SUPERA LOS 5.000 MILLONES

Alarma en el crédito al consumo: la morosidad alcanza máximos de cinco años

Los créditos impagados ligados al consumo de los bancos españoles se han disparado en un 25% en el último año, lo que explica la preocupación que muestra el Banco de España

Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

Señales de alarma en la financiación al consumo. Los créditos morosos concedidos por los bancos alcanzaron en junio su nivel más alto de los últimos cinco años, 5.029 millones de euros. Y lo hicieron tras un repunte en el último año del 25%. Así se explica la preocupación del Banco de España, cuyos responsables han mostrado su preocupación en los últimos meses.

"La morosidad está aumentando a tasas de dos dígitos y acelerándose, lo que pone de manifiesto una cierta fragilidad de la demanda de crédito en un contexto macrofinanciero muy benigno", exponía el regulador en su último informe de estabilidad financiera.

Fuentes del sector explican que el repunte de la morosidad se está dando principalmente entre las entidades que dan financiación en puntos de venta —centros comerciales— y no tanto en tarjetas de crédito o en los préstamos preconcedidos de los bancos tradicionales. Además, también se está dando más en rentas bajas, algo que subrayó el regulador en su último informe.

El nivel actual de créditos dudosos de consumo solo fue superado en 2014 y entre 2008 y 2011, según los datos históricos del Banco de España.

Junto a los créditos morosos, también está repuntando el volumen total de crédito al consumo, actualmente en máximos de la última década: 94.946 millones de euros. De forma que la tasa de impagos se sitúa en el 5,3%, máximo desde 2016. En lo peor de la crisis, llegó a alcanzar cerca del 10%.

La preocupación en el Banco de España por esta tendencia es elevada, aunque relativa, ya que el crecimiento en la nueva financiación al consumo se ha ralentizado en 2019. Así, las entidades españolas prestaron 20.900 millones entre enero y junio, un 5% más que un año antes. En ejercicios anteriores, se ha crecido a ritmos de entre el 15% y el 20%.

"El Banco de España continuará siguiendo de cerca estos desarrollos que, de momento, no suponen un riesgo para la estabilidad del conjunto del sistema financiero español ni reclaman la adopción de medidas macroprudenciales, aunque sí requieren un aumento de la vigilancia en las condiciones de concesión de operaciones crediticias y el seguimiento a las entidades más dinámicas en este segmento", exponía el regulador antes de verano.

Recalentamiento

Esta situación hace que los bancos asuman desde hace meses que el Banco de España fijará algún tipo de colchón anticíclico por el crédito al consumo. Aunque no deja de ser un segmento pequeño para toda la banca, el regulador no quiere sustos y da mucha importancia a estos datos, ya que pueden ser un indicador adelantado de la desaceleración económica.

Desde los primeros avisos del regulador, las grandes entidades españolas están intentando controlar su política de riesgos y han acelerado la venta de carteras de morosos de este segmento.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios