EN LA NEGOCIACIÓN DEL CONVENIO COLECTIVO

Iberdrola propone una rebaja del 20% del salario bruto y prejubilaciones a los 58 años

La compañía eléctrica, que ha denunciado un excedente de plantilla del 15%, quiere rebajar el coste bruto por empleado y facilitar la salida de trabajadores al borde los 60 años

Foto: Sede de Iberdrola. (Reuters)
Sede de Iberdrola. (Reuters)
Adelantado en

Las negociaciones entre Iberdrola y los sindicatos para la renovación del VIII Convenio Colectivo continúan, pero no avanzan. La compañía eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán, el directivo mejor pagado del Ibex en 2019 (10 millones de euros), ha propuesto una reducción del 20% del salario bruto consolidable (SBC) al considerar que el sueldo de la plantilla está por encima de la media del sector. Una iniciativa que ha provocado la reacción negativa de ELA, la organización próxima al Partido Nacionalista Vasco (PNV), con mucha influencia en la cúpula directiva del grupo energético.

Después del primer desencuentro, motivado por el anuncio de Iberdrola de prescindir del 15% de la plantilla de la empresa en España, unos 1.400 empleados, tal y como adelantó El Confidencial, José Ángel Marra, máximo responsable de Recursos Humanos del grupo, suavizó la posición inicial. La compañía se ha mostrado dispuesta a extender el seguro de salud a todos los trabajadores, así como un plan de pensiones. Pero, a cambio, ha planteado una rebaja del 15% para las personas que se incorporen a la empresa y la eliminación de los pluses incluidos en la nómina relativos a los turnos, retenes, horas extraordinarias o destino. La suma de estos recortes supone una disminución del 20% del salario bruto consolidable, que para Iberdrola "es muy alto respecto al de mercado".

Para los sindicatos, esta propuesta representa un nuevo ataque por parte de la compañía que no se justifica tras el anuncio de resultados de los nueve primeros meses del año. El grupo ganó un 4,7% más, hasta los 2.681 millones de euros, y confirmó la consecución de los objetivos financieros pese al impacto de la pandemia. Lo que para las organizaciones de los trabajadores debería de traducirse en una mejora de las condiciones laborales.

Para ELA, sindicato vinculado al PNV, se trata de un planteamiento y unos recortes "totalmente regresivos e injustificados", conclusión que comparten UGT y CCOO. Por el contrario, USO, dirigido por Mikel Sese, que tiene cerca de una decena de familiares trabajando en Iberdrola, guarda de momento silencio oficial y se muestra más permeable a aceptar las propuestas de la empresa, según fuentes próximas a las conversaciones. Sese es un histórico en la eléctrica, en la que lleva desde hace 30 años, 24 de los cuales ha sido liberado sindical.

Entre los representantes de los trabajadores escuece que Iberdrola les quiera aplicar severos ajustes salariales si hay fichajes con sueldos altos

Entre los representantes de los trabajadores, escuece que Iberdrola les quiera aplicar severos reajustes salariales mientras contrata a personas que fueron relevantes del mundo de la política o de la seguridad del Estado con sueldos de seis cifras. Es el caso de Félix Sanz Roldán, el que fuera director general del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), que ha sido fichado por al menos 240.000 euros como asesor directo del presidente, o el del exministro Ángel Acebes, que vuelve como consejero con más de 300.000 euros anuales. También se han incorporado recientemente al grupo las que fueran ministras del Partido Popular Isabel García Tejerina y Fátima Báñez.

Bajas voluntarias a los cincuentones

Al margen de la negociación del convenio, Iberdrola pretende también aplicar un plan de bajas incentivadas o prejubilaciones a partir de los 58 años. Fuentes cercanas a Iberdrola aseguran que "realiza prejubilaciones voluntarias, cuyo coste asume y no cuesta dinero a la Seguridad Social ni al INEM, y además tributan a Hacienda, con el fin de adecuar la plantilla y captar talento sobre temas específicos y adaptados a las nuevas tecnologías. Estos procesos se producen unos años y otros no, atendiendo a varias circunstancias, entre ellas, que la compañía quiera asumir ese año o no el coste".

Las mismas fuentes indican que, "a día de hoy, la compañía no tiene constancia de que este tipo de proceso vaya a ocurrir". Pero fuentes internas admiten que Marra quiere prescindir de hasta 500 personas que cumplan ese requisito de edad. Un límite que contrasta con la petición expresa del Gobierno de Pedro Sánchez de evitar las prejubilaciones masivas en las grandes corporaciones e incluso retrasar la edad de retiro. En todo caso, los planes de Iberdrola pasan por unas bajas incentivadas consensuadas y selectivas, que supondrán un porcentaje bajo sobre la totalidad de la plantilla.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios