Iberdrola prejubila a los 58 años con el 80% del sueldo en plena controversia política
  1. Empresas
ENDESA RECORTa 1.200 PUESTOS

Iberdrola prejubila a los 58 años con el 80% del sueldo en plena controversia política

La eléctrica dirigida por Ignacio Sánchez Galán acelera la salida de unos 200 empleados por debajo de los 60 años en contra de la petición del Gobierno de no prejubilar a trabajadores tan jóvenes

placeholder Foto: Sede de Iberdrola. (Reuters)
Sede de Iberdrola. (Reuters)

Iberdrola va a cerrar 2020, el año en que ha alcanzado su máximo histórico en bolsa, quitando grasa, que es la expresión que se utiliza en las grandes corporaciones al referirse a las reducciones de plantilla. La compañía eléctrica ha citado en su centro de formación de San Agustín de Guadalix, a 40 kilómetros de Madrid, a unos 200 empleados que han aceptado acogerse a este plan de bajas voluntarias a partir de los 58 años en pleno debate político sobre las prejubilaciones.

El grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán ha convocado a los trabajadores que han elegido abandonar el grupo a cambio del 80% de su sueldo y unas compensaciones en especie, como la luz gratis hasta un límite de potencia y el 80% de la contribución al plan de pensiones. José Ángel Marra, director general de Recursos Humanos, les ha llamado una vez que la semana pasada tres de los seis sindicatos mayoritarios de Iberdrola, con siete votos a favor y seis en contra, dieran el visto bueno al convenio colectivo para el periodo 2021-2024.

Una negociación paralela, aparentemente independiente, pero que la compañía quería finiquitar para proceder posteriormente al recorte de la plantilla. El objetivo de ambas medidas era rubricarlas antes de fin de año para computar los gastos de las prejubilaciones en 2020, ejercicio para el que Iberdrola ya había dotado una cantidad que ha declinado concretar.

Foto: Reunión del Consejo de Ministros. (EFE)

Desde la multinacional energética, se explica que estas bajas son totalmente voluntarias y que "el coste es asumido por la empresa, por lo que no cuesta dinero a la Seguridad Social ni al INEM, además de tributar a Hacienda". Iberdrola pretende con estas salidas adecuar la plantilla a su demanda, captar talento sobre temas específicos y adaptados a las nuevas tecnologías.

En el convenio colectivo, el grupo advirtió a los sindicatos de que en España sobraban unas 1.400 personas, un 15% de la fuerza laboral, pero finalmente esta cifra se ha dejado abierta con un compromiso por parte de la compañía de contratar a 600 jóvenes. En todo caso, los planes de Iberdrola pasan por unas bajas incentivadas consensuadas y selectivas, que supondrán un porcentaje bajo sobre la totalidad de la plantilla. En los últimos años, la compañía ha prescindido de unos 3.000 empleados por esta vía.

La tijera de Endesa

Por su parte, Endesa ha alcanzado con todas sus fuerzas sindicales (UGT, SIE y CCOO) un acuerdo para la salida voluntaria de hasta un máximo de 1.200 empleados durante los próximos cuatro años, enmarcado dentro del proceso de transición energética y digitalización de su nuevo plan estratégico. Este acuerdo implica el registro contable de una provisión con un impacto no recurrente en el resultado consolidado estimado en unos 390 millones de euros.

Foto: El consejero delegado de Endesa, José Bogas.

El plan de salidas se dirige principalmente a las áreas de Distribución, Comercial y Staff Corporativo. En el caso de Distribución, supondrá en torno a dos tercios de la cifra, unos 800 empleados, mientras que unos 350 serán del área Comercial y otros 250, de la parte corporativa. A cierre del pasado mes de septiembre, la plantilla de Endesa ascendía a casi 9.700 empleados, una cifra similar a la de Iberdrola, por lo que este plan afectará a cerca del 12% del total.

Estas medidas de Iberdrola y Endesa se conocen mientras el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, está pronunciándose en contra de las jubilaciones anticipadas en las grandes corporaciones e incluso está haciendo campaña para retrasar la edad de retiro. Unos globos sonda contra los que las empresas más grandes del Ibex, como las dos eléctricas, Banco Santander o Banco Sabadell, han respondido con planes urgentes de bajas a partir incluso de los 50 años.

Recursos humanos Sindicatos Prejubilaciones Ignacio Sánchez Galán
El redactor recomienda