CONSIDERA QUE LA COMPAÑÍA VALE MÁS

Mayoral rechaza el precio de la opa por MásMóvil pese a la presión del consejo

Los empresarios dueños de la cadena de ropa piden una valoración mayor para vender su 8% a Cinven, KKR y Providence, al considerar que se han beneficiado del covid-19

Foto: El CEO de MásMóvil, Meinrad Spenger, en la salida a bolsa de la compañía. (EFE)
El CEO de MásMóvil, Meinrad Spenger, en la salida a bolsa de la compañía. (EFE)
Adelantado en

La oferta pública de adquisición (opa) lanzada por Cinven, KKR y Providence por MásMóvil, en coordinación con el consejero delegado, Meinrad Spenger, se ha encontrado con el primer obstáculo relevante. La familia Domínguez de Gor, dueña de la cadena de ropa Mayoral y del 8% de la operadora de telecomunicaciones, ha rechazado aceptar el precio propuesto por los tres fondos de capital riesgo, bendecido por gran parte del consejo de administración. De este modo, los empresarios malagueños, que tienen una fortuna de más de 600 millones de euros, se han enfrentado a Spenger, al considerar que el acuerdo no reconoce el valor real de las acciones.

Los Domínguez, que están en el capital de MásMóvil a través de su sociedad patrimonial Indumentaria Pueri, creen que Cinven, KKR y Providence se han aprovechado de la caída del valor de MásMóvil durante la pandemia del covid-19 —la cotización se desplomó hasta los 12 euros— para lanzar la opa. Justo la semana anterior a la irrupción del coronavirus, los títulos se intercambiaban a 20,16 euros. Con la prima del 20% ofrecida por los fondos de 'private equity', que están dispuestos a pagar 22,5 euros por acción, los inversores andaluces estiman que el precio de la oferta debería ser de al menos 24 euros. Sobre todo porque en octubre del pasado año llegaron a cotizar a 23,5 euros.

En el comunicado oficial a la Comisión Nacional del Mercado de Valores en el que se describía la opa, el consejo de administración de MásMóvil mostró "su opinión positiva sobre la oferta y el precio, ya que considera que es una oportunidad de creación de valor para los accionistas y otros 'stakeholders". Pero la compañía no pudo utilizar la expresión 'por unanimidad', habitual en los casos en los que todos están de acuerdo, por la oposición de los propietarios de Mayoral.

Hasta el momento, la opa tiene el apoyo de Onchena, controlada por la familia Ybarra Careaga; Key Wolf, dirigida por José Eulalio Poza, uno de los fundadores de la operadora, y Estriac, socio de José María Echarri, el vicepresidente y dueño del 2% de MásMóvil. La familia vasca tiene el 13,28% de las acciones, mientras que Poza detenta el 5,3%. En total, un 20,41% del capital que apoya la opa, paquete que sumado al 9,15% del capital en manos de Providence hace que la oferta tenga compromisos firmes de aceptación del 29,56%.

Para que la operación llegue a buen puerto, es necesario que el 40% del resto de los accionistas (el 70% del total) acepte vender sus títulos, ya que Cinven, KKR y Providence han puesto como condición llegar al menos al 65% del capital, con el fin posterior de excluir a la compañía de bolsa. La aportación, por tanto, de las acciones de los Domínguez es relevante, ya que facilitaría alcanzar ese porcentaje, al que seguro se agregarán los paquetes del 6,49% de BlackRock y del 3,05% de Capital Research, fondos que suelen invertir por su cuenta.

El 8% de MásMóvil que está en manos de los empresarios textiles tiene actualmente un valor de mercado de 240 millones. La familia malagueña invirtió inicialmente cerca de 60 millones y acudió a varias ampliaciones de capital realizadas por la compañía de telecomunicaciones para financiar su crecimiento. Primero, con la compra de Pepephone, por 140 millones, y después la de Yoigo, por 612 millones. Aunque son de los accionistas más antiguos del grupo, siempre han sido unos inversores exigentes con la gestión de Spenger y en varias ocasiones han puesto de manifiesto su malestar por algunas decisiones corporativas.

Una posición que reafirmaron desde que hace poco más de un año entraron a formar parte del consejo de administración con el nombramiento de Rafael Domínguez de la Maza, hijo del fundador de Mayoral. Graduado en dirección de empresas por el Instituto Internacional San Telmo y con el Owner/President Management Program (OPM) por Harvard Business School, el ejecutivo gestiona un patrimonio que supera los 600 millones y que incluye otras participaciones en empresas como CAF, Adolfo Domínguez y Unicaja, entre otras.

La familia Domínguez ha declinado hacer ningún comentario sobre esta información.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios