¿NUEVA CRISIS FINANCIERA?

Radiografía a la banca: BBVA, Sabadell y CaixaBank, los más expuestos al virus

CaixaBank es la entidad con más crédito al consumo, el primer sector expuesto. Sabadell es referente en pymes y sectores tocados, y BBVA cuenta con las hipotecas más apalancadas

Foto:
Adelantado en

El sector financiero vive el confinamiento en torno a una hoja de excel. Pasado el primer arreón de la crisis en el que las prioridades fueron mantener la operativa a distancia y poner en marcha las líneas ICO y las moratorias, la banca y sus supervisores han entrado en fase de evaluación de daños. Este trabajo tiene todavía más preguntas que respuestas, a la espera de cómo sea la desescalada, la intensidad de la recuperación y si hay rebrote en otoño. Pero hay cierto consenso en que algunas entidades van a tener difícil llegar bien a puerto en caso de que la tempestad sea extrema.

Lo han dicho el BCE, la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) y cada vez más consultoras, agencias de 'rating' y bancos de inversión. Las autoridades internacionales no entran en nombres de entidades ni países, pero insisten en que las entidades que ya eran débiles antes de la crisis lo van a tener difícil. En el caso español, un informe distribuido este martes por Alvarez & Marsal prevé una caída de los ingresos del 21% en dos años, que la morosidad se dispare al 11,3% y que tres de las doce principales entidades vean caer su capital por debajo del 9%. Mientras, recientes informes de Alantra y Axesor, entre otros, apuntan a bancos como Sabadell, Bankia, BBVA, Liberbank y Unicaja como algunos de los que afrontan desafíos en bolsa.

Lejos de análisis externos, los supervisores han puesto en marcha su propio test interno, que tendrán listo en las próximas semanas, como publicó este medio. Hay varias partidas en las que se están fijando especialmente: crédito al consumo, los primeros en dejar de ser pagados en situación de crisis como la actual; exposiciones a pymes, autónomos, empresas de turismo, transporte y ocio, que podrían protagonizar la segunda oleada de impagos; y las hipotecas más arriesgadas. Tres frentes en los que los bancos españoles más expuestos son CaixaBank, Sabadell y BBVA, respectivamente.

Consumo

Los créditos al consumo son el primer flanco a tener en cuanto de las entidades financieras. Son lo primero que dejan de pagar las familias que se ven con el agua al cuello. Por ello, el Banco de España lleva años alertando de que las entidades frenen en este segmento, con relativo éxito. La concesión se desaceleró, pero no al ritmo esperado. "La experiencia histórica muestra que, ante caídas de renta de los hogares, la morosidad de los créditos al consumo tiende a aumentar con cierta rapidez. Este es un tipo de préstamos que, además, ha venido creciendo a tasas muy elevadas en los últimos años", advirtió Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, la semana pasada en el Congreso.

CaixaBank es la entidad que tiene una mayor exposición a este segmento, según datos recopilados de Alantra, con un 12% de sus créditos, incluyendo tarjetas, consumo puro (coches, electrodomésticos...) y préstamos a particulares para otro fines, un cajón de sastre que engloba a los preconcedidos y personales, que no siempre se usa para compras. La entidad catalana también lidera este 'ranking' contando solo los créditos directamente destinados al consumo. Le siguen de cerca Bankinter, con un 10%, Unicaja y Bankia, con un 9%, y Santander y BBVA, con un 8%. A pesar de esta clasificación, CaixaBank figura en los análisis de expertos como mejor preparada por generación de resultados, solvencia y calidad de balance. Además, a los supervisores no les preocupa tanto el porcentaje de consumo en balance, como cuánto de éste sea 'subprime': concedido con menores controles o con menor conocimiento del cliente. Según Alantra, BBVA es el que mayor tasa de crecimiento ha registrado en los dos últimos años:

"CaixaBank es el más expuesto, con un 12% de créditos en esta categoría. En el lado positivo, CaixaBank no ha crecido agresivamente en los últimos años. En lo negativo, tiene un componente alto (25%) de financiación en punto de venta", pero, añade Alantra, BBVA creció a ritmos del 40% en los últimos dos años.

Sectores más golpeados

Junto al consumo, otro de los focos es el turismo. Las restricciones para frenar la expansión del coronavirus provocaron un daño a la actividad económicas sin precedentes en la historia reciente, y pusieron en jaque los créditos concedidos por la banca a muchas compañías. De hecho, las entidades han usado los avales públicos para dar financiación, principalmente, a sus clientes. Es decir, a las empresas con préstamos que ya figuraban en su activo.

La exposición a los sectores a priori más sensibles, explica el Banco de España en su último informe de estabilidad financiera, se situaron en torno al 20% sobre el crédito bancario y sobre el activo total en diciembre. El supervisor mete en este grupo a empresas globales, afectadas por la paralización de las cadenas de suministro y el comercio internacional, la hostelería, el transporte, el comercio minorista y el resto de servicios.

Exposición de la banca a los sectores más golpeados por la crisis. (Fuente: BdE)
Exposición de la banca a los sectores más golpeados por la crisis. (Fuente: BdE)

Todos estos segmentos se han visto dañados de forma coyuntural, y no están claras las implicaciones estructurales. Pero está claro que el turismo, pese a que el Gobierno busca su reactivación, vivirá una campaña más pobre que en años anteriores, y lo mismo ocurrirá con el transporte o las actividades de ocio. Los analistas están poniendo énfasis a la exposición a estos segmentos.

Los nombres propios en los que hay más peso de estas industrias se repiten respecto al consumo, con Banco Sabadell, CaixaBank o BBVA. En una comparativa homogénea y conservadora, sumando hostelería, transporte y almacenamiento y actividades artísticas, recreativas, y de entretenimiento, la exposición supera holgadamente los 100.000 millones en el conjunto de los bancos significativos para el BCE que ya han publicado los informes de relevancia prudencial (falta Abanca).

Hay que tener en cuenta que la exposición es mayor incluso a la que figura en el gráfico por varias razones. La primera es que los datos corresponden a la concentración por sectores excluyendo el riesgo de contraparte. Es decir, se contabilizan principalmente los préstamos, pero no otras variables que también implican exposición como instrumentos avales, derivados, operaciones con pacto de recompra y reventa, operaciones de préstamo de valores o de materias primas y operaciones con liquidación diferida. Asimismo, el denominador incluye principalmente la inversión crediticia, pero también la cartera de renta fija, por ejemplo.

El uso de estas cifras se justifica en minimizar el riesgo de que no sean homogéneas entre el numerador (créditos a sectores más golpeados) y el denominador (activo total). Por otro lado, el BdE señala entre las empresas más afectadas a las globales, que pueden ser de distintas industrias y cuyos agregados de préstamos no están desglosados en los informes de la banca, y el comercio minorista. Los bancos publican los datos de exposición al comercio minorista y al mayorista en agregado, aunque se da la paradoja que el primero está entre los más afectados, y el segundo entre los que menos.

La agencia de ‘rating’ Moody’s prevé que la tasa de impagos (‘default’, aunque las moratorias reducen la morosidad) se dispare en Europa hasta el 16,8% este año en las empresas del comercio minorista, mientras que en comercio mayorista se quedaría en el 1,4%. Las ratios más altas que prevé la calificadora crediticia están también en hostelería y ocio (18%) o en transporte (10%).

Teniendo en cuenta estos matices, la exposición más elevada en términos absolutos a hostelería, transporte y ocio es la de BBVA, con 33.365 millones, un 4,5% de la cartera. En términos relativos está por encima Banco Sabadell, con casi un 5%. CaixaBank, Bankinter, Cajamar y Bankia también superan el 4%. Banco Santander es el menos expuesto, con un 1,7%, mientras que varios bancos con fuerte foco en regiones fuera de las principales ciudades españolas también están por debajo del 3%, como Unicaja, Liberbank, Kutxabank o Ibercaja.

Los bancos, por lo tanto, también se juegan mucho en la reapertura de las fronteras y la reactivación del turismo. Solo en el caso de la hostelería, los créditos a 31 de diciembre de 2019 rozan los 40.000 millones. Más de un tercio corresponde a BBVA, seguido de Santander, CaixaBank y Sabadell. Los dos bancos catalanes, con sedes sociales en Valencia y Alicante respectivamente, son los que tienen más exposición en términos relativos al turismo junto con el grupo presidido por Carlos Torres.

Más riesgo en pymes

Peso de las pymes en el crédito. (Fuente: DBRS)
Peso de las pymes en el crédito. (Fuente: DBRS)

Otro consenso que hay en esta crisis es que golpea en mayor medida a las pequeñas que a las grandes empresas por su mayor vulnerabilidad financiera. “Se espera que los bancos con una exposición relativamente alta a las pymes sean más vulnerables al deterioro dado que este es un sector que probablemente se verá gravemente afectado”, explica la agencia de ‘rating’ DBRS.

En un informe, la agencia estima que Cajamar es la entidad en la que más pesa el crédito a las pequeñas y medianas empresas. También destacan Bankinter y Sabadell, con porcentajes superiores al 15% de la inversión crediticia, mientras que Abanca y Banco Santander superan el 10%. En el lado opuesto están, con la menor exposición, Kutxabank y BBVA.

Los avales públicos desplegados por el Gobierno a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO) alivian el daño sobre las pymes. El colectivo de estas empresas y los autónomos ha recibido 454.258 operaciones con una financiación total de 39.700 millones, en la que el Estado se juega con garantías 31.707 millones, según datos publicados por el Ministerio de Asuntos Económicos hasta el 24 de mayo. Las empresas de turismo, ocio y cultura acaparan el 17% de la financiación con avales concedida durante el estado de alarma.

¿Hipotecas 'subprime'?

Los inversores también se están fijando en las carteras hipotecarias. Son el último elemento de defensa de las entidades. Se juegan con ellas medio billón en créditos. Son lo último que dejan de pagar las familias, más con las moratorias que han puesto en marcha los bancos. Pero todos dan por hecho un cierto impacto en estos créditos, sobre todo si la crisis se alarga y su salida es más cercana a la 'L' que a la 'V' o al símbolo de Nike.

Dentro de este contexto, una de las variables en las que más se están fijando los analistas es en el 'loan to value' (LTV, porcentaje del valor del inmueble que representa la deuda). Las estadísticas indican que cuanto mayor sea más probabilidades hay de impago. Las cifras apuntan a BBVA y Sabadell como las que mayor exposición tienen a hipotecas con LTV de más de 80%.

"BBVA y Sabadell tienen el mayor peso (más del 25%) en hipotecas minoristas con LTV de más del 80%, y la historia ha demostrado que estos créditos son los que más opciones tienen de convertirse en morosos. Sabadell ha crecido relativamente rápido en hipotecas a particulares en los últimos años", apuntan desde Alantra. Proporcionalmente, este tipo de créditos pesan más en el balance de BBVA España.

Estas cifras de potenciales exposiciones al covid marcarán el potencial golpe que soporten las entidades. Aun así, hay entidades con más capacidad para aguantar impactos que otras. Este margen lo marca el beneficio antes de provisiones (margen neto), la ratio de solvencia y la ratio de morosidad. Cuanto más sólidas sean estas partidas, más preparadas están las entidades para la crisis. Gran parte de esta fortaleza o debilidad se pondrá sobre la mesa el próximo 8 de junio, con el ejercicio de transparencia de la EBA. A diferencia de la anterior crisis, los bancos se están viendo obligados a hacer un 'striptease' integral desde el primer minuto.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios