Iberia pide a SEPI anular el límite salarial y del dividendo para comprar Air Europa
  1. Empresas
TRAS EL RESCATE DE 475 MILLONES

Iberia pide a SEPI anular el límite salarial y del dividendo para comprar Air Europa

Tras la salvación de la aerolínea de Globalia, la antigua compañía de bandera reclama al Estado suprimir determinadas cláusulas del rescate público para poder cerrar la adquisición

placeholder Foto: Un avión de Iberia, en un aeropuerto vacío. (EFE)
Un avión de Iberia, en un aeropuerto vacío. (EFE)

Air Europa ha conseguido evitar la quiebra inminente gracias al rescate aprobado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) por 475 millones de euros, tal y como adelantó este miércoles El Confidencial en exclusiva. Pero su futuro a seis meses vista sigue totalmente incierto, porque la aerolínea de los Hidalgo no podrá hacer frente a esta inyección de dinero público en forma de deuda si no se integra en Iberia, dada su débil generación de caja, según aseguran fuentes próximas a las negociaciones. Pero la aerolínea compradora está pidiendo a la SEPI que acomode las condiciones de las ayudas a sus propias circunstancias. De lo contrario, las cuentas de la operación le dejan de cuadrar.

Buena parte de los problemas derivan del fuerte deterioro de la situación operativa de Air Europa. Los dos créditos que ha concedido el Estado, a expensas de la aprobación final del Consejo de Ministros y de la Comisión Europea, tendrán que ser devueltos en un plazo inicial de cinco años, tarea prácticamente imposible si se tienen en cuenta los últimos resultados oficiales de la compañía. La aerolínea de Globalia Corporación vivió su mejor año en 2018, en pleno 'boom' de la aviación comercial en todo el mundo, ejercicio en el que ganó unos 50 millones y consiguió una generación de caja de 70 millones.

Foto: Avión de Air Europa estacionado en Palma de Mallorca. (EFE)

Si los próximos años fueran como 2018, Air Europa podría devolver el dinero recibido por la SEPI en 2027. Pero las expectativas del sector son bastante más pesimistas para el futuro a corto plazo, debido a los efectos de la segunda ola del covid-19, como admitió la semana pasada IAG, el grupo británico dueño de Iberia. El 'holding' aeronáutico publica sus resultados de los nueve primeros meses este viernes, pero ya adelantó que en el tercer trimestre perdió 1.300 millones, que se suman a los 3.800 millones de números rojos registrados entre enero y junio.

Si en un primer momento se confiaba en que la recuperación de los vuelos comenzase en la temporada actual de otoño-invierno, las proyecciones de la mayoría de las aerolíneas mundiales retrasan el primer repunte significativo de la actividad para la segunda parte de 2021, si en primavera se ha descubierto un medicamento o una vacuna que garantice la movilidad de las personas.

IAG ya advirtió de que sus previsiones las ha revisado a la baja debido al escenario actual derivado de la segunda ola del coronavirus

IAG ya advirtió de que sus previsiones las ha revisado a la baja debido al escenario actual derivado de la segunda ola del coronavirus. Una coyuntura que afecta de la misma forma a Air Europa, a la que, como al resto del sector, le esperan dos años complicados, en los que le será difícil ganar dinero y generar caja.

En este entorno, fuentes financieras próximas a las negociaciones reconocen que si la pandemia continúa, los Hidalgo no podrán devolver el dinero a la SEPI e incluso necesitarían un segundo rescate con dinero público en la primavera de 2021, salvo que finalmente se rubrique la compra por parte de Iberia, anunciada el 3 de noviembre de 2019. La operación está en el hangar debido a los efectos del covid-19, pero en caso de completarse, será a un precio muy inferior a los 1.000 millones de euros pactados.

La cuadratura del círculo

Iberia sigue interesado en la adquisición, pero no va a pagar esa cantidad, como ya ha advertido Luis Gallego, consejero delegado de IAG. Y tampoco quiere asumir las restricciones de los préstamos concedidos por la SEPI, que impiden el reparto de dividendos hasta la devolución de la cantidad inyectada y limitan de forma sensible los salarios de los directivos.

Foto: Un avión de Air Europa, en tierra. (EFE)

Por ello, la antigua aerolínea de bandera, en las conversaciones a tres bandas que se mantienen con el ente público y Air Europa, ha solicitado al Gobierno que le libere de estas cláusulas, que la compañía considera inasumibles. IAG está dispuesta a asumir la deuda incurrida con el Estado español, pero con condiciones más flexibles, más propias de una financiación bancaria tradicional.

José Luis Ábalos, ministro de Transportes, ha escuchado la petición de Iberia y se ha comprometido a intermediar con Economía para facilitar la fusión y que España mantenga el 'hub' de Barajas como principal centro de conexión con Latinoamérica, siempre y cuando el Estado recupere las ayudas lo antes posible. Un acuerdo a tres bandas que dejaría a los Hidalgo sin los millones prometidos y esperados por la venta de su aerolínea.

Air Europa ha conseguido evitar la quiebra inminente gracias al rescate aprobado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) por 475 millones de euros, tal y como adelantó este miércoles El Confidencial en exclusiva. Pero su futuro a seis meses vista sigue totalmente incierto, porque la aerolínea de los Hidalgo no podrá hacer frente a esta inyección de dinero público en forma de deuda si no se integra en Iberia, dada su débil generación de caja, según aseguran fuentes próximas a las negociaciones. Pero la aerolínea compradora está pidiendo a la SEPI que acomode las condiciones de las ayudas a sus propias circunstancias. De lo contrario, las cuentas de la operación le dejan de cuadrar.

Iberia Air Europa SEPI Javier Hidalgo Luis Gallego
El redactor recomienda