La banca desbloquea el rescate de Duro Felguera y nombra CEO a Jaime Argüelles
  1. Empresas
EX DIRECTOR GENERAL DE ENCE

La banca desbloquea el rescate de Duro Felguera y nombra CEO a Jaime Argüelles

El ex director general de Ence será el nuevo primer ejecutivo de la compañía asturiana, que ya ha recibido el apoyo de los acreedores al plan de rescate promovido por la SEPI

placeholder Foto: Sede de Duro Felguera. (EFE)
Sede de Duro Felguera. (EFE)

Duro Felguera ha logrado, por fin, su salvación. Después de varios años de pérdidas continuadas, una ampliación de capital desperdiciada por 125 millones y demandas y querellas contra sus antiguos directivos, la compañía asturiana ha logrado por fin que la banca acreedora acceda al último plan de rescate financiado parcialmente por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). El organismo estatal ha impuesto como nuevo consejero delegado para la etapa que ahora arranca a Jaime Argüelles, ex director general de Ence.

Argüelles, actual primer ejecutivo de una compañía papelera chilena, sustituirá a José María Orihuela, el ex de Sacyr que desde su llegada a Duro Felguera a finales de 2018 ha tenido enfrentamientos con los antiguos accionistas y con algunos miembros del equipo directivo, a los que despidió con graves acusaciones. Los acreedores habían pedido la salida de Orihuela para dar su visto bueno al último plan de salvación de la ingeniería con sede en Gijón, que finalmente han respaldado pese a que la SEPI cambió los términos del rescate.

El organismo público, tras la aprobación del Consejo de Ministros a primeros de marzo, se comprometió a otorgar un rescate de hasta 120 millones de euros a través de varios instrumentos financieros. Por una parte, la suscripción de una ampliación de capital por 30 millones de euros, más dos préstamos, uno participativo y otro ordinario, de 70 y 20 millones, respectivamente. El desembolso debía ejecutarse en dos fases.

Foto: Las oficinas de Duro Felguera en Gijón. (EFE)

Pero la SEPI cambió posteriormente el plan de ayudas, ya que decidió aportar en un principio 40 millones, mientras que los restantes 80 los prestaría siempre y cuando Duro Felguera lograse encontrar un inversor antes del 30 de junio. Ante esa variación, la banca decidió echar el freno y analizar de nuevo la situación de la compañía asturiana, que cerró 2020 en quiebra técnica, con patrimonio negativo y varias advertencias del auditor sobre su viabilidad.

Según el esquema de la SEPI, la banca debía ampliar vencimientos de la deuda de 85 millones y conceder nuevas líneas de avales con garantía del Estado. Pero el Banco Santander, el mayor acreedor, junto con Bankia, CaixaBank y Sabadell, se negó a apoyar esta nueva fórmula, que estaba muy alejada de la acordada a finales de febrero y que incluía el repago de unos 30 millones de deuda anterior.

Ante tal desencuentro, Duro Felguera solicitó una prórroga el pasado 1 de abril para poder acercar posturas, dispensa que vence este viernes. Según fuentes cercanas a las conversaciones, la banca, muy presionada por altas instancias del Gobierno, ya ha cedido y liberará las garantías necesarias para evitar que Duro Felguera entre en concurso de acreedores de forma inmediata.

La nueva hoja de ruta la tendrá que liderar Argüelles, que pasó más de ocho años en Ence, hasta finales de 2018, y otros siete en Celsa, compañía que también está a la espera del rescate por parte de la SEPI.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Duro Felguera SEPI Ence Rescate
El redactor recomienda