UN TRIBUNAL ALEMÁN LE RECONOCE LA PATENTE

El valenciano que ha derrotado a Lidl por copiarle su invento para hacer leche vegana

Un tribunal alemán condena al gigante de la distribución a indemnizar a Andoni Monforte, inventor de la Vegan Milker, por vulnerar su patente. Los tribunales españoles aún han de pronunciarse

Foto: Andoni Monforte, con parte de su utensilio para hacer leche vegana a partir de semillas.
Andoni Monforte, con parte de su utensilio para hacer leche vegana a partir de semillas.

El emprendedor valenciano Andoni Monforte se ha apuntado una primera y muy importante victoria en el pulso judicial que mantiene contra el gigante de la distribución Lidl por la propiedad industrial e intelectual de su utensilio para fabricar en plan doméstico leche vegana a partir de semillas. La Audiencia Provincial de Mannheim acaba de fallar que la multinacional de supermercados infringió y copió la patente de la Vegan Milker de Chufamix, la empresa de Monforte, y la ha condenado a indemnizarle económicamente por el beneficio que ha obtenido de forma irregular por la venta del producto en sus tiendas de Alemania.

El Vegan Milker, que en la cadena germana de supermercados se vende como Ernesto Veggie Drink Maker, se ha convertido en uno de los productos estrella del universo vegano por su facilidad de uso y su precio asequible, con distribución en más de 40 países. Monforte obtuvo en 2017 la patente expedida por la Oficina Europea de Patentes, además de por las Oficinas de Patentes de China, EEUU o México, de su utensilio de cocina para fabricar leches vegetales. Sin embargo, cuando comenzaba a contactar con distribuidores y a madurar la distribución de su producto, se encontró con la sorpresa de que Lidl había comenzado a comercializar un aparato muy similar, fabricado en China, con materiales de peor calidad y a menor precio. Muchos de sus posibles clientes incluso se enfadaron, pensando que había llegado a un acuerdo con Lidl a sus espaldas.

El manual de instrucciones de ambos utensilios (la Vengan Milker de Chufamix y la Veggie Drink Maker de Lidl), prácticamente idéntico.
El manual de instrucciones de ambos utensilios (la Vengan Milker de Chufamix y la Veggie Drink Maker de Lidl), prácticamente idéntico.

“Nos calcaron hasta los dibujos del manual de instrucciones. En vez de disimular poniendo soja o almendras como ejemplo de semillas que el invento puede transformar en bebidas vegetales, su departamento de 'marketing' en Alemania reprodujo las mismas chufas valencianas que nosotros teníamos. Lo más sorprendente es que a día de hoy Lidl sigue negando que se trata de un plagio de manual”, afirma.

El empresario inició una batalla judicial en España, con una causa penal por delito contra la propiedad industrial e intelectual y otra civil que tres años después sigue sin resolverse. La Oficina Española de Patentes y Marcas y la sección de falsificaciones de la Policía Nacional emitieron, a petición del juez instructor, sendos informes dictaminando que Lidl había reproducido "de forma fidedigna e irrefutable todas las características protegidas por la patente".

Dos años después, la fiscalía y el juez instructor que declararon que un juzgado valenciano era competente para instruir el caso, cambian de opinión inhibiéndose a favor de los juzgados de Cerdanyola del Vallès (Barcelona), donde Lidl tiene su sede en España, quedando el proceso estancado en un limbo que la pandemia no ha hecho más que acentuar.​

La respuesta de Lidl fue denunciarle a él en España y en Alemania. "Contrató a los bufetes de abogados más mediáticos —entre otros, el del caso Nóos— y presentó tres demandas acentuando aún más la complicada situación económica y comercial de Chufamix".

Las similitudes entre los dos utensilios de cocina, la Veggie Drink Maker y la Vegan Milker de Chufamix.
Las similitudes entre los dos utensilios de cocina, la Veggie Drink Maker y la Vegan Milker de Chufamix.

Pero el contraataque ha resultado por ahora baldío para la multinacional fundada por Dieter Schwarz, una de las mayores fortunas de Alemania. "Optaron por una estrategia de desgaste pensando que una 'startup' como la mía que facturaba 250.000 euros no podría aguantar y pediría llegar a un acuerdo. Me he gastado los ingresos que he obtenido en tres años con la Vegan Milker en pagar a los abogados alemanes".

El fallo del tribunal de tres jueces de Mannheim no es firme, pero según Monforte y su equipo legal, está bien fundamentado y tiene todos los visos de aguantar una apelación de Lidl. Si la instancia superior lo confirma, la cadena de supermercados deberá comunicar las unidades vendidas y los ingresos obtenidos por la venta del producto para fijar la indemnización. Monforte asegura que en solo dos semanas, Lidl colocó en el mercado alemán 35.000 unidades cuando sacó a la venta su Veggie Drink Maker, y cifra en medio millón las que ha podido distribuir en sus tiendas europeas.

El problema para Monforte y su empresa Chufamix es que, aunque su patente es de ámbito europeo, las reclamaciones de infracción las tiene que pelear país por país. Lidl, por ejemplo, comenzó a distribuir su copia en las 1.400 tiendas de Francia, donde no hay ningún litigio todavía. "Cada proceso de estos cuesta al menos 40.000 euros; me forzaron a contratar abogados alemanes porque creo que pensaban que allí habría cierto patriotismo judicial. Hablamos de la mayor fortuna de Alemania. Es como si aquí Amancio Ortega denunciase a una pequeña empresa tras copiarla", dice indignado el empresario.

No es la única batalla que tiene abierta contra una multinacional. Su empresa también ha conseguido sentar en el banquillo a Facebook por cerrarle sin previo aviso y de forma injustificada la página en la plataforma de Món Orxata, la empresa que vende horchata fresca por las calles valencianas, también impulsada por Monforte. El juicio está previsto para octubre.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios