PESE AL AUMENTO DEL 12% DEL BENEFICIO

Iberdrola propone despedir al 15% de la plantilla y eliminar la luz gratis a empleados

La compañía eléctrica ha planteado a los sindicatos la necesidad de prescindir de unos 1.450 trabajadores en España, pese a haber ganado un 12% más en los seis primeros meses del año

Foto: Torre de Iberdrola, en Bilbao. (EFE)
Torre de Iberdrola, en Bilbao. (EFE)
Adelantado en

Iberdrola ganó 1.845 millones de euros entre enero y junio, un 12,2% más que en el mismo periodo del año anterior, pese a que un trimestre estuvo afectado de lleno por el covid-19. Pero la compañía augura un futuro tan oscuro que ha propuesto a los sindicatos la necesidad de disminuir la plantilla en un 15%, además de otra serie de recortes, imitando los que hizo en su momento Endesa, como restringir la luz gratis de la que disfrutaban los empleados hasta la fecha.

Aunque en la presentación de las cuentas semestrales, Iberdrola aseguró que “a medio y largo plazo, y a nivel consolidado, la actual crisis del covid-19 no debería tener un impacto relevante en las proyecciones económicas futuras”, la compañía ha puesto encima de la mesa de negociación del VIII Convenio Colectivo varias propuestas encaminadas a reducir los costes de forma significativa.

Entre otras, la salida del 15% de la fuerza laboral, eliminar la antigüedad y la garantía de empleo, aumentar la disponibilidad y la flexibilidad, la supresión de los incrementos históricos fijos de salario por variables asociadas a resultados y la reducción de la tarifa del empleado, hasta un máximo de 6.500 kilovatios al año. Medidas que han sido muy mal recibidas por los representantes de los trabajadores y que han provocado la ruptura de las negociaciones hasta la próxima semana.

Fuentes sindicales muestran su desconcierto por el doble discurso de la compañía. Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, les expuso hace dos semanas en un encuentro telemático con toda la plantilla el excelente estado de la compañía, reflejado en una subida de la cotización hasta máximos históricos, lo que la colocó como la segunda empresa del Ibex por capitalización de mercado. Les llegó a decir que Ibedrola valía más que Telefónica, Santander y BBVA juntos y, por supuesto, más que la suma de Endesa, Naturgy y Repsol, sus tres grandes competidores en España.

“Es injustificable la propuesta empresarial para una plantilla que representando el 27% del grupo a nivel mundial genera el 40% del ebitda total (10.000 millones)”, asegura uno de los sindicatos en un comunicado interno. Definen el planteamiento de Iberdrola como “inaceptable” porque deben aceptar, entre otras cosas, la eliminación del complemento por incapacidad temporal al 100%, “porque, al parecer, los índices de absentismo en Iberdrola son insoportables”.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en un acto. (EFE)
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en un acto. (EFE)

Los sindicatos, por su parte, han planteado incrementos salariales entre el 1,5 y el 3,7%, un aumento adicional ligado a resultados entre el 1,5y el 3,25 %, una reducción de las horas de trabajo hasta un 7%, una nueva paga por antigüedad, un plan de pensiones con aportación de la empresa al 100% para todos los empleados y la xtensión de la póliza sanitaria para todos los familiares de los empleados, según fuentes próximas a las conversaciones. Unas ventajas que supondrían, según cálculos de Iberdrola, un alza de los costes de más del 20% durante los cuatro años del convenio.

La reducción del 15% de la plantilla en España, que asciende a 9.587 personas, supone el despido de unos 1.450 empleados. Del total, 3.300 trabajadores superan los 51 años de edad, por lo que la compañía podría invitarles a salir del grupo mediante prejubilaciones o jubilaciones anticipadas. Una estrategia que ha sido criticada recientemente por el Gobierno de Pedro Sánchez, que quiere justo lo contrario: retrasar la edad de retiro laboral.

El sueldo medio de los directivos de Iberdrola asciende a 124.700 euros, mientras que los mandos intermedios y técnicos cualificados ganan 56.100 y el personal de apoyo, 32.800 euros. Galán percibe al año una media de 10 millones de euros y recientemente acordó pagar más de 240.000 euros a Félix Sanz Roldan, exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), por su papel de asesor del presidente.

El ejemplo de Endesa

La propuesta de reducir la electricidad gastada por los empleados es similar a la que puso encima de la mesa Endesa en las negociaciones por el V Convenio. Una medida que se tradujo en una batalla, primero social, con constantes manifestaciones, y después legal entre la eléctrica dirigida por José Bogas y los sindicatos.

Hasta el punto de que, finalmente, tuvo que solucionarse la contienda en un tribunal de arbitraje, que dio parcialmente la razón a la compañía. El acuerdo final supone una bonificación del consumo general de 6.000 KWh/año y término de potencia limitado a 5,75 KW. La rebaja en la bonificación supuso un suculento ahorro para Endesa, que tenía provisionados unos 700 millones de euros para gratificar tanto a la plantilla actual como a los trabajadores ya jubilados.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios