en suspenso la entrada del fondo de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

Según fuentes financieras, ante esta coyuntura, Duro Felguera pidió al organismo público una prórroga de tres meses para ejecutar la totalidad del rescate, cuya fecha límite vence este miércoles. Se trata de la segunda vez que el grupo de ingeniería pide más tiempo a la SEPI, ya que en marzo también le solicitó un tiempo adicional para cumplir con las condiciones pactadas para recibir la primera fase de la ayuda pública.

Finalmente, la compañía sí ha recibido el 'ok' de la SEPI y cuenta ahora hasta el 30 de septiembre como plazo para cumplir con las condiciones, según un hecho relevante remitido a última hora de la noche del martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Tras la noticia, no obstante, Duro se ha dejado un 2,85% en bolsa.

Tal y como aprobó el Gobierno a principios de marzo, el rescate del Fondo de Ayuda a la Solvencia de Empresas Estratégicas consistía en una aportación de 120 millones en forma de 70 millones en forma de préstamo participativo, la concesión de otros 20 como crédito ordinario y la inyección de 30 millones más mediante una suscripción de capital u otro préstamo participativo. La SEPI ya liberó 40 millones a principios de mayo, pero los otros 80 requerían el cumplimiento de una serie de condiciones a 30 de junio a más tardar.

Foto: Sede de Duro Felguera en Asturias (EFE)

La primera de ellas era encontrar un inversor que aportase más de 30 millones de euros adicionales. Un trabajo para el que Duro Felguera se encomendó a Alantra hace ya más de un año y que no ha dado resultado. Pese a que el banco de negocios ha contactado con empresarios como Blas Herrero (Kiss FM), los García Vallina (TSK) y la energética Capital Energy, ninguno ha llegado a depositar dinero encima de la mesa para recapitalizar la compañía, en problemas financieros desde finales de 2017, mucho antes de la irrupción del covid-19.

La segunda era que la banca le abriese de nuevo la financiación para que Duro Felguera dispusiera de avales para poder optar a contratos de obras, cuyos pliegos exigen un mínimo de solvencia para responder de los trabajos. Santander, CaixaBank, Sabadell y Liberbank ya aprobaron un principio de acuerdo o ‘term sheet’ para colaborar en el rescate siempre y cuando tanto la SEPI inyectase el dinero prometido y el inversor externo apareciese.

Una condición era un acuerdo con Fortress para traspasarle una cartera de litigios por 40 millones de euros

La tercera era alcanzar un acuerdo con el fondo buitre Fortress para traspasarle una cartera de litigios con los contratistas de proyectos en Argentina, Venezuela, Dubái y Rumanía por unos 40 millones de euros. Aunque Duro Felguera calculaba que, de continuar con los pleitos, podría recuperar hasta 230 millones a largo plazo, el anterior equipo gestor acordó ceder estos litigios al fondo oportunista para hacer caja rápida ante sus necesidades de liquidez. Pero Fortress ha alargado la negociación a sabiendas de las dificultades de la compañía asturiana, por lo que a día de hoy tampoco se ha alcanzado un acuerdo.

La junta de accionistas se ha aprobado el nombramiento como consejero delegado de Jaime Argüellles, el ejecutivo impuesto por la SEPI el pasado mes de marzo, como adelantó El Confidencial. También se han designado como miembros en representación del Estado César Hernández y Miguel Ángel Santiago, pese a que el rescate seguirá en el aire al menos por tres meses más.

Según fuentes próximas a las conversaciones, la voluntad de todas las partes es buena para llegar a un acuerdo para recibir el dinero del Estado, cuya solicitud se oficializó hace ahora un año.

Duro Felguera SEPI Fortress Junta General de Accionistas
El redactor recomienda