Juicio de Thermomix contra Lidl: así intenta demostrar el "plagio" de Monsieur Cuisine
  1. Empresas
por "infringir" supuestamente su patente

Juicio de Thermomix contra Lidl: así intenta demostrar el "plagio" de Monsieur Cuisine

Mientras que Lidl alega que la patente del fabricante de Thermomix carece de novedad; el grupo Vorwerk se defiende con la diferenciación de su robot para funcionar y pesar al mismo tiempo

Foto: El fabricante de la Thermomix pide una indemnización a supermercados Lidl por plagiar presuntamente su robot de cocina
El fabricante de la Thermomix pide una indemnización a supermercados Lidl por plagiar presuntamente su robot de cocina

El creador del robot de cocina Thermomix, el grupo alemán Vorwerk, llevó este martes 10 de noviembre a juicio en el Juzgado Mercantil número 5 de Barcelona a la cadena de supermercados de origen alemán Lidl por vulnerar presuntamente su patente al importar y comercializar en España un electrodoméstico similar, bautizado con el nombre de Monsieur Cuisine, que se ha convertido en un éxito de ventas cada vez que la compañía recupera alguno de sus modelos en sus estantes físicos y sus tiendas 'online'. La empresa que registró la patente, que lleva por nombre 'Máquina de cocina', reclama una indemnización a la cadena al argumentar que, a su juicio, el asistente de cocina de Lidl —del que la compañía presume en cada campaña de lanzamiento por ser "el más competitivo del mercado en su categoría", tener un precio "tres veces más económico que su principal competidor y contar con más funcionalidades que el resto de opciones del mercado", tal y como señala Lidl España en una nota de prensa distribuida el pasado mes de junio para promocionar la venta del Monsieur Cuisine— infringe supuestamente los derechos de la patente registrada por la invención del producto.

Con la previsión de que se prolongue hasta este jueves, 12 de noviembre, en la sesión de este martes el juez escuchó el informe del perito de Vorwek, así como el informe pericial de Lidl, quienes han contrapuesto argumentos arcerca de si la patente de Thermomix incorporó novedades suficientes con respecto a los robots de cocina que ya existían entonces. La causa surge de la demanda que el grupo Vorwerk & Co Interholding GMBH, titular de la patente 'Máquina de cocina' que posteriormente se ha comercializado con el nombre de Thermomix, puso contra Lidl al considerar que plagiaba su robot de cocina con el producto Monsieur Cuisine Connect, de la marca Silvercrest. Por ello, reclama a Lidl una indemnización equivalente al 10% de las ventas de la máquina. Aunque esta cantidad total no está calcula, tal y como apuntan desde Europa Press, el juez se encargará de sumar la cifra en caso de condena a la cadena alemana, una vez la sentencia sea firme.

Foto: Lidl advierte del peligro de consumir un 'pack' de cervezas por el posible desprendimiento de astillas de vidrio. (iStock)

Las características de los dos robots de cocina

A diferencia de la Thermomix de Vorwek, cuyo precio supera los 1.000 euros, el robot de cocina de Lidl salió al mercado por un valor casi tres veces menor —unos 360 euros— pero con especificaciones parecidas, lo que ha hecho que se agotaran sus existencias en pocas horas cada vez que se ha puesto en venta y se ha anunciado la reposición de existencias en los supermercados. En el proceso, el grupo alemán alega que Lidl ha violado su patente y exige una indemnización de daños y perjuicios del 10% sobre el importe bruto de la cifra de ventas de los productos presuntamente infractore; mientras que Lidl niega que su robot de cocina infrinja dicha patente y pide al juzgado en otra demanda cruzada que declare la nulidad de ese invento registrado por "falta de novedad, de actividad inventiva y por adición de materia" respecto a máquinas similares comercializadas antes que esta.

Los letrados de ambas empresas interrogaron en la primera sesión del juicio a los peritos contratados por cada una de ellas. El técnico favorable a Thermomix, una máquina que, a pesar de su elevado precio, es considerada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) "la mejor del análisis" (y, por ende, la mejor opción del mercado) según su comparador de asistentes de cocina, defendió ante el juez que la novedad de esta se basa en tener diferenciadas las funciones de pesaje y de agitación: "La patente de Vorwerk protege una máquina que puede funcionar y pesar al mismo tiempo o por separado", por lo que según su visión como experto eso supone una novedad suficiente en la invención para mantener los derechos de patente. "Algo tan sencillo ahora como que se pueda pesar mientras se está cocinando, antes parecía imposible, tan imposible que no se deseaba", manifestó el representante del informe pericial de Vorwerk al defender la patente de Thermomix.

En cambio, el abogado representante de Lidl solicitó al perito de Thermomix confirmar si una máquina similar patentada en Francia "muestra un pulsador para el dispositivo de pesado y otro para el motor, con botones diferenciados", lo que el técnico del grupo alemán admitió. El informe pericial de Lidl sostiene que la tecnología que separa estas las funciones de pesar y mezclar —la diferenciación que alega el fabricante de Thermomix como novedad de la patente— "no es compleja desde un punto de vista técnico". Sobre el Monsieur Cuisine, el asistente de la marca Silvercrest que comercializa Lidl, considerada como "una compra maestra" por la OCU, desde esta misma entidad se pone en valor que es "capaz de cocinar a baja temperatura, una opción solo presente en otros modelos de alta gama" y que su vaso batidor es el de mayor capacidad de entre todos los robots de cocina analizados en el comparador de la OCU.

Lidl
El redactor recomienda