Las razones por las que el fondo australiano IFM quiere invertir 5.000 M en Naturgy
  1. Empresas
Muy alineados con el 'management'

Las razones por las que el fondo australiano IFM quiere invertir 5.000 M en Naturgy

La firma oceánica ha sacudido el tablero energético español después de lanzar una opa por el 23% de la cotizada, donde asegura que quiere permanecer durante décadas y apoyar la inversión

placeholder Foto: El presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés. (EFE)
El presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés. (EFE)

Para lanzar una inversión de 5.000 millones hay que tener muy claro que se le da a ese capital un destino adecuado. Más si se quiere situar al otro lado del planeta. Eso es lo que pretende hacer el fondo australiano IFM Investors, que esta misma semana ha lanzado una opa parcial para hacerse con el 22,69% de Naturgy. Una operación que pese a ser parcial es más grande que otras grandes compras recientes en España, como las de MásMóvil o BME.

Una oferta dirigida a los inversores minoritarios y a Criteria Caixa, primer accionista, después de que los fondos GIP y CVC, dueños del 20% del capital respectivamente, renunciaran a vender y se comprometieran por carta a facilitar la entrada en el consejo de administración del fondo que lidera en España Jaime Siles, candidato a tener una silla en la cúpula de la cotizada, que deberá recomponerse si triunfa la opa.

Fuentes al tanto de los planes de IFM Investors señalan a El Confidencial algunas de las razones que los ha llevado a lanzar la operación pública de adquisición. Entre las mismas, destaca como primer motivo y casi única razón para desplegar esta inversión: la presencia de Francisco Reynés como primer ejecutivo de la empresa.

Foto: BNP Paribas. (EFE)

El fondo de pensionistas australiano conoce al presidente ejecutivo de la empresa desde sus tiempos de Abertis. De hecho, el entonces CEO del gestor de autopistas se los encontró como competidores por algunas concesiones en Australia. Posteriormente, también han coincidido en otras potenciales inversiones que interesaron a ambas partes.

Su plan de gestión para Naturgy ha convencido a lFM de esta inversión. El fondo australiano hace gala de un fuerte compromiso con los principios de inversión ESG (Environmental, Social and Corporate Governance, por sus siglas en inglés). En este sentido, destacan no solo el plan de transición energética hacia renovables e hidrógeno verde de la gasista, sino que también tendrán en cuenta que se respeten todas las cuestiones laborales y de gobierno corporativo. Su confianza en Francisco Reynés los hace estar cómodos con su puesto de presidente ejecutivo, pese a que la ortodoxia de buen gobierno corporativo recomienda a las empresas cotizadas que tengan un 'chairman' o presidente no ejecutivo y un consejero delegado o CEO en el primer puesto ejecutivo.

La segunda razón, exponen las fuentes consultadas, es la presencia del Grupo Caixa en Naturgy. Para la firma es muy importante ser bien recibida en la empresa y se muestran favorables a que Criteria Caixa se mantenga en la compañía sin vender. Según destacan, IFM es un inversor de muy largo plazo, igual que la Caixa, y su objetivo es dar estabilidad al capital, en el que aseguran tienen intención de permanecer años.

Foto: Sede de Naturgy en Barcelona. (EFE)

Pero entre estos dos actores, aún pesa más la figura de Reynés. Una de las pocas cosas en las que no se han mostrado alineados la empresa y su primer accionista fue el sistema de retribución de los 25 primeros ejecutivos. El equipo gestor creó un fondo dotado con acciones de Naturgy por valor de 200 millones de euros que se liquida en 2023, al término del plan estratégico, y si supera los 23,15 euros (por encima de la opa de IFM) se reparten las plusvalías del mismo. Al pasarlo por la junta de accionistas, Criteria Caixa se abstuvo, mientras el resto de grandes accionistas votaron a favor. En aquel momento, mediados de 2019, fuentes de Caixa señalaron que era algo a lo que no estaban acostumbrados. IFM, por su parte, apoya este sistema de bonus para la cúpula. Las fuentes consultadas señalan que, cuanto más alineados estén los intereses de los ejecutivos con la acción, mejor.

Al margen de lo anterior, la firma australiana quiere apoyar el plan de inversión de Naturgy. Su estructura de fondo abierto no le obliga a tener que salirse con un plazo predeterminado. Por ello, IFM estaría en disposición de acudir a una ampliación de capital si así lo demandara la empresa para abordar una inversión voluminosa que pueda generar valor para los accionistas. Tanto en inversión como en desinversión, ven con buenos ojos el plan estratégico actual, que se anunció sería actualizado con la presentación de resultados de 2020, en febrero de 2021, pero que ante la opa todo apunta a que será aplazado.

Foto: Sede de Naturgy en Barcelona. (EFE)

Por último, el fondo IFM, asesorado en esta operación de compra por Credit Suisse, BNP Paribas y Linklaters, es partidario de dejar al Gobierno que cumpla sus plazos. El hecho de que la opa no sea de control, que parta de un país como Australia y sea 100% privada deberían ser motivos para que lograra el plácet del Ejecutivo de Pedro Sánchez. Creen que la llegada de 5.000 millones para una empresa centrada en el Plan Nacional de Energía y Clima (PNIEC) deberían ser bien recibida.

Sin embargo, algunas voces apuntan al peligro de que tres fondos de fuera de la Unión Europea posean más del 50% de una compañía que gestiona activos estratégicos como las redes de gas. Otras fuentes al tanto de la empresa cree que la intensidad mediática que ha tomado el caso y la presencia de Unidas Podemos en el Gobierno también podría generar incertidumbre sobre la aprobación que debe dar el Gobierno.

Con este panorama, por ahora se muestra reacia a subir el precio ofertado, algo que tendría que hacer si apareciera una contraopa, aunque de momento no se atisba ese escenario. Su pretensión es mantener Naturgy en bolsa y en el Ibex aunque Caixa decidiera no vender, lo que reduciría a poco más del 10% el 'free float' de la compañía.

Para lanzar una inversión de 5.000 millones hay que tener muy claro que se le da a ese capital un destino adecuado. Más si se quiere situar al otro lado del planeta. Eso es lo que pretende hacer el fondo australiano IFM Investors, que esta misma semana ha lanzado una opa parcial para hacerse con el 22,69% de Naturgy. Una operación que pese a ser parcial es más grande que otras grandes compras recientes en España, como las de MásMóvil o BME.

Naturgy Australia IFM Investor MásMóvil Accionistas Inversores Bolsas y Mercados Españoles (BME) Gobierno Corporativo Unión Europea Desinversiones Pedro Sánchez
El redactor recomienda