El BdE pide prudencia con el SMI: incide en "los colectivos más afectados por la crisis"
  1. Empresas
RECLAMA REFORMAS ESTRUCTURALES

El BdE pide prudencia con el SMI: incide en "los colectivos más afectados por la crisis"

El gobernador del Banco de España ha reclamado reformas estructurales que acompañen al uso de los fondos europeos y ha solicitado prudencia adicional con el salario mínimo

placeholder Foto: Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España. (EFE)
Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España. (EFE)

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, ha destacado este viernes la importancia de análisis como el realizado este mes por la institución sobre el salario mínimo interprofesional (SMI). El economista también ha reclamado que no se retiren de forma temprana los estímulos fiscales y monetarios, pero que se trabaje ya en un plan futuro de ajustes.

“Creo que uno de los grandes retos de este país es el análisis mediante investigación económica de las políticas públicas. Este trabajo ejemplifica bien la contribución que se puede hacer desde una institución, con un análisis técnico que necesariamente es incompleto. Nadie pretende resolver la discusión en un documento, sino contribuir al debate. Quizás el aspecto más importante es que se refiere al impacto del SMI que se produce en el primer año, pero a uno le gustaría saber qué pasa con esos trabajadores afectados varios años después”, ha resumido Hernández de Cos.

Foto: La vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz. (EFE)

El gobernador ha comentado que la decisión sobre cómo actuar respecto al SMI “corresponde al ámbito político. Se ilustra muy bien en el trabajo que hay una serie de 'trade off' como casi siempre en economía. Se generan efectos positivos y negativos”. Aun así, ha apostillado que “hay otro elemento que es la coyuntura económica, estamos aún en crisis con niveles de PIB y empleo más bajos, y en el que algunos de los colectivos potencialmente más afectados han sido particularmente afectados negativamente por esta crisis. Esto exige prudencia adicional”.

Prudencia en dividendos

Hernández de Cos ha defendido que la “restricción de los dividendos ha ayudado a aumentar la resiliencia de los bancos”, mientras que la liberalización de requisitos prudenciales, que se revertirán de manera gradual, ha ayudado a facilitar que se mantenga la financiación a la economía real durante la crisis. “Hemos publicado documentos en los que encontramos un efecto positivo en el crédito”, ha añadido. Más de un año después, “la decisión no está tomada” en torno a si continuará la recomendación. Sobre los ajustes, tanto en plantillas como en sucursales, el gobernador ha recordado la importancia de mejorar la eficiencia para, asimismo, incidir en la rentabilidad, clave para asegurar la solvencia de forma sostenible.

En cuanto a los sueldos de los banqueros, el gobernador ha recordado que “existe una capacidad en el supervisor para influir en la remuneración de los banqueros solo en el componente variable, según la legislación. Hay una motivación para el control de la remuneración porque se quiere evitar que como consecuencia del variable se generen incentivos a tomar más riesgos. Más allá de eso, el supervisor también puede limitar el variable cuando sea necesario para evitar problemas de solvencia. Los supervisores, a la vez que los dividendos, tomamos la recomendación del no pago del variable”. ¿Por qué recomendación y no exigencia? “Para establecer una limitación absoluta debemos ver problemas potenciales de solvencia, algo que tendríamos que haber hecho caso a caso y es algo que queríamos evitar en plena crisis, para no señalar problemas individuales”, ha contestado.

Foto: El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. (EFE)

El gobernador del Banco de España ha recordado que es importante “no perder las prioridades de política económica. Sería un error la retirada temprana de los estímulos monetarios y fiscales, pero también no desarrollar reformas y un plan de consolidación fiscal en los próximos trimestres. Las reformas estructurales son ahora más importantes por los daños que deja la crisis”.

Las previsiones del Banco Central Europeo (BCE) apuntan a que la recuperación del nivel de PIB previo a la crisis se alcanzará en la zona euro en el primer trimestre de 2022, aunque el nivel al que se habría llegado con la previsión de 2019 aún no se alcanzaría en 2023. La inflación, por ahora, tiene un componente “temporal”, ha explicado Hernández de Cos, llegando a representar este elemento la mitad del repunte de los precios en el cuarto trimestre del 3%.

En el caso de España, ha apuntado el economista, el PIB alcanzará el nivel precrisis en el último trimestre del año que viene. En estas estimaciones juegan un papel central los fondos europeos para la recuperación: “Las magnitudes son importantes. El impacto es de 1,5 puntos anuales. Casi 2,5 puntos en 2022 sobre la estimación de crecimiento del 5,8%. Por eso es importante que se destinen a inversiones que aumenten el crecimiento potencial y tengan multiplicadores altos”, ha añadido Hernández de Cos.

Incertidumbre

Aun así, la incertidumbre sigue siendo elevada, por ejemplo con el porcentaje de ahorro forzoso que se destinará al consumo. “Probablemente no será todo, en particular porque una parte significativa se ha acumulado por rentas altas con propensión marginal a gastar más baja. Y también podría haber efectos ricardianos, uno de los grandes daños es el de las finanzas públicas. Los agentes económicos pueden esperar incrementos de impuestos y que parte del ahorro no lo consuman y lo destinen a pagar impuestos futuros”.

Foto: (iStock)

En cuanto al crédito, después del “primer incremento interanual del crédito en muchos años, principalmente por el programa de avales del ICO, que representó el 34% de las nuevas operaciones, más recientemente se ha estabilizado. Hay un efecto base importante, también menor demanda, y un endurecimiento de las condiciones”, ha indicado el gobernador del BdE.

Sobre la polémica por los ICO tras la apertura de un expediente de la CNMC, Hernández de Cos ha señalado que los requisitos en la concesión de los créditos ICO no se legislaron y “no son supervisables por el Banco de España, que sí vigila la transparencia. El Banco de España apoyó al ICO para que el programa se desarrollara de la mejor manera posible. De nuevo en apoyo del ICO nos reunimos con las entidades e hicimos un análisis de los procedimientos internos. Estamos esperando auditorías internas pedidas. Y, en la resolución de reclamaciones, el número recibido fue en torno a 110, este año otras 10, y la mayor parte de reclamaciones no tenían que ver con conducta y las hemos trasladado al ICO porque no era competencia del Banco de España, porque la reclamación era sobre el aval. Y, por otro lado, está la CNMC, que tiene competencias y no voy a valorar su actuación”.

Pablo Hernández de Cos Banco de España SMI
El redactor recomienda