Florentino Pérez ficha a un crack financiero para cerrar una Superliga milmillonaria
  1. Empresas
INCORPORA A JOHN HANH

Florentino Pérez ficha a un crack financiero para cerrar una Superliga milmillonaria

El presidente del Real Madrid confía la estructura financiera de la nueva competición a John Hahn, el banquero de Providence, autor de grandes operaciones corporativas en España

placeholder Foto: Florentino Pérez, en el antepalco del estadio Santiago Bernabéu. (EFE)
Florentino Pérez, en el antepalco del estadio Santiago Bernabéu. (EFE)

Florentino Pérez anda con ganas de rematar dos de los grandes proyectos de su larga vida profesional. Por un lado, el presidente del Real Madrid está tratando de transformar ACS de ser una constructora con márgenes estrechos y muchos litigios internacionales en una empresa de autopistas, con una rentabilidad fija, unos dividendos asegurados y pocos efectos colaterales en su operativa. Por otro, quiere dejar a su Real Madrid en la cúspide mundial del fútbol, con un nuevo estadio y unas cuentas aseguradas para la próxima década gracias a la creación de la Superliga europea.

Esta competición, que sustituiría a la actual Champions League, estaría formada por los 16 mejores equipos de Europa, con una plaza asegurada cada año, sin clasificación previa, y en la que se jugarían partidos de alto nivel desde la primera fase. Un sistema que redundaría en unos ingresos fijos de al menos 300 millones de euros, que multiplicarían por más de tres lo que recibe el campeón de la actual competición continental. Una cantidad que, según fuentes próximas a los participantes de la Superliga, podría llegar a los 1.000 millones para el campeón.

El Real Madrid es uno de los cabecillas de esta revolución a la que se opone la UEFA, organizadora de la Champions League, y la Liga de Fútbol Profesional (LFP), dirigida por Javier Tebas, que en los próximos meses va a subastar los derechos de televisión del fútbol español. Según fuentes financieras, Florentino Pérez ha confiado la estructura financiera de la Superliga a John Hahn, el banquero estadounidense que ya ha hecho negocios muy beneficiosos y polémicos con el club blanco.

Hahn le trajo 200 millones al Real Madrid, que a cambio le cedió la comercialización de su patrimonio entre 2018 y 2021

Hahn ha sido el hombre en España de Providence, el fondo de capital riesgo estadounidense que en su día vendió ONO a Vodafone por 7.200 millones de euros y el pasado año compró MásMóvil, junto con los también 'private equities' KKR y Cinven, por 3.000 millones. Pero además, Hahn le trajo 200 millones al Real Madrid, que a cambio le cedió la comercialización de su patrimonio entre 2018 y 2021. El pasado año, el banquero, aún trabajando para Providence, extendió el acuerdo hasta 2027 en un momento muy delicado para el club, agobiado por la caída de los ingresos por el covid.

Según distintas fuentes, Hahn se ha puesto a ayudar a Florentino Pérez; pero desde Key Capital, el banco de inversión dirigido por Anas Laghari y Borja Prado, que se ha convertido en su asesor de cabecera en todas sus grandes operaciones corporativas. Key Capital lideró la compra de Abertis por 18.000 millones, ha sido el banco de referencia en la venta de Cobra por 5.000 millones, ahora va a coliderar el intento de compra de la italiana Autostrade por 10.000 millones y es quien representa al Real Madrid para la constitución y diseño financiero de la Superliga.

Según las estimaciones con las que trabajan los organizadores, esta nueva competición podría mover unos 5.000 millones al año, lo que garantizaría el futuro económico del Real Madrid. Esta inyección económica llegaría en un momento clave para las cuentas del club, con el impacto económico del covid y la remodelación del Estadio Santiago Bernabéu. El club pidió un crédito de más de 575 millones para levantar el nuevo coliseo blanco a devolver a largo plazo y solicitó préstamos ICO al Estado por más de 200 millones. Por tanto, cerca de 800 millones de euros de deuda, a lo que se suman las pérdidas esperadas de unos 100 millones para este año.

Madrid, Barça, Atleti, ManU, City, Bayern, Borussia, Juventus, Chelsea, Arsenal, Liverpool y Milan, entre los participantes


Florentino Pérez quiere enderezar con rapidez el balance del Real Madrid, dada la aversión que tiene a deber dinero, tras lo mal que lo pasó cuando intentó comprar Iberdrola. Entonces se encomendó a más de 10.000 millones de euros en préstamos, que estuvieron a punto de llevarle a la quiebra personal en 2012. El ingeniero de caminos, cual césar romano, tiene asegurada de facto la presidencia del Real Madrid, gracias a unas reglas electorales aprobadas por él mismo que complican la victoria de una candidatura alternativa. Ahora desea dejar a ACS y al club en plena forma física, para enfrentarse a los retos del siglo XXI con músculo financiero, dentro de una industria quebrada por el covid.

La mayoría de los clubes participantes de la Superliga, entre los que se encontrarían el Real Madrid, FC Barcelona, Manchester United, Bayern Munich, Juventus, Chelsea, Arsenal, PSG, Manchester City, Liverpool y Milan, además del Atlético de Madrid, el Borussia Dortmund y el Olimpique de Marsella, van a registrar este año pérdidas históricas. El dinero de esta nueva competición les vendría mejor que nunca.

Florentino Pérez anda con ganas de rematar dos de los grandes proyectos de su larga vida profesional. Por un lado, el presidente del Real Madrid está tratando de transformar ACS de ser una constructora con márgenes estrechos y muchos litigios internacionales en una empresa de autopistas, con una rentabilidad fija, unos dividendos asegurados y pocos efectos colaterales en su operativa. Por otro, quiere dejar a su Real Madrid en la cúspide mundial del fútbol, con un nuevo estadio y unas cuentas aseguradas para la próxima década gracias a la creación de la Superliga europea.

Providence Real Madrid Champions League Key Capital Borja Prado Eulate Florentino Pérez
El redactor recomienda