Problemas para lograr los retornos esperados

Cellnex ve más difícil crecer por la amenaza de KKR, Telefónica, Vodafone o EEUU

La firma alerta de que el aumento del interés por las infraestructuras de telecomunicaciones podría limitar su crecimiento o hacer que la expansión del grupo sea más costosa y dificulte sus objetivos

Foto: Antenas de Cellnex en Madrid. (Reuters)
Antenas de Cellnex en Madrid. (Reuters)
Adelantado en

Cellnex Telecom alerta a sus inversores de que su proceso de expansión cada vez es más difícil, dada la creciente competencia que está llegando al sector. En este sentido, la multinacional del Ibex 35 advierte en una reciente comunicación al mercado irlandés de que el interés cada vez mayor de otros actores por los mismos activos que pretende la compañía podría limitar su acceso a los mismos o encarecer su adquisición, lo que supone un riesgo para conseguir sus objetivos de retorno.

"El aumento de la competencia por la adquisición de activos de infraestructura o empresas en el contexto de la expansión comercial del grupo podría hacer que la adquisición de activos de alta calidad sea significativamente más costosa", advierte Cellnex, que añade que esta situación "limita la capacidad de la empresa para hacer crecer su negocio".

Para la compañía dirigida por Tobías Martínez, el actual escenario de bajos tipos de interés despierta un especial atractivo para fondos de infraestructura o capital riesgo ('private equitiy firms'), dada la naturaleza del negocio, donde los ingresos son estables, puesto que los contratos están acordados a largo plazo y las tarifas se actualizan con la inflación.

El consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez. (EFE)
El consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez. (EFE)

En su prospecto de deuda, dirigido a grandes bonistas, Cellnex explica que "algunos competidores son más grandes y pueden tener mayores recursos financieros (como KKR), mientras que otros pueden aplicar criterios de inversión con menor retorno" del que exigen a Cellnex sus accionistas.

Del mismo modo, la firma del Ibex prosigue: "También se enfrenta competencia o puede enfrentarse competencia futura de sus pares estadounidenses, como American Tower, Crown Castle, SBA Communications o Phoenix Towers". Mientras que el mercado en EEUU es ya muy maduro, en Europa se estima que solo el 25% de las torres ha sido externalizado a operadores puros de infraestructuras, con lo que aún hay mucho recorrido, asegura una fuente conocedora del sector.

Por si esto fuera poco, "algunos de los clientes de Cellnex han establecido sus propias empresas de infraestructuras, como Telxius Telecom (Telefónica+KKR+Pontegadea) o Infrastrutture Wireless Italiane (Inwit), mientras que más operadores de redes móviles europeos (como Vodafone) muestran cada vez más su disposición a establecer sus propios vehículos de infraestructura". Cellnex cita a Vodafone pero Orange también ha mostrado su intención de externalizar sus torres a un vehículo específico para este fin.

Puede enfrentar competencia futura de sus pares en EEUU: American Tower, Crown Castle, SBA Communications o Phoenix Towers

Todo lo anterior "podría conducir a la escasez en términos de activos para la venta (generando inflación en los precios de los activos), combinado con una mayor competitividad en el curso normal de los negocios del grupo, lo que limita el potencial crecimiento orgánico", añade Cellnex.

El sector, en general, está caliente. Su contribución social durante el confinamiento derivado de la pandemia del coronavirus así lo ha demostrado. En España, la propia KKR —a la que alude Cellnex—, junto con Cinven y Providence, ha lanzado una opa sobre MásMóvil por 3.000 millones de euros más otros 2.000 millones por asumir la deuda, tal y como adelantó El Confidencial el pasado 30 de mayo.

Basándose en lo anterior, Cellnex concluye que "si el grupo no puede competir eficazmente con dichos clientes y otros competidores o anticipar o responder de manera efectiva a las necesidades del cliente o al sentimiento del consumidor, podría perder clientes existentes y potenciales, lo que podría reducir los márgenes operativos y tener un efecto material adverso en los negocios, perspectivas, resultados de operaciones, condición financiera y flujos de efectivo".

Desde que salió a bolsa en 2015, Cellnex no ha parado de crecer a base de compras. Actualmente, además de en España, está presente en Francia, Italia, Reino Unido, Suiza, Holanda, Irlanda y Portugal. Su ambición es seguir creciendo. Este mismo miércoles, ha captado 915 millones en bonos a cinco y nueve años. Además, la empresa está sopesando ejecutar una nueva ampliación de capital para lograr 1.000 millones, según 'Cinco Días'. Ya en 2019, captó otros 2.500 millones por esta vía.

Riesgos por su estructura de propiedad

A este respecto, en el prospecto enviado al mercado de Irlanda, Cellnex ya advertía de los riesgos que implicaba su estructura de propiedad. Hasta hace pocas semanas, el máximo accionista era un vehículo denominado ConecT (29,9% del capital social), cuya máxima accionista era la familia italiana Benetton, que contaba con un 55% de dicho vehículo inversor a través de su patrimonial Edizione. Después de la compraventa a Abertis, dueña hasta 2018 de Cellnex, los Benetton dieron entrada en ConnecT al fondo soberano de Abu Dabi (ADIA) y al fondo soberano de Singapur (GIC).

Sin embargo, recientemente rompieron ese pacto de accionistas, pasando cada uno de los socios a disponer de acciones de Cellnex de manera directa. Esto les permite tomar decisiones con más facilidad de cara a una hipotética ampliación de capital.

En último lugar, el folleto de emisión de bonos lanzado por Cellnex en la Bolsa de Irlanda también guarda un capítulo para los riesgos fiscales asociados a la regulación de los países donde opera. A este respecto, la firma de telecomunicaciones advierte del peligro de cambios tributarios en España, como la subida del tipo mínimo del impuesto de sociedades o la mayor presión fiscal sobre los dividendos de filiales extranjeras de las empresas. Ambos planes, manifestados por el actual Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos.

De esta forma, Cellnex se une a las empresas del Ibex que han hecho advertencias en los mercados internacionales de peligros regulatorios para sus negocios por un potencial hachazo fiscal del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios